En la última semana un tema controversial ha sido el futuro de las afores en México, después de las declaraciones hechas por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, hubo quien sugirió que se pretendía eliminarlas. En sus últimas conferencias, confirmó que no pretende eliminarlas, sino que es necesario reestructurarlas y hacer cambios inmediatos antes de que la carga sea insostenible para el Estado.

Antes de analizar el problema actual de las afores, es conveniente definirlas y comprender su operación e importancia para los trabajadores mexicanos. Una Afore es una Administradora de Fondos para el Retiro, siendo ésta una entidad financiera que se dedica a administrar e invertir el dinero que deposites en tu cuenta individual. Las Afores deben contar con la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y están sujetas a la regulación de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Las Afores fueron creadas hace 4 sexenios, a partir de la publicación de la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), en 1997. Antes de esa fecha el gobierno te pensionaba con el 100% de tu salario cuando llegabas a tu retiro. Sin embargo, con el crecimiento poblacional era insostenible esa situación. image

- Publicidad - HP1

Pero, ¿cómo funciona el Afore?, pues bien, del salario que recibes como trabajador se te descuenta un porcentaje para el ahorro. Además, el patrón y el gobierno aportan una parte y en total se ahorra obligatoriamente un 6.5% del salario, este dinero se coloca en una cuenta de Afore que, a su vez, tiene otras subcuentas como vejez, ahorro voluntario y vivienda.

Según el reporte “Pensions at a Glance 2017”, realizado por la OCDE. en México, una persona que cotizó por más de 30 años solo obtendrá como pensión un aproximado del 26% de su último ingreso, si solo realiza aportaciones obligatorias a su Afore, es decir, si en los últimos años de tu vida laboral ganas 10 mil pesos, solo recibirás 2 mil 600 pesos al mes. Aún si ganas 20 mil pesos en tu último trabajo, el porcentaje de tu pensión será muy bajo, de $5,200 al mes. Teniendo aquí, dos problemas: no sólo que 5,200 pesos son insuficientes para vivir, sino que es altamente complicado para la mayoría de los mexicanos tener un ingreso mensual superior a 20 mil pesos.

En nuestro país, sólo 1 de cada 10 mexicanos ahorra para el retiro y solo 14% lo hace en una cuenta de Afore, por ende, mas que preocuparnos de si las afores desaparecerán hay que tomar acciones para incrementar las aportaciones voluntarias, además, el gobierno debe buscar mecanismos de inversión del dinero de las afores en instrumentos mas redituables. Oficialmente, la propuesta actual del presidente no es desaparecer la afore, sino mejorar los mecanismos de ahorro y contar con un organismo regulador más eficiente que el SAR.

En definitiva, la falta de seguridad social: seguros de desempleo, incapacidad y pensiones, son temas graves y que deben ponerse en la agenda política lo más inmediato posible, no sólo por el costo para el erario público, sino por los conflictos sociales de una población que envejece sin un ingreso suficiente para subsistir. Sin embargo, será prioritario no sólo esperar que le gobierno solucione el problema de las pensiones y jubilaciones, o que regule las afores, sino que, como ciudadanos, debemos ser previsores y fomentar una mayor cultura del ahorro.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.