La proyección educativa de José Vasconcelos: el maestro de América

El proyecto educativo de Vasconcelos no fue un suceso que se dio de manera espontánea, fue un proceso que se fue construyendo a partir del por qué se hizo la Revolución y las consecuencias que la lucha armada dejó en la sociedad, en el gobierno y las instituciones.

El ambiente posrevolucionario no solo trataba de hacer un cambio en el gobierno, para los intelectuales significó hacer un cambio en el pensamiento, el cual ya se venía discutiendo en el Ateneo de la Juventud.

La propuesta de Vasconcelos consistió en crear algo nuevo a partir de las ruinas del viejo régimen donde todos tuvieran cabida. La propuesta para el nuevo proyecto de Nación, fue una cultura propia de México y otra Educación que fuera diferente.

- Publicidad - HP1

Vasconcelos se formó en la última etapa del gobierno de Porfirio Díaz y al nacer en el seno de una familia acomodada, tuvo los medios para formarse en una de las mejores instituciones educativas de ese momento, que fue la Escuela Nacional Preparatoria en la Ciudad de México.

Se recibió como abogado y se ganaba la vida litigando sobre asuntos y firmas de comercios y aduanas entre México y Estados Unidos. Un buen negocio por las facilidades del régimen.

Comenzado el proceso de la Revolución, Vasconcelos partió al exilio en España, donde maduró ideas a partir de la correspondencia con su amigo Manuel Gómez Morín, creador del Banco de México, sobre la situación del país. Para principios de 1920 regresa a México y encuentra con una nación con su pueblo lastimado y sin saber que quieren y a dónde quiere llegar.

Las instituciones que le formaron ya no existían por lo tanto para él y sus contemporáneos, su pasado y su alma mater les mostraron la crudeza de México: ruinas adornadas en sangre y fuego, que muy seguramente provocaron en él dolor y nostalgia.

Es posible que a partir de ese análisis, surgiera en él la idea de la redención nacional, convenciéndose en que, para que la Revolución fuera efectiva, tenía que hacerse un cambio profundo. Lo cual puso de manifiesto en su discurso cuando tomó la rectoría de la Universidad Nacional

“La pobreza y la ignorancia son nuestros peores enemigos, y a nosotros nos toca resolver el problema de la ignorancia. Yo soy en estos instantes, más que un nuevo Rector que sucede a los anteriores, un delegado de la Revolución que no viene a buscar refugio para mediar en el ambiente tranquilo de las aulas, sino a invitaros a que salgáis con él a la lucha, a que compartáis con nosotros las responsabilidades y los esfuerzos. En estos momentos yo no vengo a trabajar por la Universidad, sino a pedir a la Universidad que trabaja por el pueblo. El pueblo ha estado sosteniendo a la Universidad y ahora ha menester de ella, y por mi conducto llega a pedirle consejo.”

Resultado de imagen para vasconcelos rector de la universidad

Una vez siendo rector, puso manos a la obra con el ambicioso y singular proyecto educativo, que en su voz, proyecto lo siguiente:

“Lo hacemos saber a todo el mundo: la Universidad de México va a estudiar un proyecto de ley para la educación intensa, rápida, efectiva de todos los hijos de México. Que todo aquel que tenga una idea nos la participe; que todo el que tenga su grano de arena lo aporte. Nuestras aulas están abiertas como nuestros espíritus, y queremos que el proyecto de ley que de aquí salga sea una representación genuina y completa del sentir nacional; un verdadero resumen de los métodos y planes que es necesario poner en obra para levantar la estructura de una nación poderosa y moderna.”

http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/7910/images/79garciadiego2.jpg

Marduk Silva
Marduk Silva

Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Profesor en Preparatoria Lobos de la Universidad de Durango Campus Juárez y en la Escuela Preparatoria Luis Urias.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.