GALIMATÍAS | La educación universitaria después de la pandemia

La actual pandemia nos ha traído un cambio social. Ha cambiado nuestras vidas y cabe hacernos una pregunta ¿Qué pasará después de la pandemia? Una de las respuestas más lógicas es que poco a poco estaremos recuperando el ritmo de vida, pero no será algo muy próximo, por ejemplo, algunas actividades tardarán meses y quizá años para recuperarse.

En ese sentido, es importante prepararse para una recesión económica, la recuperación de fuentes de trabajos será lenta, los escenarios no son alentadores en los aspectos económicos. Hay que prepararse para una inflación, el costo de la vida aumentará y eso no lo para nadie. La industria automotriz ha tenido ya un paro de labores de casi un 98%, la venta de autos va estar muy por debajo de los peores momentos en los últimos diez años a nivel nacional.

En el aspecto educativo habrá una alta deserción en todos los niveles, la causa principal será lo económico. El aprovechamiento escolar debió bajar, la sociedad no estaba preparada para un cambio en la modalidad a distancia y menos para la virtualidad que tiene costos extraordinarios (contratación del servicio de internet, compra – renta de equipos de cómputo, el servicio de telefonía indispensable para la comunicación, electricidad entre otros insumos), los estudiantes abrumados por tareas en todos los niveles, los docentes no acostumbrados a una modalidad no convencional.

- Publicidad - HP1

En este aspecto, la Universidad Autónoma de Chihuahua ha dado un paso adelante, se anticipó a estas condiciones, ya que la mayoría de los docentes han tenido experiencias con la modalidad virtual. El apoyo con plataformas de enseñanza aprendizaje y de tecnología ha facilitado el tránsito en estas semanas que no han podido incorporarse a la modalidad presencial. Faltan puntos que atender, pero se hizo el esfuerzo sobrehumano para no perder el ciclo escolar y se ha logrado hasta el momento.

El nuevo modelo educativo de la UACH ha incorporado competencias como el uso de las tecnologías, el desarrollo sostenible como central en su compromiso con la humanidad y establecidos por la Organización de las Naciones Unidas. El modelo se adelantó, ya que establecía como una dinámica de cambio acercar a los estudiantes a la problemática social, sacarlos de las aulas y llevarlos a la solución de problemas de la gente. El reto es grande en todos los campos del conocimiento, sin embargo, no es imposible de llevarlo a cabo. Hoy en día, las grandes empresas han establecido el trabajo en casa, en modalidad no convencional, la universidad lo hizo tangible.

Para quienes hoy se han quedado desplazados por la nueva generación de seres humanos que dominan el mundo de los números, de las computadoras, donde la publicidad cada vez es menos impresa y está mudando a lo electrónico, les puedo decir que las grandes transformaciones han surgido en momentos de grandes crisis. Así es el momento actual, tenemos que avanzar con grandes pasos para recuperarnos después de la pandemia.

Hace un poco más de dos semanas, el Consejo Técnico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UACH aprobó el nuevo plan de estudios y con ello se tienen nuevas oportunidades para cambiar el sentido de la educación en la frontera. Cabe recordar que el Consejo Universitario aprobó precisamente en Ciudad Juárez durante una de sus sesiones históricas en el mes de noviembre del año pasado el Nuevo Modelo Educativo (NME) que permitirá estudiar una carrera en su primer año en alguna sede alterna.

Si un estudiante desea ingresar a una carrera que se ofrece en Chihuahua, puede cursar en Ciudad Juárez su primer año, posteriormente, al aprobar todas las materias del primer ciclo (dos semestres) deberá aprobar los conocimientos y competencias necesarias para ingresar a la carrera elegida. Se cambia el paradigma de la educación superior, por supuesto, el alumno podrá desde el primer semestre seleccionar la carrera de su preferencia, pero podrá cambiar de programa educativo al termino del primer año.

En conclusión, la sociedad debe seguir preparándose para después de la pandemia. La educación superior es una oportunidad de oro para quienes desean continuar su vida universitaria y aún hay tiempo para que puedan cumplir sus sueños los padres de familia que desean darles una carrera a sus hijos, una inversión a largo plazo pero que siempre rinde grandes satisfacciones. Ahora les pregunto ¿Ustedes están preparados para después de la pandemia?

Eduardo Borunda 2
Eduardo Borunda

Doctor en Ciencias Sociales por El Colegio de la Frontera Norte. Máster en Administración y Licenciatura en Administración Pública y Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Ha sido Consejero Presidente de la Asamblea Municipal Juárez del Instituto Estatal Electoral, Consejero Electoral para el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Instituto Estatal Electoral (IEE).

Actualmente Profesor de Tiempo Completo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UACH, institución de la que fue director del 2005 al 2010.

Ha publicado los libros “Ciudadanía, modernización y derechos políticos”,  y compartió la autoría de “La estrategia Obama: la construcción de una marca exitosa en la política electoral y el gobierno” y “La Videopolítica: nuevos desafíos para la democracia”.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse