Movil - LB1 -
    Publicidad - LB1 -
    abril 15, 2024 | 9:00

    “Justicia por propia mano”

    Publicado el

    Publicidad - LB2 -

    “La justicia por mano propia es una conducta violenta al margen de la ley, ejercida por una o varias personas, con la finalidad de ajusticiar al presunto autor, o autores, de un delito criminal como el secuestro, delitos sexuales de alto impacto, extorsión, asesinatos.”

     La justicia por propia mano es una anomalía institucional que implica desconocer y reemplazar las instancias legales creadas para resolver los conflictos. Está prohibida por la Constitución y el Código Penal, que establecen el debido proceso y la presunción de inocencia como garantías fundamentales, pero eso no implica, la prohibición constitucional y legal, que en algún momento las personas apliquen la justicia por sus propias manos, “ius puniendi” (derecho de castigar) aunque solo sea facultad del estado y no de las personas.

    Pero, ¿cuáles pudieran ser las causas de la toma de justicia por propia mano? Entre muchas otras podemos enunciar las más sobresalientes como a) Deficiencias graves en el sistema de aplicación de la justicia, b) Fracaso del estado por impartir justicia expedita y justa, c) La impunidad promovida desde el poder judicial, d) La burla de los delincuentes a la sociedad gozando de impunidad, e) el altísimo impacto del delito en la sociedad, f) El hartazgo y el rechazo social a las autoridades que imparten justicia, la desconfianza.

    - Publicidad - HP1

    ¿Quiénes imparten justicia en México?

    La carta magna mexicana ha atravesado varias reformas y modificaciones, pero se mantiene la negativa al ejercicio de la justicia por propia mano y el reclamo violento de los derechos, aún que fueran considerados como vulnerados por los ciudadanos, la ley no permite la aplicación de la justicia por propia mano.

    Es por ello, el Estado mexicano garantiza la procuración de la Justicia a través de la Fiscalía General de la República (Ministerio Público), las Fiscalías de los Estados y los órganos auxiliares como las fiscalías especializadas y los cuerpos policiales.

    La impartición de Justicia en México corresponde únicamente a las instituciones que ejercen el Poder Judicial de la Federación y al Poder Judicial de los Estados.

    La prevención de los delitos corresponde a las POLICIAS a través de la inteligencia policiaca, la vigilancia y el combate y sometimiento de los criminales.

    Pero existe algo que no está en manos de nadie para poder lograr actuar en forma preventiva y es precisamente la maldad perniciosa en algunos de los integrantes de la sociedad, la enfermedad mental y criminal de ciudadanos que mientras no cometan un crimen o un delito las autoridades no conocen del alcance de la maldad de cada ciudadano que habita en la comunidad, la otra manera de que estos criminales actúen es saberse con impunidad. la complicidad y saber del mercantilismo de las autoridades para impartir justicia y prevención de los delitos.

     Policías, fiscales, ministerios públicos y jueces son los directamente promoventes del hartazgo de los ciudadanos ante sus actuaciones en crímenes de alto impacto que medran en la confianza que la ciudadanía le debe tener a esas autoridades y que, precisamente del hartazgo y desconfianza, se detona por los ciudadanos la “justicia por propia mano”.

    México tiene división de poderes que son el PODER EJECUTIVO, EL PODER LEGISLATIVO Y EL PODER JUDICIAL y los delitos se clasifican en DELITOS DEL FUERO COMÚN y  DELITOS DEL FUERO FEDERAL.

    Los responsables de hechos como el de Taxco Guerrero se ubican perfectamente bien porque son, con sus acciones y actitudes, los que  provocan el hartazgo en la sociedad, y son el PODER JUDICIAL que atiende a delitos del FUERO COMUN.

    Cuando suceden hechos de altísimo impacto que ofenden a la sociedad y que además se manipulan los hechos para beneficiar a los involucrados dándoles impunidad y, además, las autoridades convirtiéndose en cómplices por sus actuaciones y decisiones, son los hechos de actuación de las autoridades encargadas de impartir justicia que se van acumulando hasta que se explota en violencia ciudadana sobre un crimen que tienen en el momento.

    El morral del hartazgo no se llena ni en un año ni en cinco años, son agravios que van llenándolo poco a poco hasta colmar la prudencia, sin olvidar que los mexicanos tenemos en nuestras diferentes culturas originarias este tipo de justicia, no nos es ajeno.

    “El linchamiento como fenómeno social constituye un tema de profundo interés y preocupación para la perspectiva del Derecho”.

     “La violencia ejercida en contra de criminales capturados es un acto que implica una forma de justicia por propia mano que plantea desafíos significativos para la sociedad y los sistemas legales” así lo expresaba el periódico Milenio en su edición del 28/11/23.

    Cuando se quiere linchar a alguien, se presta a temas completamente subjetivos, donde no hay ningún Estado de Derecho ni principio de legalidad pero, sobre la ley y la justicia estará el deseo de venganza colectiva en hechos que rebasan en extremo la buena convivencia social derivado del conocimiento comprobado de las muy malas actuaciones de las autoridades judiciales y policiacas, siendo la complicidad, la impunidad y el mercantilizar la justicia sus razones.

    En el caso de Taxco Guerrero se prendió la mecha al momento de que una autoridad local manifiesta a los medios de comunicación que “es responsabilidad de la mama por no cuidar adecuadamente a la hija”, una manifestación que pudo haberse entendido como aviso anticipado a la impunidad de los asesinos, aunado además a la fría y tardía atención al caso de la Gobernadora del Estado de Guerrero, Evelyn Salgado.

    Pero seamos honestos con nosotros mismos, en mi caso, al ver el video de la niña Camila cuando llega al domicilio donde se le arrebató la vida, llega con toda la alegría característica de un infante de su edad sencillamente enfurecí, ya había visto la noticia y me impactó y hasta ahí pero, ver ese pedacito de video donde brincando de alegría llegaba la niña sinceramente me enfureció, me movió, maldije, desee todo el mal a los asesinos y sí, me causó empatía cuando vi el video del linchamiento a la asesina cuando la bajaban a punta talonazos de la camioneta de la policía y a punta pies le iban extinguiendo su maldita vida, pagaba con su dolor todo el sufrimiento que le propinó a la niña Camila junto con sus hijos y su cómplice, sencillamente al ver esas escenas esboce un “se lo merecía”.

    Se dice que debemos ser de leyes y yo comulgo con ello pero, creo que en este caso no me procuré serlo, una de mis nietas que estaba conmigo me dijo “que te pasa abuelo, porque las lágrimas” y le dije observa la tele, y poco después me preguntó ¿tú qué harías abuelo? Y conteste, “no lo sé” pero lo que sí sé es que el dolor de madre es demasiado intenso, es inimaginable y difícil de alcanzar a comprenderlo porque es saber que te arrebataron a una hija y que la niña sufrió muchísimo en manos de su verdugo, baste ver el video de los últimos momentos del sepelio de la niña y hacer empatía con las palabras de la madre, sinceramente creo que se salvaron de ser linchados los dos hijos y el miserable taxista, la pena de muerte no existe en nuestras leyes, pero si existe en la consciencia del pueblo de México, y no lo podemos negar.

    Ver la frialdad con que intentaron ocultar su crimen los asesinos enfurece más, ver sacar el cuerpecito de Camila en bolsa negra, meterlo en el maletero del taxi e irlo a tirar a la carretera y estar pidiendo rescate eso solo lo hacen los chacales criminales y miserables seres humanos que cohabitan en la sociedad y que solo nos arrinconan al no poder actuar para prevenir, en consecuencia solo nos dejan ser reactivos ante el crimen consumado.

    Actividades de “justicia por propia mano” hay muchísimas en el centro y sur del país, principalmente, sin ser exclusivas de esas zonas, y todas llevan el sello del hartazgo y la desconfianza hacia las autoridades encargadas de la seguridad y de impartición de justicia, donde el sello tatuado de la casa es la impunidad, la complicidad y el mercantilismo de la justicia siempre.

    Ejemplos de justicia a mano propia hay muchísimos y recientes y enumero algunos solamente:

    • “El caso de un hombre que, semidesnudo y golpeado, fue salvado de ser linchado por pobladores de la colonia Guadalupe, en Tulancingo, Hidalgo”
    • “pobladores del municipio de San Juan Xiutetelco y de Cuyoaco, en Puebla, golpearon, e incluso llegaron a prender fuego a uno de dos hombres señalados como ladrones de vehículos.
    • “Habitantes de Tequixquiac, en el Estado de México, intentaron linchar a unos policías porque los acusaban de estar relacionados con el caso del homicidio de un joven del lugar”.

    Pero veamos más allá, donde queda de manifiesto la “comodidad” de los estados ante los linchamientos, si realmente se castigara a los responsables de un linchamiento con las penas que se merecerían, eso podría conllevar a una situación de disconformidad social que sería difícil de manejar por los Estados.

    O dígame usted estimado lector, ¿Cuándo han castigado a alguien por ser partícipe en un linchamiento de los cientos que se han suscitado en el país?

    “Si yo sé que un homicida, un violador, un secuestrador, un ladrón va a ser debidamente juzgado y sancionado, pues probablemente la ciudadanía no andaría linchando gente”. Abogado Virgilio Tanús en entrevista para periódico Milenio.

    Todo es desconfianza de los ciudadanos hacia sus autoridades porque comprobado está que la justicia en México tiene precio para los responsables del PODER JUDICIAL, y la libertad también, y esto genera impunidad y complicidad.

    Se llama el negocio “LA PUERTA GIRATORIA”

    Y también ejemplos de hartazgo ciudadano muy contundentes en la vida de este país hay muchos, uno de ellos 2018.

    sabido

    Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

    Publicidad - LB3 -

    HOY EN ADN TV

    00:36:04

    EL PODCAST | Andrea Chávez: Aquí nace la patria grande (ep. 033)

    Acompaña a David Gamboa en una charla con Andrea Chavez Treviño, candidata a Senadora por Chihuahua representando a la alianza "Juntos Hacemos Historia", donde abundamos sobre sus propuestas. ¡Síguenos, dale like y comparte!
    - Publicidad - (MR1)

    Historias Recientes

    Un Camino de Reconciliación Social.

    Un promedio de 3 o 4 personas son asesinadas diariamente en nuestra frontera, cada...

    CARTAPACIO | Chismosos S.A.

    Qué bueno que vinieron, comadritas. Porque les traigo un chisme, que hasta se les...
    - Publicidad - (MR2)

    LAS PLUMAS DE ADN

    - Publicidad - (MR3)

    Más como esto