Impacto de la contingencia sanitaria en la eduación.

Una visión crítica.

No es un secreto para nadie que los efectos del COVID 19 hicieron estragos en el campo educativo, sobre todo en la educación básica, que es donde está el grueso de nuestra población estudiantil.

Aprovechando que está muy cerca el cierre del ciclo escolar 2020 – 2021, podemos aseverar algunas situaciones importantes:

- Publicidad - HP1

El papel del maestro fue fundamental para poder dar seguimiento y continuidad a los contenidos de las diferentes asignaturas.  Hubo que hacer uso de un alto nivel de creatividad y destreza para diseñar estrategias en forma virtual que  fueran acordes a las características y necesidades de los alumnos ubicados en los diferentes contextos.

Los padres de familia tuvieron también que “entrarle al toro”  con un apoyo extraordinario a sus hijos. La participación de ellos ha sido primordial en el complemento de la realización de las diferentes actividades, sobre todo de los grados inferiores.

El alumno entró en una etapa de adaptación a una forma diferente de aprender.  Tal vez tuvieron que pasar algunos meses para poder acostumbrarse a esa forma tan diferente de llevar a cabo su proceso educativo.

Pero independientemente del esfuerzo conjunto realizado por estos tres actores del proceso de enseñanza – aprendizaje, ahora toca enfrentar un nuevo reto que se aproxima.

A estas fechas, existe incertidumbre aún si se iniciará el nuevo ciclo escolar de manera presencial, mixta o escalonada.  A pesar que ya se dio el mensaje de parte de la Secretaría de Educación Pública a través de su titular la maestra  Delfina Gómez Álvarez, mencionando algunas características de cómo se llevarán a cabo ciertas estrategias para abatir el rezago,  persisten algunas ideologías divergentes respecto a esto.

Por ejemplo, el sentir de padres de familia y de los mismo maestros coincide en que el aumento a 200 días de clases no es una de las estrategias mas adecuadas.  Definitivamente, el proceso de readaptación a la modalidad presencial, debe ser un proceso paulatino, acorde a la naturaleza del desarrollo físico de los alumnos.   Este incremento sin duda contribuye a un mayor desgaste tanto físico, intelectual y emocional.

Sin tomar en cuenta también que el clima extremoso de algunas regiones de nuestro país (como el norte), no son condiciones propicias para llevar a cabo de la mejor manera este proceso, sobre todo analizando el estado en que se encuentra la infraestructura de nuestras escuelas.

Perfil LRC Profile
Profe Luis Raúl Carrasco

Profesor. 

InHouse