Helada contingencia, la reflexión sobre seguridad nacional

Definitivamente ha sido una contingencia meteorológica la que nos alcanzó y que nos ha puesto en total evidencia a pesar de toda la tecnología que se aplica en todo el proceso de sustracción y transportación de gas natural por todo el globo terráqueo, nos ha enseñado que la naturaleza aún está por encima de toda nuestra capacidad tecnológica actual, se nos congelan los ductos y toda la infraestructura para sacar el gas del subsuelo y no podemos hacer nada o, tal vez, subestimamos a la naturaleza en nuestra zona porque en Alaska no pasa esto, sea como sea, ha sido una contingencia que no hemos podido contrarrestar, al menos hoy por no tener la infraestructura necesaria para alimentar nuestras plantas generadoras de electricidad, nuestras plantas que surten energía eléctrica al norte del país SON DEPENDIENTES de los gasoductos de Texas… Y no le demos vueltas.

Pero hay un aprendizaje de esto, definitivamente.

En algún momento en el pasado reciente se consideró, por el gobierno mexicano en los sexenios del 2006 al 2018, que era más barato importar el gas desde el estado de Texas que invertir en ductos que transportaran el gas desde las zonas productoras del sureste mexicano o del golfo de México, o que en las cercanías de las plantas se tuvieran inventarios de gas almacenados de alimentación a las plantas generadoras de electricidad, en ambas opciones se anteponía la seguridad nacional en el suministro indiscutiblemente, pero no se consideró la seguridad nacional, menos la necesidad de ser autosuficientes y no ser dependientes de los gasoductos de los Estados Unidos, se construyeron en el territorio los ductos para comprar el gas a los norteamericanos, nos hicieron dependientes absolutamente, al menos en las plantas generadoras de luz que abastecen el norte del país.

- Publicidad - HP1

Nada pone más en claro que la soberanía nacional fue palabra hueca que con lo que acabamos de vivir, nos quedamos sin luz, sin agua, y posiblemente nos racionalicen el gas, o lo más tétrico, que se nos disparen los recibos del gas y la luz ya que la materia prima en los Estados Unidos subió de 2.80 dólares a cómo se compraba, a 400 dolores la medida… lo veremos y lloraremos.

México es un país productor de gas natural y a tal grado que en algún momento de la historia el gas se tuvo que quemar en el Sureste, nuestro vecino el Estado de Coahuila, en el norte de ese estado, es rico, muy rico, en gas en su subsuelo, lo mismo que el norte de Chihuahua, si hay gas, hay petróleo, pero lo que no hay es agua para extraerlo por medio del procedimiento de fracking.

Cambiar la dependencia nos llevaría muchísimo tiempo, el mismo tiempo que llevo a los gobiernos del PAN y del PRI hacernos dependientes.

Al momento que los ductos se congelaron la distribución del gas bajó al mínimo y en base a ellos la prioridad de los Texanos fueron primero ellos y con razón y, al tomar ellos primero el gas, el surtido a México decayó abruptamente y las plantas generadoras de electricidad por gas dejaron de producir, las consecuencias las vivimos.

Veamos el impacto en las Maquiladoras, en el Comercio, en los hogares… sencillamente se paralizó todo y todo ello conlleva enormes pérdidas millonarias, pérdidas que por supuesto duelen y pegan.

Esos empresarios que hoy le reclaman al gobierno del presidente López Obrador la tragedia que vivimos se les olvida que ellos mismos aplaudieron con ímpetu la Reforma Energética y la desnacionalización de nuestra industria petrolera… hoy viven en carne propia su garrafal equivocación y error, las perdidas los golpean.

Se les olvidó a esos empresarios que el país más nacionalista del mundo se llama Estados Unidos, ellos cubren primero sus necesidades, y con toda la razón, ellos primero se aseguran de no ser dependientes y de tener el control absoluto por seguridad nacional.

Afortunadamente es por una contingencia meteorológica y no por una razón de estado de Estados Unidos.

Podrán no estar de acuerdo con el presidente López Obrador pero definitivamente los hechos le dan la razón en su política de gobierno de buscar que México sea autosuficiente y con ello salvaguardar la seguridad nacional.

Y quienes lanzan denuestos, y vienen poniéndole piedritas en su camino, son los que han buscado que el país sea dependiente de las empresas y los gobiernos extranjeros, el buscar ser autosuficientes les enardece, los encabrona… pues señores ya tuvimos una pequeña muestra de lo que es la dependencia.

Dependencia es un término con diversos usos que puede utilizarse para mencionar a una relación de origen o conexión, a la subordinación a un poder mayor o a la situación de un sujeto que no está en condiciones de valerse por sí mismo, México tiene todo para valerse por sí mismo, pero necesitamos reconstruirlo.

La teoría de la dependencia es una teoría que niega los beneficios del comercio internacional propuestos por la escuela clásica y tradicional (beneficios mutuos), la dependencia propicia el subdesarrollo por medio de la subordinación o sometimiento que se produce hacia los países desarrollados, más claro ni el agua.

Yo pregunto ¿es malo la autosuficiencia? ¿Habremos entendido y aprendido de esta “pequeña” helada contingencia?

A mí me lo confirma con claridad y más lo confirma la orden ejecutiva del Gobernador de Texas donde prohíbe la exportación de gas, todo queda para el consumo de Texas, serán difíciles los próximos días al menos hasta el 21 de Febrero.

Para la industria y el comercio será brutal el golpe… ¿entendemos lo que es ser dependientes?, a ver si lo entienden bien los empresarios que festejaron la Reforma Energética que hoy nos tiene sumidos en la dependencia.

Al PAN y al PRI se les debe caer la cara de vergüenza solo al vernos de frente y pedirnos nuestro voto.

NO HABRÁ GAS… entraremos a una emergencia

¿Dónde está la energía limpia que pregonan y producen los privados españoles en esta contingencia entrando por la red de distribución de CFE?… no hay sol y no hay luz, no hay viento y no hay luz, no hay gas y no hay luz.

Ojala y no afecte al sistema de distribución de Gasolinas por que el caos será peor… Somos dependientes de las gasolinas de Texas.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

InHouse