A partir del 1 de septiembre, comienza la recolección de firmas para el ejercicio de revocación de mandato, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

De acuerdo con los datos oficiales de la página del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua, se requieren 54,226 firmas. Los promoventes tendrán 90 días para lograr este objetivo. A partir de la fecha indicada.

Y si luego de presentarse tales firmas, el IEE considera que se cubrió este requisito, definirá una fecha para llevar a cabo el arbitrio ciudadano denominado REVOCACIÓN DE MANDATO.

- Publicidad - HP1

El padrón electoral tiene 1 millón 84 mil 514 ciudadanos inscritos. Y la ley indica que para que tenga validez el ejercicio, deberán acudir a la urna, cuando menos, 325,354 ciudadanos a votar.

El primer esfuerzo seguramente se cumplirá con mucha amplitud, el colectivo que está promoviendo la revocación del alcalde Armando Cabada Alvídrez, ha tenido mucha aceptación en redes sociales. Pero…

El verdadero reto es comprometer a 326 mil ciudadanos de ir a la urna a cumplir con este histórico hecho.

Sería la primera vez que la ciudadanía se pronunciara con éxito contra los malos gobernantes.

No más desfalcos ni raterías. El cansancio social finalmente tendrá su recompensa.

De lograrse, estaríamos dando inicio a una nueva etapa en la democracia.

En adelante, la revocación de mandato, el referéndum y el plebiscito serán procedimientos de consulta popular con valor jurídico por el que se somete a votación una ley o un asunto de especial importancia para el Estado, municipio o ciudad.

Si embargo, una amenaza se cierne sobre el auténtico interés ciudadano.

El manto de la corrupción a punto de cubrir los ojos y el entendimiento de los magistrados del instituto estatal electoral.

Es del conocimiento público que el alcalde Cabada viajó ex profeso a «conver$ar» con el pleno, para minar la intención popular y evitar a toda costa se dé lugar el ejercicio que busca su destitución.

La compra de magistrados no es una novedad. Recordemos que ya usó ‘e$te recur$o’ para arrebatar en la mesa una elección que perdió.

Por lo pronto, serán 90 días a partir de mañana para conseguir la 54 mil firmas. #YoSiFirmo es la consigna ciudadana.

En otro orden de ideas, el handicap por las candidaturas rumbo al gobierno de Chihuahua, va tomando más solidez.

Los aspirantes van colocando su imagen a través de los medios, con giras por todo el estado para gestionar su imagen pública.

Ayer en la primera plana del periódico, El Diario, aparece Maru Campos con un cabezal de ocho columnas, en el que indica ya estar lista para el proceso electoral. Al menos en Juárez está sonando fuerte, con el respaldo del comité municipal que encabeza Joob Quintín. Ya hizo acuerdos con líderes empresariales, contacto con círculos importantes de la sociedad y lista para entrar a la etapa de elección interna de su partido.

En Ciudad Cuauhtémoc, Juan Carlos Loera de la Rosa, manifiesta en un programa radiofónico que su pretensión por ser candidato es válida y legítima. Pero que esperará pacientemente los tiempos. Mientras tanto seguirá haciendo el trabajo que le asignaron como superdelegado.

El Caballo Lozoya, sigue cabalgando por las desérticas planicies chihuahuenses, en arrolladora dinámica personal. Incansable.

Va llenando las alforjas con amarres políticos y compromisos, nos aseguran desde el interior de su equipo, que septiembre será lleno de agradables sorpresas que lo posicionarán con mucho más certidumbre. Pendientes con eso.

Mientras, el doctor Díaz en campaña médica por la sierra. Buen pretexto para evitar ser sancionado por el IEE con posibles actos anticipados de campaña.

Este es el ESCENARIO de arranque de la semana.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.