Ya va siendo más tarde que temprano saber la renuncia de los funcionarios que pretenden entrarle al toro por una candidatura.

Pero más, por la candidatura a la gubernatura del estado de Chihuahua.

En MORENA, Juan Carlos Loera, está decidiendo si será el 30 o 31 de octubre. Sus asesores le recomiendan que lo haga hasta el último minuto. Que siga haciendo el jale que se le ha encomendado.

- Publicidad - HP1

Que sean los otros quienes den el primer paso.

Dijo el Peje que el plazo para que los servidores se separen del cargo, si pretenden una oportunidad, sea hasta el 31 de octubre pues advirtió, no permitirá que se utilice la estructura del gobierno con fines electorales.

En su gobierno son varios los nombres quienes suenan para competir por un cargo en las elecciones del próximo año. De su gabinete el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, para la gubernatura de Sonora, lo mismo que la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara.

El jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo para el gobierno de Nuevo León y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, para la gubernatura de Querétaro.

Ya se movieron, Alfonso Durazo y Gabriela Guevara.

En tratándose de los alcaldes, ministros y demás fauna política, tienen 90 días antes de las elecciones para renunciar a sus cargos.

Maru Campos igual. Se cubre bajo el manto de la alcaldía. Y en su caso, le funciona mejor, porque tiene como pretexto inventar actividades del gobierno municipal para hacer sus reuniones.

Lo malo que ahora con el semáforo en rojo se tendrán que frenar las actividades de contacto popular.

El Caballo Lozoya, a medio trote. Los acomodos en Movimiento Ciudadano, han detenido su galope.

El secretario de su ayuntamiento, Francisco Sánchez, ha sido designado como coordinador del partido naranja en el estado y amenaza con pintarlo todo de ese color, comenzando por el afamado corcel, Alfredo Lozoya.

«La esperanza cabalga en un nuevo movimiento.» Anuncia Francisco Sánchez desde el arranque.

El nuevo coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, fue elegido por Unanimidad del Consejo Político Estatal.

Francisco Sánchez Villegas, se comprometió a afiliar 2 mil 500 nuevos militantes al partido, la entrega de 5 mil 600 paquetes alimentarios a la ciudadanía y poner a disposición de la ciudadanía tanques de oxígeno ante la pandemia que vive el Estado.

Y en su discurso anunció: “En movimiento ciudadano buscamos escribir un mejor mundo, que tus ideas impulsen la revolución de nuestro país”.

El respaldo del senador Dante Delgado, Presidente Nacional de Movimiento Ciudadano, fue oficial, desde la ciudad de México, felicitó al licenciado Francisco Sánchez por su designación, y felicitó a la representación Estatal por el ejercicio de fortalecimiento de estructuras Municipales que habrán de realizar de frente a un proceso electoral donde ponderó las figuras el trabajo de Miguel Vallejo, Alfredo Lozoya, Arturo Parga, Alan Falomir y el propio Francisco Sánchez.

¿Que les parece? Ya les anunciaba yo de está posibilidad tres meses atrás. ¿Lo recordáis? Otra de mis premoniciones ha sido que el güerito Martínez sería el candidato por MC. Y ya lo vimos en la foto. Es cosa de hacer los arreglos respectivos.

Me queda un cabo suelto.

El doctor Díaz.

¿Desde cuál bastión competirá, Alejandro Díaz? Unos dicen que los amarres vienen desde arriba. Pero ¿qué tan arriba? ¿Arriba de quién?

Se me acabó el espacio. Está será como dijo la Nana Goya… Esta es otra historia.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.