El tema de las guarderías infantiles cobra mayor interés para los políticos, que para los supuestos afectados.

Sobre todo para los políticos enemigos de Andrés Manuel López Obrador.

El juego de hoy es, tergiversar las acciones presidenciales.

- Publicidad - HP1

Hacer creer a la gente que la toma de decisiones es equivocada.

Y el tema de las guarderías es carnita para golpear a Andrés Manuel López Obrador.

Se descubrió un gigantesco filón de corrupción en el programa de las guarderías en todo el país.

De trescientos y tantos mil niños que supuestamente eran beneficiados, ochenta y cinco mil eran fantasmas. Sin contar que de una somera supervisión, dos de cada tres guarderías no cumplían con los requisitos elementales para su funcionamiento.

Amén del super beneficio que gozaban algunos cercanos al poder. Recibían por niño casi el doble de lo que se les asignaba a las demás.

Decir que la corrupción estaba exclusivamente en el gobierno es una mentira.

La determinación fue salomónica. El presupuesto asignado a las guarderías se prorratea entre las madres de los niños a razón de $1600 mensuales.

Es muy perverso descalificar de un plumazo esta decisión. Los lamebotas del gobierno anterior, hacen creer que se desprotegió a la niñez.

Cómo si el programa hubiese sido desmantelado y el dinero guardado en las arcas. O redireccionado a otro programa.

Pretenden seguir succionando de la ubre gubernamental. Eso es todo.

Para saltimbanquis de la política como Clara Torres, el tema le queda muy bien para cobrar reflectores a escala nacional en la aparente defensa de los desvalidos infantes que han quedado en el abandono por cuenta de un irresponsable presidente.

Eso se llama… «Llevar agua para su molino».

Quien no los conozca que los compre.

Hay una máxima inmortal… EL QUE TRAICIONA UNA VEZ, TRAICIONA 1000 VECES.

No lo olvidéis.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.