En el país que no pasa nada

Esta semana hubo una terrible masacre en Uvalde Texas, a mano de un joven de 18 años, quien asesino a sangre fría a 19 niños y 3 adultos; sin duda, una noticia que consterna, indigna y es lamentable para todo el mundo. Dice el presidente López Obrador que le da mucha tristeza, pero yo me pregunto ¿Que no le debería dar tristeza los más de 2 mil homicidios y feminicidios que van en el año en el país que él encabeza?.

El día de la masacre en Texas, en México hubo 118 homicidios, un día antes una masacre en Celaya Guanajuato dejando al menos 11 muertos, cuándo fue la masacre en Bavispe, de los niños Lebaron, no dijo absolutamente nada al día siguiente; así podría continuar mencionando día a día, desde el inicio de este sexenio.

El fracaso de este gobierno en la contención de la violencia es absoluto y su necedad de no aceptarlo y predicar con la tesis de ABRAZOS NO BALAZOS es inhumana, pero bueno que podemos esperar con una persona que desde palacio tiene “otros datos”.

- Publicidad - HP1

La realidad en las calles de nuestro país anula su discurso diario, para él es más importante lo que ganan periodistas, lo que pasa con artistas, que lo que realmente pasa en México, no se usted, pero de verdad a veces creo que estoy viendo un programa de chismes. Está más obsesionado con buscar un lugar en la historia y no bajar su popularidad. La respuesta del presidente cuando se le cuestiona sobre la falta de resultados nos tacha de aspiracionistas, neoliberales, creando un gobierno en el que estas a su favor o estas en su contra. Pero las pruebas desmienten su fastidiosa retórica diaria.

Hablemos del sistema de salud, López Obrador aseguró en Tamaulipas el 17 de octubre de 2018, siendo candidato electo, que tendríamos un sistema de salud parecido al de Dinamarca e Inglaterra, a mediados del 2019, ya como presidente en funciones, aseguró que tendríamos un sistema de salud como Suecia, países nórdicos (que yo pongo en duda si sabrá cuales son) y Canadá. Han pasado ya 3 años y NO HA PASADO NADA. Destruyó el seguro popular para crear el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), por que como en todo para el existía la corrupción en este caso de compra de medicamentos e insumos hospitalarios, lo único que ocasionó ni siquiera la escasez, fue la falta de este.

Incapacidad acompañada de opacidad, donde poco más de 30 millones de mexicanos se han quedado esperando un sistema de salud como los países antes mencionados.

Una de las demandas que más se han expresado en este gobierno es la escasez de medicamentos para los niñas y los niños con cáncer, la situación fue notoriamente agravada a la llegada de la pandemia del coronavirus, a lo cual el señor presidente solo se limita a contestar que las protestas de los padres son respaldadas por el sector privado, por los neoliberales. Nuevamente NO PASA NADA.

El 12 de abril de este año prometió que México tendrá todo el dinero que necesite con la federalización del sistema de salud, aseguro garantizar análisis clínicos y el 100 por ciento de abasto de medicamentos en todo el país, también que serían regularizadas las plazas laborales y las prestaciones a los trabajadores de la salud, reforzar todo el sector salud y que los centros contarán con personal incluso los fines de semana, entre otras muchas promesas.

El pasado 9 de mayo el presidente anunció que llegó a un acuerdo con Cuba para contratar a más de 500 médicos de esa nación, olvidando a los médicos y especialistas en México que están esperando plazas desde años atrás, al ser cuestionado acusó a los médicos mexicanos de no atender las plazas rurales, por culpa de la formación neoliberal que recibieron. SORPRESA! Hace unos días como por arte de magia de abrieron más de 13 mil nuevas vacantes, no solo para especialistas mexicanos si no para extranjeros.

Es cierto que hay zonas de México rurales que no cuentan con el personal de salud, pero también lo es que esas zonas están en condiciones de pobreza que dificultan la labor médica, la violencia hace que no garanticen las mínimas medidas de seguridad. Pero no solo está el problema en el sistema de salud, también con los maestros, en comunidades de la sierra por poner un ejemplo, los docentes se enfrentan a un contexto de inseguridad y falta de estímulos.

Mientras exista la falsa alegría de sentirse mantenidos por el gobierno a través de las dádivas disfrazadas de pensiones, ¡Al final del día seguiremos viviendo en un país donde NO PASA NADA!!

WhatsApp Image 2022 05 25 at 6.53.46 PM
Aldonza González Amador
Criminóloga y Empresaria Juarense

Criminóloga y Empresaria Juarense
Actualmente Presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en el Estado de Chihuahua (ONMPRI) y Estudiante de Administración de Empresas en la Universidad de la Rioja España.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.