El Nacionalismo Revolucionario

“El nacionalismo revolucionario es una etiqueta amplia que se ha aplicado a muchos tipos diferentes de movimientos políticos nacionalistas que desean lograr sus objetivos a través de una revolución contra el orden establecido”.

El nacionalismo es una ideología y un movimiento sociopolítico que se basa en un nivel superior de conciencia e identificación con la realidad y la historia de una nación.

- Publicidad - HP1

Mucho se habla de la deserción de PRIISTAS a Morena, pero no se ubican los porqués de esa deserción política de bases muy importantes de militantes que han encontrado cobijo a su ideología política dentro del movimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Partimos del razonamiento de que el Nacionalismo Revolucionario había sido un componente inseparable de la visión de los gobernantes, hasta Carlos Salinas de Gortari, y a juzgar por la crítica y aglutinamiento social, también de la inmensa mayoría de los mexicanos que lo respaldaron al partido apabullantemente mayoritario que era el PRI, NO HABIA MAS QUE PRI.

El Nacionalismo Revolucionario es usualmente atribuido al PRIISMO como su ideología durante su gestión de país hasta que fue desbaratada por Carlos Salinas de Gortari.- El Nacionalismo Revolucionario en su obra social y proyecto de gobiernos trataba de explicar, en su permanencia, como doctrina policía dentro del PRI pero, en realidad, el Nacionalismo Revolucionario es lo que ha dado sustento a la historia nacional, al Estado posrevolucionario y a las principales instituciones del sistema político y social de México hasta nuestros días.

El Nacionalismo Revolucionario era la filosofía política con la que se identificaban las inmensas mayorías de militantes en los diferentes sectores del PRI porque resolvía las esperanzas como lo demostró en el transcurso de los años en que estuvo vigente, resultando de ello, la expropiación petrolera, el IMSS, el ISSTE, Pemex, CFE, la nacionalización eléctrica, TELMEX, la consolidación Ejidal, Ferronales, los insumos al campo, los precios de garantía, la CONASUPO, FERTIMEX, SIDERMEX, los puertos mexicanos, Sociedad Hipotecaria federal SHF, Banco Nacional del Comercio Exterior BANCOMEXT. Metro del DF. Instituto Mexicano del Petróleo IMP. Correos de México, FONACOT, etc.

Más la infinidad de programas, proyectos y empresas de corte social en su momento diseñados precisamente por visiones empresariales de los gobernantes, una visión nacionalista neta donde su pensamiento era “mirar hacia adentro” y la autosuficiencia en todos los aspectos.

Con los hechos a la vista y en la historia con las grandes empresas públicas nacionales podemos decir, y afirmar, que el Nacionalismo Revolucionario está demasiado retirado del Comunismo y del Socialismo y más enfocado a la creación de empresas con visión social y de capital, los gobernantes y los liderazgos, algunos, tenían perfectamente delineado la visión emprendedora acompañada con una visión netamente social.

A México no lo quebraron los Nacionalistas Revolucionarios, a México lo quebraron los Neoliberales del PRI Y del PAN, y lo hicieron en 30 años.

Un ejemplo conocido por su servidor es el otorgado por el STPRM comandados por el líder petrolero nacionalista revolucionario hasta los huesos que fue Joaquín Hernández Galicia “La Quina”.

Su sindicato desarrolló programas emprendedores exitosos en la agricultura, en la ganadería, huertas, en la industria del calzado y ropa industrial, en tiendas de autoservicio, en alimento alternativo, en pesca, en becas estudiantiles creando con esos rubros empresas que competían contra los privados fuertemente con beneficio de precios bajos a los pobladores del entorno en que participaban y lo hacían con éxito empresarial, con excelentes rendimientos.

El gremio petrolero era riquísimo, miles de miles de millones de dólares fueron saqueados por quienes Carlos Salinas designó como “liquidadores” de la riqueza sindical petrolera, desaparecida totalmente en el tiempo.

Desgraciadamente su participación en política lo llevó a apoyar la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas aún en contra del oficialista Carlos Salinas.- Se dice, se tiene historia, y mucho mito de los grandes “errores” y atrocidades hechas con el poder y el sindicato, pero los ciudadanos todos del entorno petrolero fuimos beneficiados en sus Tiendas de Consumo, mucho mejores en precios de los mismos productos que las cadenas privadas, tenían cadenas de suministro propias y volúmenes de compra muy importantes que transferían los logros a los consumidores, fueron las primeras en desaparecer en beneficio directo de las grandes Cadenas Comerciales.

Durante décadas el Nacionalismo Revolucionario dio sus principios a los gobiernos priistas, el Nacionalismo Revolucionario fue la base indiscutible de su ruptura del PRI en 1987-1988 y ha alimentado la crítica a los gobiernos de la alternancia, lo mismo del Partido Acción Nacional (PAN) que del PRI, hasta dar la razón, el voto y el respaldo social al triunfo de Andrés Manuel López Obrador en 2018.

Las bases voluminosas del PRI de los sectores obrero, campesino, popular y sindicatos eran Nacionalistas Revolucionarios a las que Carlos Salinas, ya desde Miguel de la Madrid, golpeó fuertemente en uno de sus principales exponentes, Joaquín Hernández Galicia, esas bases fueron a fortalecer al partido PRD y el PRI perdió un muy importante de volumen de militantes en sus bases, se fue desangrando hasta los despojos que quedan hoy del partido.

Somos los mismos mexicanos que vivimos esta historia, no hay más que los que fueron naciendo en el tiempo, por lo tanto es claro el cambio y rechazo de los nacionalistas mexicanos a los neoliberales al grado tal que todo esa fuerza de base militante esta hoy en MORENA, y son los mismos y nuevos mexicanos que se suman a la corriente política con la que siempre se han identificado.

El Nacionalismo Revolucionario está muy alejado del Neoliberalismo, se encuentran en extremos opuestos totalmente, y es por ello que los PRIISTAS de hoy no buscan refugio en el PAN como alternativa de militancia, algunos se fueron al PT otros, muy pocos emigraron a MC pero jamás voltearon a ver a él PAN, su alternativa ideológica, en el México reciente, es MORENA.

¿Qué hay ex dirigentes PRIISTAS y ex servidores públicos militando en MORENA hoy? Si, si los hay y por lo mismo, su militancia en el PRI fue dentro del Nacionalismo Revolucionario, no hay sorpresas, como tampoco las hay que los neoliberales PRIISTAS de hoy sean los aliados del PAN.

Dentro del sector POPULAR del PRI siempre hubo quienes coincidían con el Nacionalismo Revolucionario pero, la gran mayoría, era firmemente identificada por sus objetivos neoliberales que al final, con el respaldo de dos presidentes de la república, fueron los que se quedaron con las dirigencias del partido.

Se sostuvieron con dificultad los PRIISTAS en la elección de Salinas, con Ernesto Zedillo solo lograron el 48% de los votos, perdieron en la elección del 2000 y 2006 y retomaron auge en el 2012 a un costo de recursos enorme y perdieron en el 2018.

Durante 18 años Andrés Manuel López Obrador fue construyendo y sumando bases PRIISTAS identificadas con el Nacionalismo Revolucionario y, no debe ser extraño para nadie, el que lo haya logrado y que sumado con el resto de la población con capacidad de voto logró consolidar su proyecto en el 2018.

El PRI desde Miguel de la Madrid hasta Enrique Peña Nieto, y hoy mismo, es un partido de base NEOLIBERAL muy alejado de aquel PRI que gobernó al país más de 70 años, de ese PRI Nacionalista Revolucionario hoy no queda nada.

¿Los PRIISTAS de antaño hoy están en MORENA? SI, como también muchísimos ciudadanos que estaban sin cobijo de membresía de algún partido.

MORENA es la recomposición del nacionalismo mexicano ampliamente mayoritario en la base ciudadana.

Querer denigrar a los mexicanos que fueron PRISTAS y hoy son MORENISTAS es no tener un ápice de conocimiento de los que es el Nacionalismo Revolucionario en el México de ayer y durante 70 años.

Viejos y jóvenes que se identifican con el nacionalismo son los que están en MORENA.

El trabajo y la obra del presidente López Obrador marca claramente que es un Nacionalista con una visión de estado muy diferente a la neoliberal, un presidente que trabaja por la autosuficiencia, las libertades y el bienestar de los mexicanos todos y lo hace desde la óptica social y empresarial, construyendo para generar riqueza y autosuficiencia.

Hoy están ALIADOS el PRI Y EL PAN porque profesan el mismo espíritu neoliberal como lo han demostrado en los gobiernos de la supuesta alternancia, la directriz fue la misma: la filosofía económica capitalista neoliberal.

Por eso están alejados de las bases sociales de México, por eso en los próximos años están condenados al fracaso electoral.

¿De donde proviene el presidente López Obrador? Pues del Nacionalismo Revolucionario del PRI, desde sus mocedades.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.