Por la noche, y recién llegado una PRIISTA a encabezar el municipio de Atlacomulco Estado de México, con las cámaras de seguridad apagadas que casualmente habían dejado de funcionar desde la tarde noche, sin el recorrido policiaco natural que tiene esa concurrida zona se acercó un grupo de ciudadanos opositores, no más de una docena, a la estatua del presidente Andrés Manuel López Obrador y se tomaron aproximadamente unos 25 minutos para que con la fuerza de sus vehículos tumbaran la estatua del presidente, cargando la cabeza de la escultura en la caja de uno de los vehículos utilizados.

No había pasado el primer amanecer del 2022 cuando ya estaban en las redes las fotografías y los videos de la “caída”, manifestándose con la alegría que les causaba la oportunidad del evento, sacando el júbilo de la derecha opositora y de los PRIANISTAS listos para dar rienda suelta al suceso acariciando como verdad de que TODO el pueblo de México había tirado la estatua del “Dictador”.

Un grupo de ciudadanos pagados para derribar la estatua no son todo el pueblo de México, solo son una docena de ciudadanos que aprovecharon la “ayuda” oficial para cometer una fechoría aprovechando la oscuridad de la noche y la ausencia total de seguridad en esa zona circunvecina a la Central de Camiones y de la plaza principal del lugar, no son todo México como lo intentaron hacer creer en su intentona publicitaria en los medios tradicionalmente comprometidos con la derecha y en las redes sociales con todo su ejército de bots y sus voces comprometidas y dolidas, las llamadas voces ex chayoteras gubernamentales.

- Publicidad - HP1

Fue un mensaje para su mismo círculo, para su radio de alcance, y no más, hasta ahí les llegó el corrido como todo lo que vienen haciendo, su actuar es semejante a lanzar una piedrita en un gran lago a tal grado que la onda de expansión es muy, pero muy corta, entre ellos mismos se grillan y se magnifican sus penas, sus frustraciones y sus odios, hasta ahí y no más, no avanzan, actitudes fallidas.

Fue la primera estatua del presidente López Obrador en un espacio público que apenas se habría mantenido unas horas de pie. Sin embargo, el presidente López Obrador se ha externado en distintas ocasiones que está en contra de estas expresiones y del culto a la
personalidad, y lo ha repetido constantemente, ha dicho: ”En mi caso, tengo escrito en mi testamento que no quiero que se use mi nombre para nombrar ninguna calle, no quiero estatuas, no quiero que usen mi nombre para nombrar una escuela, un hospital, nada absolutamente”.

Lo ha dicho en infinidad de ocasiones en sus conferencias matutinas en Palacio Nacional.- Quienes conocemos al presidente, por seguirlo desde su juicio de desafuero, sabemos que no es la línea del ego personalísimo de él y lo ha repetido hasta el cansancio y, como consecuencia de ello, por supuesto el suceso no lo afectará, no lo moverá ni un ápice el hecho. Hemos visto video y fotografías de la TIRADA de monumentos de líderes y dictadores en el mundo, pero todas esas acciones fueron hechas por ciudadanos abiertamente aposte ori a la caída de esos líderes, nunca antes porque consientes han estado de lo que es vivir en una dictadura.

Primero lo tumban del poder y luego lo tiran de los monumentos, al revés no podrían hacerlo, estaban en una dictadura y las represiones eran inmediatas. Es entendible la derecha neoliberal PRIANISTA, anhelan la DICTADURA PERFECTA, por eso hacen sus rabietas en lo que hoy tienen de libertad absoluta.

Hoy la libertad que disfrutan, y ejercen, los volvió LOCOS, extrañan el rigor del yugo que nos ejercieron durante décadas que al disfrutar la libertad que hoy tienen los pone desenfrenados, eufóricos sin control, no saben disfrutar de la libertad porque viven en amargura, extrañan, y anhelan, lo que nos quitamos de encima en el 2018.

ANALICEMOS más a detalle el asunto, la estatua, que fue colocada en frente a la terminal de autobuses y muy cercana al centro de la ciudad, muestra la figura del presidente López Obrador con los brazos sobre el pecho, la estatua estaba sobre una base de concreto con una placa con la frase “Lic. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México 2018-2024″. La escultura generó una ola de críticas en redes sociales de los PRIANISTAS ofuscados y dolidos, principalmente de los PRIISTAS, por la paradoja de que se desvelara la figura del presidente en uno de los principales bastiones del PRIISMO, la cuna de la que han emanado nombres relevantes del PRI como Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo, Arturo Montiel o Carlos Hank González, en donde ANTORCHA CAMPESINA es su brazo violento del PRI.

“Honor a quien honor merece. El hombre honrado es el que mide su derecho por su deber” así lo dijo el presidente municipal promotor de la estatua cuando enviaba mensajes por la develación de la estatua cuando le quedaban dos días de mandato, el primero de Enero entregaba el municipio a una PRIISTA que lo recuperaba después de derrotar a la coalición “Juntos hacemos historia” en elecciones pasadas.

Fue tanto el júbilo que una senadora PANISTA , por cierto traidora y desertora de MORENA quien la hizo senadora, festejaba que el “pueblo bueno” sabe el porqué de todas las decisiones que toma y ejecuta, llamando SIMIOS a las filas MORENISTAS, precisamente de esas filas de SIMIOS de donde ella proviene y se hizo Senadora por Sonora, un llanto de una mujer dolida y soberbia que quiso y no LE ALCANZÓ para lograr ser, por poner un solo ejemplo de los personajes caídos que con este hecho pronosticaban la caída de la 4T, como profetas, anunciaban su caída… que por cierto no le han atinado a ninguna de sus maléficas profecías vertidas en estos tres años.

Así de pequeños son los opositores que de un acto DELINCUENCIAL hacen un festejo de triunfo, y lo hacen porque no les alcanza para más. Lance usted una piedra del tamaño que quiera en un gran lago y vera el alcance de la generación de ondas de traslación de la fuerza del impacto al chocar con el agua, así es la difusión de las campañas mediáticas de los opositores, no les alcanza para más, solo para ellos mismos. Queda bien demostrado, y claramente, que con este suceso se sabe dónde se encuentra EL ODIO.

Francamente hoy lo único que los de la derecha PRIANISTA pueden celebrar es solo la destrucción de UN PEDAZO DE PIEDRA.

De ese tamaño es su pequeñez.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.