El FOBAPROA vivo aún, un barril sin fondo

“Tahúres financieros expertos, con conocimientos y  habilidades para servirse de ello, recurriendo al engaño, el fraude, la mentira y las trampas llevándolos al rango de TRUHANES cultivados en las más prestigiosas Universidades del mundo neoliberal”.

Mientras todos los mexicanos, absolutamente todos, estamos pagando con nuestra productividad el capital y los intereses del instrumento financiero que sirvió para ROBAR al pueblo de México, el FOBAPROA, los beneficiados y rescatados son los hombres y mujeres más ricos de México, sin pena y sin gloria.

En sus fortunas hay DINERO PÚBLICO en abundancia y muy mal habido, mientras 48,000 millones anuales del presupuesto federal se desvían para pagar sus raterías (solo intereses), son gente truhan involucrada directamente con PRI Y PAN que hoy buscan recuperar el poder.

- Publicidad - HP1

Son esos mismos que fueron desplazados del poder en el 2018 y que hoy ejercen su capacidad económica, y política, destructora para buscar retomar el poder que tanto RECURSOS PUBLICOS les dio, les duplicó sus fortunas, hoy algo desgastadas por la inanición financiera de RECURSOS PÚBLICOS, y el desempleo en su servidumbre.

El Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA) fue un enorme fraude donde los dueños de bancos, aseguradoras, fondos de inversión  “quebraron” y fueron rescatados por el Estado mexicano, con RECURSOS PÚBLICOS que se desviaron para pagar una deuda de particulares.

No eran los mexicanos ahorradores a los que querían rescatar, eran a los de la élite empresarial y financiera del país, el grupo de ALI BABA en turno.

El saqueo lo hicieron los particulares en las empresas de particulares y, el gobierno utilizando RECURSOS PÚBLICOS les quitó la carga de esas deudas generadas por el saqueo a sus propias empresas, las llevaron casi a la quiebra, no pagaron sus deudas a los bancos y los bancos cayeron en una situación delicada donde no podían respaldar el dinero que los MEXICANOS tenían en el sistema bancario nacional, los particulares poderosos y los dueños de los bancos tenían ese dinero y no lo meterían de retorno a la banca.

Le metieron la mano al cajón y dejaron temblando al sistema financiero nacional, Zedillo del PRI se arrodilló ante los buitres carroñeros disfrazados de empresarios.

El gobierno de Ernesto Zedillo, del PRI en el apogeo neoliberal, endeudó a los mexicanos con una cantidad enorme que, se calcula, terminaría de ser pagada en 2070, un ROBO cuyo volumen no deja de aumentar la deuda en el mercado y por la cual ya se pagó más por los intereses que por el monto inicial de dicha deuda.

Los bonos provenientes del FOBAPROA en manos de los bancos representan una parte muy importante de sus jugosos rendimientos de su operación, una inyección directa de RECURSOS PÚBLICOS cada año.

El FOBAPROA se creó originalmente en 1990 por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (PRI) siendo un esquema diseñado para funcionar como un seguro para los depósitos bancarios de los ahorradores mexicanos.

Hasta el día de hoy, los mexicanos seguimos pagando más de 48,000 millones de pesos al año (y subiendo) en una deuda que se generó hace más de dos décadas. Los bancos y empresas privadas que “fueron a la quiebra”, lo hicieron justamente a partir de cobrarse los montos que se habían prestado entre ellos mismos, violando leyes y regulaciones, ganando millonarios intereses.

El “error de diciembre” de 1994, fue utilizado por el gobierno, entonces encabezado por Ernesto Zedillo, para devolverle solvencia a los bancos y de esta forma proteger el ahorro de los clientes pero, estos clientes, eran precisamente otros bancos y fondos de inversión.- Al ver la posibilidad de tan suculento negocio diversas instituciones financieras se declararon en quiebra dejando al descubierto la imposibilidad de cubrir ahorros e inversiones de empresas y de mexicanos, asi nace FOBAPROA, toda una estrategia planeada por tahúres financieros para ROBAR a México, solapados por el gobierno en turno (PRI) y los PANISTAS en la Cámara de Diputados.

Al implementarse el rescate bancario (FOBAPROA) se descubrió que algunos de los bancos que se verían beneficiados por el FOBRAPOA estaban involucrados en casos de fraude, evasión fiscal y malas prácticas bancarias por parte de empresarios clientes de sus bancos, fraudes promovidos por los mismos bancos.

En la crisis de 1994, el FOBAPROA terminó absorbiendo la cartera vencida de los bancos privados en los siguientes años, hasta acumular una deuda de 552,300 millones de pesos, equivalentes al 11 % del tamaño de toda la economía mexicana de ese entonces.

En 1998, el gobierno de Zedillo propuso que el FOBAPROA se convirtiera en deuda pública, lo cual fue aprobado por el Congreso e instauró el IPAB (Instituto para la Protección al Ahorro Bancario) que heredó la deuda bancaria, la cual se seguiría pagando en las próximas décadas.

Debido a los vencimientos de deuda, para el año 2022, las finanzas públicas deben entregar 38 mil 683 millones de pesos MAS solo para el pago de intereses y comisiones del rescate bancario, los cuales equivalen a financiar una dependencia de Estado, la mitad del presupuesto total para la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles o aumentar en seis veces la inversión física en la Secretaría de Salud para 2022.

“Tras más de 20 años los intereses del rescate bancario han resultado en pagos que al día de hoy superan la deuda original” publicó el Periódico La Jornada.

El mismo año que el FOBAPROA se asumió como deuda pública, se estimó que las obligaciones se pagarían en 30 años, pero un cálculo hecho por los economistas Fausto Hernández Trillo y Marcos Ávalos en 2006 (publicado por las Naciones Unidas, a través de la CEPAL) pronosticó que serían 70 años asumiendo que el país tuviera un crecimiento económico anual de 4%,  por supuesto dicho crecimiento hasta el día de hoy no se ha logrado.

La deuda inicial que transfirió FOBAPROA a deuda pública fue de 552,000 millones de pesos, en esa panza de recursos estaban todos los fraudes al sistema de banqueros y grandes empresarios amigos del grupo gobernante en el poder, a la panza FOBAPROA le metieron de todo tipo de papel basura y papel fraudulento, incluso deuda sin sustento.

FOBAPROA fue un instrumento netamente neoliberal aplicado por los gobiernos del PRI, con la complicidad del PAN en el Congreso, para tomar para los grandes capitales los RECURSOS PÚBLICOS que solventaran las administraciones fraudulentas de las empresas, de los empresarios, de los financieros, de los aseguradores y de los banqueros que utilizaron al FOBAPROA como estrategia para capitalizarse utilizando los RECURSOS PÚBLICOS generados por todos los mexicanos.

Los grandes empresarios siendo amigos de los banqueros simularon grandes deudas con complicidad de las máximas autoridades del país (PRI y PAN) para no pagar y enviar los pasivos a la panza del FOBAPROA, posteriormente les tomaron algunos activos a los deudores de FOBAPROA  <ejemplo>  a un peso y posteriormente se los regresaron pagando veinte centavos, no solo fue FOBAPROA sino con la creación de PCCC, Programa de Capitalización y Compra de Cartera, fue el GRAN NEGOCIO con financiamiento con RECURSOS PÚBLICOS para los grandes, y de élite, empresarios, además amigos del grupo del poder, que no perdieron ni un ápice de sus fortunas, las incrementaron.

En el siguiente link usted podrá conocer QUIENES fueron los que aprobaron el FOBAPROA, el origen de un gran fraude a la nación, ahí nació el saqueo FORMAL Y LEGAL  de RECURSOS PÚBLICOS y sus autores tienen nombre y apellido, ESTOS DIPUTADOS son los que le dieron el golpe a la nación:

Votaciones Cámara de Diputados

Sus acciones y sus nombres están guardados en las páginas de la historia, solo basta darle click en las cantidades del link para que se abra el listado de diputados traidores a México.

El Presidente de la República era Ernesto Zedillo Ponce de León y José Ángel Gurría Treviño el Secretario de Hacienda.

Hoy los opositores critican los programas sociales del presidente López Obrador porque son enfocados, como se argumentan ellos, para “gente que solo sabe pedir, poltrones que todo quieren y que todo se les resuelva” pero, es bastante claro que el FOBAPROA golpea “como periodicazo en el hocico a un perro ladino” porque demuestra claramente que quienes han vivido de los RECURSOS PÚBLICOS es la horda de empresarios y políticos de la élite gobernante hasta el 2018, los neoliberales y su servidumbre.

No hay mejor argumento hoy para rebatir los denuestos y calificativos de los opositores sobre los apoyos a los que menos tienen que el FOBAPROA.

FOBAPROA nace de una ilegalidad hecha como instrumento financiero legal para robar.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

InHouse