• Priistas disfrazados, arropados en el cinismo •

Gastar lo que no se tiene, vía préstamos, endeudarse, es la forma más fácil de hacer obra sin sacrificar y eficientar los flujos reales de las administraciones y no tener que hacer esfuerzos por mantener finanzas sanas y hacer las obras con recursos propios.

No, porque eso lleva tiempo, lo fácil, cómodo y negocio es endeudarse sin limitarse, que se limiten los que vienen después, esa es la constante del pensamiento de los Ayuntamientos de Chihuahua y de Ciudad Juárez, María Eugenia Campos y Armando Cabada un pensamiento de corte económico de los Priistas que ambos Alcaldes llevan pegado en la piel como etiqueta, una priista vestida de panista y el otro independiente que de independiente no tiene nada, es más priista que el más priista de Juárez.

- Publicidad - HP1

Endeudar para obra es el resultado de la necesidad apremiante para salvar una administración carente de ella precisamente y derivado de un gasto superfluo, onerosos, descontrolado, despilfarro de recursos y de una administración sin rumbo de planeación de los recursos, de compromisos y de la “metida de mano al cajón” así son las dos administraciones, la de Chihuahua y la de Ciudad Juárez, no por sus caras bonitas y su labia vamos a dejar de observar su comportamiento administrativo y financiero que los lleva a la urgencia de la deuda porque pudiera ser que las ciudades los ahogan en la demanda de servicios, servicios ausentes como por ejemplo en Juárez la ciudad se cae a pedazos y Chihuahua deja de ser la ciudad bonita que nos enorgullecía, solo basta una administración para echar por la borda a todo lo logrado.

Meter a los amigos y socios a los presupuestos municipales es la otra constante de ambos políticos empecinados con endeudar para lograr sus beneficios correspondientes por garantizarles a los cuates la toma permanente y segura de recursos MONTADOS en los presupuestos por la deuda que se contrae con ellos, es el caso de María Eugenia Campos y de Armando Cabada.

Ambos políticos le tiran a la grande de Chihuahua que hoy tiene Javier Corral y para ello se requieren recursos, bastantes recursos, y saben muy bien que los pueden obtener mediante el endeudamiento de las ciudades que administran, es por ello los proyectos de iluminación, muy símiles uno de otro, en ambos está la corrupción galopante que les generaría parte muy importante de recursos que requieren para sus campañas a la gubernatura… Nos quieren jugar el dedo en la boca con el cuento del lobo con la iluminación de la ciudad.

Para no andar sobre las ramas, una lámpara LED de energía solar para iluminación pública encontramos el mejor precio del mercado que es de $2,800.00 por lámpara, los precios de los proyectos de Maru y Armando están por arriba de los 3,900 y hasta 5,000 por lámpara unitaria y son lámparas que requieren energía eléctrica, que al final deben ser más baratas… más el financiamiento del crédito que recibiría la ciudad, al final son proyectos, multimillonarios que bien pueden encubrir la salida deshonesta de recursos rumbo a los bolsillos de María Eugenia Campos y Armando Cabada.

El proyecto de Chihuahua de iluminación tendría un costo de 6,100 millones de pesos a 15 años para reponer 81,000 luminarias y si Pitágoras no se equivoca esto significa que a la ciudad de Chihuahua le costará cada luminaria la cantidad de 74,846 pesos al final de los tiempos del contrato de concesión…

Salió buena la señora para la tranza. Un negocio que aportaría recursos suficientes para sus aspiraciones políticas a costa del erario de Chihuahua, por eso andan gritando y golpeando puertas en Palacio Nacional porque les cortaron las manitas con los presupuestos 2020, para meterle mano al cajón la Panista se hace sola, increíble que no se haya puesto un alto los mismos ciudadanos a esta voraz política cuyas posibilidades de ser gobernadora se vislumbran cada vez más lejanas.

El proyecto de Ciudad Juárez según las declaraciones del mismo presidente Cabada tendría un costo de 5,900 millones de pesos a 16 años equivalente a 54,060 pesos por luminaria muy distante del proyecto símil de Chihuahua que arrojó un costo de 74,846 pesos por luminaria…

Son similares los proyectos y se ha descubierto que es la misma empresa la que al final se quedaría con las dos plazas. Similares los proyectos, pero la rapiña pudiera ser de diferente tamaño, todo depende del tamaño de las uñas de cada uno de los dos presidentes municipales.

Las mismas administraciones se han encargado de que las confusiones prosigan conforme pase el tiempo, no les conviene que las cosas sean claras porque eso implicaría muchas explicaciones, ambas administraciones están bajo la sospecha fuertemente sustentada de corrupción y no necesariamente los mandos medios, sino las cabezas, son muy caros los proyectos políticos de cada uno de los dos políticos y ellos en sí no tienen en qué caerse muertos ante la naturaleza de sus ambiciones.

En ambos proyectos van incluidos arbotantes, cajones, mantenimiento, etc. pero para efectos interpretativos el costo total lo dividimos entre las luminarias que se instalarían, por lo tanto presuponemos que es luminaria completa y determinamos el costo que reflejamos para efectos comparativos.

Baste recordar que tanto la presidenta municipal de Chihuahua, María Eugenia Campos ,y el de Ciudad Juárez, Armando Cabada Alvidrez, son delfines del ladrón de ladrones que ha tenido Chihuahua: César Duarte.

Ambos le deben el puesto al Duartismo, formaron parte de la estrategia política en su momento y llegaron a las presidencias por obra y gracia de los recursos y el poder de los Duartistas, de ese tamaño es el cinismo político de ambos.

Hay mano muy larga en el cajón llamado PROYECTOS ILUMINADOS tanto de Chihuahua como de Ciudad Juárez.

¿Tu les crees…? Yo tampoco…

Es un robo en despoblado lo que quieren hacer con los proyectos iluminados por la corrupción y la duda.

Si ambos Alcaldes estuvieran comprometidos con esos proyectos sin meter la mano al cajón, y sin buscar endeudar al municipio, desde hace mucho tiempo hubieran comenzado con los recursos propios de los municipios sus proyectos de alumbrado público y les aseguro que los hubieran logrado a plenitud ya para estas fechas, pero optaron por presionar a los ciudadanos con los cuentos chinos y del lobo para que fueran los mismos ciudadanos los que pidieran que se hicieran los proyectos e iluminación municipal…

Le apostaron a la oscuridad de las calles para presionar a la ciudadanía, el chantaje y la mala leche.

Y pensar que bajo estos actuares ambos buscan ser gobernadores… ¡Qué bonito es Chihuahua caray…!

No cabe duda, algo estamos pagando los Chihuahuenses.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.