• Huele, por donde se le huela, a TRANZA ILUMINADA

De forma por demás irresponsable se está llevando la actividad de bacheo en la ciudad, es solo cuestión de ver cómo se lleva a cabo el bacheo, es solo cuestión de observar la cuadrilla de bacheo para darnos cuenta de hasta dónde llega la irresponsabilidad de esos trabajadores carentes de supervisión que les permite hacer puras marranadas, o hacer las cosas al ahí se van, al importamadrismo lacerante, desperdiciando recursos municipales y tal vez clavándose el sobrante del material reportado como aplicado, trabajando bajo una actitud de irresponsabilidad total y carentes de supervisión absoluta que los lleva hacer lo que les viene en gana y como les da la gana, no es culpa del indio sino del irresponsable que los hace compadre.

Por necesidad tuve que cruzar por la calle Nardos desde el Boulevard Gómez Morín hacia la Waterfill y en el cruce me topé con una cuadrilla de bacheo a lo que discretamente me detuve a observar su trabajo.

- Publicidad - HP1

Ya venían bacheando desde la Waterfill hacia Gómez Morín a lo que me di a la tarea de revisar el trabajo que ya habían hecho y cuál fue mi sorpresa que de cinco baches solo uno tapaban además de una brutalidad intencional el dejar el bache más grande de la calle sin tapar, un bache que cubre desde la orilla de la banqueta hasta un poco más de la mitad de la calle, imposible que no lo hayan visto… y lo dejaron sin tapar… Increíble la irresponsabilidad… tapaban hoyitos pero los baches grandes se quedaron abiertos.

Decidí hacer su mismo recorrido buscando la lógica de su trabajo de bacheo y encontré que de todos los baches solo los más chiquitos son los que taparon, salvo uno mediano y profundo que esta frente a la salida de una empresa trailera, sus ojos no veían baches y bachezotes, de cada línea de 5 solo tapaban uno, ni las ranuras de grietas tuvieron a bien tapar… entonces ¿de qué se trata?

El responsable de invertir esos recursos le está importando puritita madre como hagan el trabajo, el reflejo del Cabadismo sin duda alguna, un desprecio absoluto de la capacidad de visualizar de la ciudadanía.

En redes circula un interesante comparativo hecho al programa de luminarias del presidente Cabada donde se dice que se repondrían próximamente 3,000 luminarias a razón de $11. 900 millones de pesos dando un total de $3,966.60 cada luminaria, este razonamiento concluye en que reponer 110,000 luminarias representaría una inversión total de 436.332 millones de pesos, entonces se preguntan ¿porque los 3,500 millones que requiere para el programa de “Juárez Iluminado”?

Hay una respuesta que indica que es el financiamiento y las utilidades del proveedor que surtirá las luminarias y que administrara el crédito a la ciudad junto con el servicio de iluminación municipal…

El costo por luminaria que invertirá el municipio sería de $3,966.60 cada una cuando un comité de vecinos ante la oscuridad de su colonia decidió invertir ellos en la iluminación y cada luminaria les representa un costo de $2,800.00 y son luminarias públicas y solares… ¿Cómo es posible que un grupo de vecinos logre mejores precios en las luminarias que el voluminoso municipio?

Por donde se le quiera ver… ¡HUELE A TRANZA! una tranza de despedida del presidente Cabada… Hay 2,900 millones DE MÁS en juego que ahogaran la ciudad en los próximos tiempos.

Cada vez más y más veces los mismos ciudadanos están encuerando el proyecto Cabadista de “Juárez Iluminado”.

Se dice que el proyecto “Juárez Iluminado” en el entorno del presidente Cabada va y que va porque va, por lo que esperemos un plebiscito donde el Cabadismo va a recurrir al fraude, es su ADN, ya están listas las huestes acarreadoras de votos y los recursos para pagarles, ya están listas las plumas chayoteras y están dispuestos los Independientes a pagar el costo total del plebiscito, de ese tamaño es la tranza independiente en Juárez.

Se requiere que la población se volqué a participar con él no para poder parar de una vez por todas ese gran saqueo a la ciudad llamado “Juárez Iluminado”.

Armando Cabada dice que tiene garantizados más de 85,000 votos por el sí y le apuesta a la poca participación ciudadana.

Y pensar que Juárez puede con el proyecto de iluminación bien planeado y estructurado sin recurrir a la concesión y al endeudamiento con las garantías de las partidas federales porque las van a tomar porque el DAP no les alcanzara y Armando Cabada lo sabe.

¿Cuál es la prisa? Si con un programa de inversión anual se puede hacer el proyecto de iluminación de la ciudad y para ese proyecto anual de inversión se pueden invertir algunas partidas federales sin necesidad de entregarlas a terceros.

El negocio del endeudamiento de los municipios, de los estado, del país, de las empresas de gobierno han sido un proyecto neoliberal atractivo y altamente promovido para gastar anticipadamente lo que no se tienen dando con esto la oportunidad de montarse a los bancos, particulares y empresas a los presupuestos del erario público, la prueba de lo que digo es que en el presupuesto federal solo se puede disponer del 18% porque lo demás está comprometido… así es el de Juárez y si se autoriza el Juárez Iluminado así serán las finanzas de la ciudad… Pero para ese entonces Cabada se habrá ido ya, la problemática es para las administraciones futuras sean del color que sea.

El negocio es jugoso y Armando Cabada va con todo para lograrlo, su habilidad política para el fraude electoral le da la ventaja sobre los ciudadanos, baste solo recordar como llego a la presidencia municipal acompañado del señor “estafa maestra” local.

Solo es cuestión de hacer números, 2,800 una luminaria de luz pública solar contra lo que pudieran costar las luminarias de Cabada con un costo descubierto de 3,996 pesos… de ahí parta y haga sus cuentas.

Al que le apura, le apura y más cuando hay un aroma de billete.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.