Desde que se anunció que en las zonas fronterizas del norte del país se elevarían los salarios mínimos al doble se desató una ola de incertidumbre que nadie ha querido aclarar definitivamente para darle la tranquilidad que merecen los trabajadores acreditados al Infonavit.

Ni las autoridades del Instituto, ni las barras de Abogados, ni los especialistas de los bufetes inmobiliarios se han atrevido siquiera a dar rumbo a una inquietud bastante justificada de los trabajadores con créditos hipotecarios en salarios mínimos.

Don Q.Chillito sin ser experto en la materia se avienta a dar rumbo por lo tanto vamos a partir de lo siguiente:

- Publicidad - HP1

“En Derecho, la retroactividad es la aplicación de nuevas normas a actos jurídicos, hechos pasados o previos a la ley. Debido al principio de seguridad jurídica que protege la certidumbre sobre los derechos y obligaciones, por regla general la ley no es retroactiva y sola regula hechos posteriores a su expedición. Sin embargo una ley puede ser retroactiva y regular hechos anteriores a su expedición, cuando así lo disponga expresamente. Cuando una ley es retroactiva quiere decir que independientemente de cuándo se cometió el acto a juzgar, si hay una ley posterior en contra de ese acto, se le sancionará o aplicará la misma.- Los sistemas jurídicos modernos suelen establecer que la aplicación retroactiva de las leyes no puede afectar derechos adquiridos o amparados por garantías constitucionales.”

“En Derecho rige el principio de irretroactividad que busca proteger a los ciudadanos de que se les pueda sancionar a posteriori por un acto que cuando fue realizado no estaba prohibido.-​ También se aplica el principio de irretroactividad cuando, durante el proceso se dicta una ley más gravosa para el imputado en cuyo caso la ley derogada mantiene su vigencia por ser más benigna. A esto último se lo denomina ultractividad de la ley.”

“Dicha irretroactividad, sin embargo, no es absoluta, ya que sólo afecta a aquellas normas que perjudiquen a los involucrados, pero no a aquellas que le beneficien.- Por lo tanto, si es derogada una ley o decreto posterior, se puede y se debe aplicar la normativa que le sea más beneficiosa por principio de favorabilidad en la ley”

Por lo tanto debemos entender llanamente que si nos perjudica la ley no permite que se aplique y si nos beneficia nos abraza en su beneficio.

Los contratos del Infonavit en salarios mínimos establecen “salario mínimo general del DF” para efectos de la valoración anual del valor actualizado del crédito (a valor constante) y del crecimiento de la mensualidad a pagar por él.

Para principios de cuentas el DF ya no existe por lo que el contrato se encuentra detenido en el tiempo ya que el DF no tiene asignado por ley ningún salario mínimo general porque simplemente no existe, pero si existe el último decretado, por lo tanto no debería moverse el rubro de la actualización del crédito y de la mensualidad porque es un acto contractual bilateral y no unilateral y mientras no haya acuerdo de voluntades en cada contrato, no puede moverse ni la actualización ni la mensualidad, salvo que exista ley o decreto en específico de sustitución, lo cual no lo hay.

Como recurso les queda a quienes tienen en salarios mínimos sus contratos hipotecarios si llegaran a aplicarse el de sus zonas y no el del DF es el amparo contra el decreto que los lesionaría tremendamente en sus patrimonios, siendo directamente perjudicial y contrario a derecho, por lo tanto, no hay nada de qué preocuparse, las cosas no son como lo avecinan los lobos y no aclaran las hienas carroñeras.

Hace tiempo, más de dos años, Armando Cabada recibió la ciudad y desde que la recibió su ineficiente administración hasta hoy vemos el cúmulo de daños por los descuidos y la falta de una visión de mantenimiento real preventivo y de un respecto a las verdaderas necesidades financieras para darle mantenimiento al menos preventivo a la ciudad y que no llegará a los términos reales a los que hoy se encuentra, destruida, al menos respetando lo bajo de los presupuestos a las direcciones que atienden estos problemas de la ciudad, no disponer de esos presupuestos a su antojo y capricho.

No creo que sea mucho trabajo aceptarlo si solo basta verlo al transitar por las calles de la ciudad, la maleza en las calles, la suciedad regada, los hoyancos, el pavimento corroído por la humedad, sin rotulación adecuada, descuidada, sin señalamientos en buen estado, sincronización del tránsito, acumulación de basura, oscuridad por switch apagados intencionalmente, baches, hoyancos sin cerrar, aguas negras acumuladas.

Y por si fuera poco la violencia desatada, la policía municipal a su cargo totalmente rebasada, ciega y dando tumbos y mentiras para acallar su deficiente gestión al servicio de la sociedad para darle protección y seguridad, un caos, y creciente, sin visos de voluntad por hacer las cosas para frenar la inseguridad y controlar a los criminales quienes se saben totalmente impunes, la inteligencia policial solo al servicio del “patrón” para control del negocio y no para aminorar la agresión a la sociedad por daños a sus más prestigiosos integrantes y a los más comunes de todos ellos, considerándolos como solo “daños colaterales” ante la ola de limpieza y enfrentamiento.

Mas sin embargo al presidente Armando Cabada hasta la nuca con nuca le cuidan baste solo ver su actuar y darnos cuenta que trae guaruras de espalda con espalda, de ese tamaño es el miedo y el importamadrismo hacia la sociedad ya que no es coherente su seguridad con la que le brinda a la sociedad juarense.

Estamos muy mal en Juárez, pésimamente mal por culpa e irresponsabilidad de gestión de una administración municipal indiferente y sin visión de servicio y bienestar para la comunidad.

Y por si fuera poco la tolerancia para otorgar impunidad a la violación de las leyes y reglamentos de los cuales esta obligado hacer respetar y cumplir conlleva a que el ambiente y la sensibilidad hacia la práctica de la impunidad se detonen.

Y por otro lado para acabarla de amolar el Gobernador Javier Corral Jurado en su administración saliendo con cuentas mochas descubiertas y denunciadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE) donde da cuenta clara de los rubros en los que el Gobernador se está pasando por el arco del triunfo los procedimientos de comprobación y control, parte esencial para los quebrantos y peculados.

No es bueno señalar y caer en actividad propia en lo mismo que se señaló, eso es ser torpe o muy descuidado en su proceder y control de su propia gestión, en nada ayuda que salgan ahora que El Nuevo Amanecer anda por las mismas que los Duartistas…. Por ejemplo ahí está Gustavo Elizondo Villarreal “el señor de los vialetones y de los 400 millones”, el protegido del Gobernador Corral.

El asunto del asesinato de Hiram Apolo Contreras ya entró a dormir el sueño de los justos…..al cajón del olvido y la impunidad, y además al total olvido y desdén de sus propios compañeros de partido, principalmente de las altas élites partidistas del Estado, como que les anda urgidos que ya se cierre el cajoncito de los olvidos.

Sigue el Gobernador Corral si participar en las mesas de seguridad ahora que porque no hay nombramiento de Secretario Técnico de la mesa, ¡¡¡hágame usted el favor¡¡¡ creo que no se da cuenta aun el Gobernador que está más que rebasado por el crimen organizado en toda la entidad y que aún sigue de encaprichado y diva, es increíble que le acaba de matar a uno de sus compañeros de partido y aun conserve la patraña patalear de no asistir a las juntas de la mesa de seguridad donde nos urge a todos que ya comiencen a llegar los refuerzos suficientes y necesarios al Estado para que se cubran las deficiencias y poca eficacia del gobernador en materia de seguridad… Ve la tempestad y no se inca.

¿O es otra cosa…? ¿Acaso protección…? Ya todo se puede esperar.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.