DON Q. CHILLITO: ALERTA: Amores Universitarios fatales

La juventud es divino tesoro que debe ser disfrutada a plenitud y sanamente caminar en ella para experimentarla, debe ser el estado natural de los seres humanos que están abandonando la infancia donde no hay, o no debería haber, la malicia de las cosas negativas de la vida por delante, la juventud es vida, es el despertar a la vida y prepararse para vivirla, prepararse para afrontarla con vigor y alegría.

Los jóvenes manifiestan problemas específicos que suelen definir las políticas de organizaciones internacionales como la UNESCO, la OMS, la UNICEF y de los estados, son problemas como la salud de la juventud que contempla tanto los problemas físicos o psíquicos del desarrollo como la salud reproductiva, la salud sexual, trastornos psíquicos o la drogadicción y el alcoholismo, como el primer empleo, desempleo juvenil, criminalidad juvenil, embarazo adolescente, control de la natalidad, educación sexual, son aspectos a los que los jóvenes se tienen que enfrentar porque el entorno de hoy se los ofrece.

El entorno familiar contribuye a que los jóvenes desarrollen, controlen o rechacen actitudes de adultos como la agresión sexual, la violencia de género, la discriminación, la venganza, los celos, la ira, la difamación, la agresión o el asesinato, es en el seno familiar donde se “maman” esas actitudes que por supuesto si convive en un entorno adulto hostil lo llevarán a los jóvenes a destruir su vida en todos los aspectos, son los padres los responsables únicos del desarrollo de las vidas de los hijos, no hay nadie más.

- Publicidad - HP1

No nos hemos querido dar cuenta abiertamente lo que estamos creando como sociedad del futuro cuando hoy estamos criando a los hijos en un ambiente sin valores y con conductas distorsionadas, conductas hostiles y tóxicas para la vida futura y ordenada de los hijos quienes forzosamente esas actitudes y desvalores los aplicarán a la sociedad donde se desenvuelvan.

Es muy importante observar que la violencia juvenil es una de las principales causas de lesiones y muerte en jóvenes de entre 15 y 24 años de edad. La violencia con o sin resultados mortales es significativamente mayor entre los jóvenes que en cualquier otro grupo de edad.

No habrá muros ni cárceles que se interpongan ante la maldad y carencia de valores de vida de esos jóvenes, la misma pirámide poblacional nos marca la ALERTA para tomar medidas desde hoy para el futuro, los jóvenes de hoy y sin valores son los que serán mayoría en el futuro inmediato.

La violencia no es producida aleatoriamente, sino que parte de una cultura de conflictos familiares, sociales, económicos y políticos, y en general, del sistema globalizado que a su vez permea las diferentes formas de vida en la sociedad, donde los estilos de vida de los jóvenes son catalogados como formas de delincuencia.

Los recientes hechos donde están inmiscuidos jóvenes universitarios nos dan claro indicativo de que la batalla se está perdiendo porque se están perdiendo los valores familiares y de convivencia entre y con la sociedad, los estilos de vida y la ambición por estilos no propios, o al alcance, están llevando a los jóvenes a despreciar la vida, su vida y la vida de los demás.

El objetivo de esos estilos de vida, sin embargo, sólo consiste en distanciarse culturalmente de una sociedad que los jóvenes no han fabricado. Víctimas de la discriminación social y excluidos de las decisiones importantes, muchos jóvenes carecen de planes o proyectos de vida, y son considerados incapaces de adaptarse al medio social, por lo cual toman la delincuencia como alternativa de sobrevivencia. El fácil acceso a las drogas, la falta de oportunidades de empleo, salud, educación y espacios para la cultura y el deporte, la desintegración familiar, la impunidad, entre otros factores, componen el contexto en el que nace y crece la juventud mexicana que peligrosamente será la que constituya las sociedades en todo el territorio, nadie podrían estar exentos de la violencia cuando sus integrantes sociales son violentos, educados dentro de ambientes tóxicos.

Por poner un ejemplo, solo veamos al político que dirige la ciudad con todo su comando armado de seguridad donde da un claro ejemplo que es equivocadamente el éxito cuando representa todo lo contrario, representa la delincuencia de cuello blanco, la impunidad y la falta de seguridad y valores pero es eso lo que observan los jóvenes y el camino para lograrlo consideran que no es su carrera universitaria sino la delincuencia y los hay delincuentes de barrio hasta delincuentes de cuello blanco.

Estamos tal vez a tiempo de poder cambiar, tal vez, pero como dice el dicho, el que prueba sangre solo le basta la primera vez.

La formación del joven que mató a su novia universitaria por celos y despecho será la cárcel donde por supuesto aprenderá las artes y se convertirá en delincuente y mejor asesino, entrara a la mejor formación delincuencial y no podrá aprender a controlar sus impulsos negativos y violentos, al contrario, se le desarrollaran más.

La modernidad ha llevado a la disolución del seno familiar y el respeto con valor a la vida.

Don Q.Chillito expone y denuncia que la sociedad ha fomentado un excesivo individualismo y una consideración del individuo como mera unidad de consumo, pero escasamente ha brindado al individuo un tipo de vida en comunidad o ha ofrecido una escasa influencia en las decisiones de un entorno social siendo esto la esencia de todos nuestros males de valores, así de sencillo.

Hoy Ciudad Juárez nos ofrece todo para que nuestros jóvenes hijos de matrimonios disfuncionales, hijos rechazados, hijos de padres desobligados, drogadictos, borrachos, hijos de padres con vida de concubinato flexible puedan alcanzar, observar, probar todo lo que conlleva a una modo de vida ajeno e inalcanzable pero que también les pone la ciudad los medios para que lo logren.

Este problema grave más los que nos llegan por la migración ilegal complican más el futuro de Ciudad Juárez como sociedad y más cuando las autoridades son un ejemplo que los jóvenes pueden observar como personajes de éxito cuando la realidad que es solo fachada de la podredumbre de sus interiores.

Aunado a lo anterior los maestros, de cualquier nivel, o las autoridades escolares también de cualquier nivel se ven en la necesidad de aplicarse el espíritu de sobrevivencia laboral antes que ejercer la dureza de la corrección.

Los comparativos son horrendos, pero la Chancla, el metro, la regla, el borrador, la expulsión eran las mejores herramientas de educación que podría haber inventado el hombre, hoy están extintas y los papeles se han invertido.

El sector Universitario tiene mucho que ver y hacer hacia adentro porque ya es muy común que se vea incluido en actos de violencia juvenil.

Pero… ¿Qué hacer…? ¿Por dónde re-comenzar…?

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse