CARTAPACIO | Verde Frontera

Publicidad - LB3 -

A marchas forzadas, todos los partidos comienzan a hacer su remodelación para «abrir la tiendita».

Tienen hasta marzo del 2023 para mostrar una imagen confiable de sus colores.

El PRD, en Juárez, trae ya un sustento bajo el rubro de «mariposas amarillas». Sin embargo, es todavía muy poquita la polvareda que levantan. No es fácil la reparación luego del último tornado.

- Publicidad - HP1

Los priyistas… de vacaciones. Unos en Qatar, otros en la playa, y los otros pocos, ya en los preparativos de las fiestas navideñas. Ya conocen su suerte, de qué se preocupan.

Los panistas, alineándose a las instrucciones del comando central. Inmóviles. Rezándole a la efigie de la torre centinela. Arrancando con una nueva dirigencia municipal.

Los naranjas, con broncas internas y sin motor. Apostándole a la figura del hijo de Donaldo Mártir.

Y los morenistas, briagos de hybris, gastándose el capital político que López Obrador, les heredó en vida, con la marcha que no fue marcha, sino el pretexto para mostrarle «Sólo la cabecita» a sus enemigos, ultra-conservadores.

Parece que no, pero las elecciones del 24, están a la vuelta de la esquina, y ninguno de los partidos políticos está medianamente listo para la contienda.

Aprovechando lo bajo de la marea, el Verde abre una nueva gestión a contracorriente.

Con todas las condiciones adversas.

Sin registro, sin militancia, sin estructura territorial, sin visión política de mediano alcance y sin discurso.

Así, todo desguazado, y recién fileteado por Laura Yanely, el Verde, pretende alzar, un trabuco que se ve muy difícil de montar.

Enderezarse bajo la estrategia de poner en la conducción, a una mujer de angelical rostro y agradable personalidad, es interesante, pero difícil de remontar cientos de miles de votos morenos en la frontera.

Fernanda Ávalos.

Carisma muy desaprovechado en el PRI donde militó en su tierna juventud y de donde recientemente salta para dirigir un partido, considerado hoy, DE MEMBRETE. Tiene sobre su espald, un trabajo descomunal, dada la premura del tiempo.

En una ligera apreciación, no se ve tan mal el horizonte verde.

Atrapa el interés juvenil, lo que no han podido conectar, bien a bien, los otros partidos.

Salvo Morena. Con el soporte obviamente del poder municipal.

Fernanda va a necesitar mucho aplomo para madurar rápidamente. En unos meses necesita hacer una remodelación sin precedente.

Convencer a un electorado totalmente reacio a ir a la urna y competir en la arena de las ideologías pusilánimes del momento.

Gastar mucho calzado en las colonias donde él alcalde funda su patrimonio político; convencer a los machuchones del poder económico, que es un proyecto interesante; y a los medios, que no creen en nada. Solo en el dinero.

Trae como paje de lanzas a otra mujer, Natalia Felix, ex colaboradora de Enrique Serrano, a quien le endilgan su tutoría política.

Y a Salvador Lozoya, con poca presencia política, más conocido por ser hermano del líder de los yonkeros, Héctor Lozoya, que por sí mismo, pero con la intención de sumar y hacer crecer el derruido Partido Verde.

Casi todo en contra.

La buena noticia es la alianza nacional entre Verde y Morena, desde donde, Fernanda, le puede sacar provecho al reciente acercamiento oficial con Crucito y el Senador Rafael Espino, en su toma de protesta.

Yo como el poeta, García Lorca, «Verde que te quiero verde».

Verde Frontera.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse