En estas elecciones intermedias, el PRI, acaba de irse hasta el fondo del precipicio. Ahí se quedará hasta pudrirse.

Su alianza con el PAN y PRD, fue una muy desafortunada estrategia.

Ya lo habíamos analizado en Cartapacio, ¿lo recuerdan?

- Publicidad - HP1

Era no solo aberrante y abominable, sino contranatura, repugnante.

Una derrota histórica.

El PRI, perdió no solamente un millón de votos.

Su contabilidad en números rojos es de, menos 8 gubernaturas, 250 municipios, y 140 diputaciones perdidas.

¡Nomamespancho!

En Chihuahua, sus cuadros fueron competitivos. Principalmente en Ciudad Juárez. La gran mayoría jóvenes y sobre todo, mujeres.

Pero el peso de la marca los hundió. El PAN sacó provecho del entuerto y ganó seis diputaciones federales de 9. Curules que serán sin duda contrapeso a la 4 T.

El PRI en Chihuahua solo ganó 2 diputaciones locales.

La militancia exige la renuncia de Alito y sus cuarenta compadres que agarraron las plurinominales. De nada sirve si los sacan y los queman en leña verde. Se pukverizó el PRI.

Algunos personajes que abrazaron la alianza con singular alegría, como Lilia Merodio, y por supuesto Chela Ortiz, ya están contempladas para el gabinete en el equipo de Maru Campos. Es el premio a la traición de sus convicciones.

En Juárez se quedan los priyistas más altivos, los almidonados con engrudo tricolor.

Adriana Fuentes será la madrina protectora. Guardiana de la estirpe.

Quizás no ganen otra elección pero, la Güera dejará inefable presencia.

Como aquel escocés Sir William Wallace, que dirigió a su país contra la ocupación inglesa. Gran guerrero, pero al final, fue ahorcado, arrastrado y descuartizado.

Odio decir, se los dije. ¡pero se los dije!

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.