CARTAPACIO | Pro,miscuidad Partidista

Las alianzas contra natura.
Cuando el PRI, PAN Y PRD anunciaron su amasiato electoral, me quedé estupefacto.
Nunca me cruzó por la mente esta posibilidad.
Ni a mí, ni a la militancia de cada uno de los tres partidos.
Fue una fantasía, una entelequia, incubada en los vacíos cerebros de los dirigentes, que asumieron acumular sus votos duros, y con ello, ganarle a la serpiente venida desde el Usumacinta, y su prole esparcida a lo largo y ancho del país.
Al Quetzalcóatl de petatiux.
Contabilizar sus posibles votos y tomarlos por activos firmes, fue, es y seguirá siendo una ilusión que no les abonará resultados.
En el tablero político, la correlación de fuerzas se desplaza de manera natural como el cauce de un río. Como el descenso de la lava de un volcán que se desplaza monte abajo entre las ranuras de caudales anteriores.
Hacer una amalgama de partidos, tan desiguales no produce el vigor que en su imaginación arrasaría contra el adversario.
Está probado.
Los más recientes resultados electorales indican que después de Morena, el PAN se ostenta como segunda fuerza nacional, pero muy retirado del portaestandarte político nacional.
El PRI, en peligro de extinción,  y el PRD, como un puntito muy endeble que en cualquier momento pierde su registro ante el abandono de su escuálida militancia.
La otra alianza. La que encabeza Morena y que bajo la marca denominada… JUNTOS HAREMOS HISTORIA, es similar, pero diferente.
Morena es el astro que se rodea de partidos satélite como PT, Verde, y otros de reciente registro, como Fuerza por México.
Una mezcla distinta, que incorpora sus alianzas con más lógica.
Atrae partidos de pequeña utilidad, pero que garantizan sumisión y no andan exigiendo igualdad en los créditos de la película, mucho menos en el reparto.
Todo parece indicar que en las elecciones del 24 repetirán VA POR MÉXICO (volumen II).
Y yo, como diría mi abuelo Bernabé: «NO TE ARRIENDO LAS GANANCIAS».
Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.

- Publicidad - HP1

Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.