Semana tranquila, sin mucha sonoridad, solo señales, indicios, augurios.

La lluvia cae, inunda, atemoriza.

La gente se preocupa ahora por los perjuicios que causa el deterioro de las calles a sus autos.

- Publicidad - HP1

Culpa a sus gobernantes, obvio.

A Corral por sus estupideces y raterías de último momento. Esos 50 millones de pesos tirados a la basura para la construcción de unas inútiles y peligrosas jardineras que nos vendieron como micro vasos de absorción hidráulica para cuando llegarán las lluvias, lo evidencian.

A Cabada, por su desmesurada ambición que lo obliga a regresar a la alcaldía, una vez que consiguió el fuero para ganar impunidad, y de pasadita llevarse al bolsillo la morralla que haya quedado de su pútrida administración.

¿Qué anuncios hay?

Que AMLO recibirá a la gobernadora electa para darle el pláceme por su triunfo en las pasadas elecciones. Únicamente eso.

Me dicen, que ella irá de manera sumisa a postrarse para que le suelte un billete y poder pagar la nómina de octubre porque Corral no dejará resuelto esto.

Otra noticia fue la que filtró el propio gobernador, Javier Corral Jurado, en el sentido de que traerá de la mano al presidente para mostrarle lo bonito que está Chihuahua y también Ciudad Juárez.

Sobre el primer punto, dudo que le vayan a prestar una lana a Maruca. La lógica indica que le dirán: «mire gobernadora, con todo respeto, usted tiene un presupuesto asignado y tendrá que administrarlo de acuerdo a su plan de gobierno. Hacienda no es institución fiduciaria, ni casa de empeños.»

Sobre la invitación de Corral, dudo mucho que el disfraz de emisario de la concordia, haya engañado al presidente Andrés Manuel López Obrador.

No me haga mucho caso, son sólo presentimientos, puros pálpitos.

¿Por qué lo digo?

Yo, como los videntes, tengo esas visiones extrasensoriales. Me apoyo en la ciencia de la prospectiva y casi nunca me falla.

Soy como el campesino que encuentra agua usando una horquilla de madera, solo a sensibilidad.

Traigo como un presagio bajo la piel.

Un vaticinio en gestación.

Este sonoro silencio en las huestes de Juan Carlos Loera de la Rosa, me tiene intrigado.

¿Encierra acaso una brumosa premonición?

Como si fuera un film de Sergio Leone, apreciamos la tormenta de arena en toda la pantalla; un panorama fosco, sombrío; una opaca imagen de las calles del oeste. Solo el ulular del viento y el sonido de las espuelas que se arrastran al andar del muchacho de la película, nos mantiene atentos al desenlace.

Aunque no lo podemos ver, sabemos que las manos están ya en las culatas de las pistolas. Smith & Wetson, quizás.

En cualquier momento se escucharán las detonaciones. Sonido peculiar de los espagueti western de Leone.

Chingao, yo debería ser escritor. Mínimo guionista de cine.

Si no hubiera muerto Luis Alcoriza, seguro dirigiría esta película que está a punto de verse en la vida real de Chihuahua.

Como aquel relato de Rulfo que narra la historia de una mujer que tiene un fuerte presentimiento de que algo muy grave va a suceder en el pueblo; se me figura se está cocinando algo en campamento moreno; es un presentimiento que contagiará a los demás habitantes y desatará una agitación colectiva.

Nomamespancho.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.