«¡Maldito cobarde! Quita la muralla de acero que rodea el palacio.»

Escribió en redes sociales una feminazi.

Hoy se celebra el día internacional de la mujer y la mecha está encendida para tronar la bomba frente a Palacio Nacional, con las mujeres «ofendidas» que regresan a su embestida de género.

- Publicidad - HP1

Como ya estará usted enterado, desde el sábado pasado, fue blindado el palacio nacional con unas planchas de acero para contener la furia de las mujeres vestidas de negro y embozadas como fedayines.

Sobre todo, la idea es proteger la puerta Mariana, cuya instalación data desde 1852 y que por alguna patología feminista, la tratan de destruir en cada ‘arranque histérico’ de sus expresiones.

En el mundo de las percepciones se piensa que la violencia contra las mujeres en México es un problema evidente y creciente.

Denuncian que el machismo, deja en promedio, cuando menos diez víctimas mortales al día.

Y qué decir de las violaciones, que el Instituto Nacional de Estadística calcula en cientos de miles al año.

Según el diario El País, indica que el 68% de los ciudadanos considera que la violencia de género ha aumentado notablemente este último año y un porcentaje similar (62%) cree que la actitud del presidente, Andrés Manuel López Obrador, frente a los movimientos feministas no está siendo la adecuada.

La defensa tácita que AMLO hizo de Félix Salgado Macedonio, acusado en Guerrero, por cinco mujeres aparentemente víctimas de violación, dejó muy mal parado al presidente, frente a los colectivos feministas, incluyendo los grupos más radicales, conocidos como Las Feminazis.

El hartazgo de las mujeres violentadas, ha cobrado mucha fuerza, y el gobierno evita a toda costa el enfrentamiento con las mujeres vestidas de negro.

Provocadoras, agresivas y con la tangente que manejan, de que si las confrontas, estás lastimándolas. Es difícil dar la cara al desafío.

De ahí que las providencias del gobierno de Andrejmanuel, hayan optado por adornar el exterior de Palacio, con unas vayas de acero. Y una cortina de guardias que protejan la puerta Mariana de la rabia destructiva de las más radicales.

Ya están de nuevo aquí.

La pandemia las detuvo por un rato; el invierno crudo, otro tantito. Pero en cuanto salió poquito el sol y subió algo la temperatura, salieron de nuevo a la pelea.

Primero, los tendederos del oprobio. Donde se exhiben fotos, noticias de periódicos, y consignas contra los depredadores sexuales. Esto fue el domingo. En Chihuahua, capital y Ciudad Juárez, principalmente.

En el resto del país otras actividades preliminares a la conmemoración del 8M.

Luego, las marchas y manifestaciones.

En Ciudad Juárez, habrá una desde el monumento a Juárez, hasta la Cruz de Clavos, que se encuentra en la calle Juárez.

En CDMX, todas las marchas van a confluir en el zócalo. Y ya ahí, ¡Aguas!

No le busquen, no provoquen a la fiera. En Chihuahua si Javier Corral abre la boca, le van a dar una exhibida tremenda. Su hormonal persecución contra María Eugenia Campos, puede explotar.

En Juárez, al espurio Cabada se la tienen jurada.

Primero, porque lo consideran uno de los principales depredadores de la frontera, que ha salvado el pellejo con la compra de impunidad. Y segundo, por las agresiones sufridas por su autoritarismo. Pregunten a las «Hijas de su maquilera madre»

Recomendación, dejen que estos colectivos se expresen. Que hagan su catarsis.

No las cocoreen, no provoquen a la fiera.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.