Tenía pensado escribir sobre el debate de los candidatos a la alcaldía de Juárez, pero dado que no hubo realmente algo novedoso que destacar, sólo la incapacidad de la mayoría de los actores políticos para hacer propuestas factibles de políticas públicas, y no ocurrencias, mejor decidí comentar sobre los cierres de campaña.

Porque en el debate, la mitad de los participantes, sólo fueron de relleno.

Veamos.

- Publicidad - HP1

Los cierres de campaña, son ejercicios de exhibición, que pretenden magnificar la aparente simpatía de la gente, hacia el candidato que aspira al cargo que se postuló.

Endenantes, – así decía mi abuelita-, había mítines. Una concentración de simpatizantes, pagados por el candidato, que «escuchaban» su mensaje a la fresca de un rojo atardecer. Se hacían varios mítines a lo largo de la campaña. Un despilfarro de recursos que mostraban ostentosamente, el PODER del candidato.

Poco a poco, se fue perdiendo este mecanismo de control de la militancia, hasta que desapareció por completo. La escacés de billetes y la pandemia, le dieron la última palada de tierra a la fosa del olvido.

Sin embargo, prevalece el último bastión: EL CIERRE DE CAMPAÑA. Donde se debe mostrar el músculo. Real o ficticio.

Debe manifestarse con fotos y videos la capacidad de convocatoria popular y la habilidad de concentrar miles de supuestos simpatizantes en una gran fiesta de fin de campaña.

La presentación de grupos musicales y el obsequio de los últimos artículos de propaganda como las banderolas, gorras y camisetas, se reparten entre la multitud para dar la sensación de uniforme felicidad y apoyo al candidato.

En estas elecciones no hubo excepción. Y los cierres de campaña, sirven también para dejar claro quiénes son los que se las pueden.

En tratándose de los aspirantes a la gubernatura, sólo vimos a los dos punteros.

María Eugenia Campos, acompañada por los tres defleccionarios, CHELA, ALEJANDRO DÍAZ Y MARU BAEZA.

Y por el bando contrario, Juan Carlos Loera de la Rosa, candidato de Morena.

Desde el viernes andan haciendo sus cierres en las más importantes cabeceras municipales.

Echando la casa por la ventana.

Y en el caso de los aspirantes a la alcaldía, también.

Notorios, dos de los punteros, Cruz Pérez Cuellar, Javier González Mocken.

Cruz, en la plaza de la mexicanidad con la sonora trakalosa como atracción musical. Pudo haber metido mucha gente, pero el partido de fútbol donde se coronó campeón el Cruz Azul, después de 23 años de cruzazuleadas, mermó la asistencia.

No obstante, se aprecia en las fotos, bastante nutrida la asistencia, con la separación de las sillas por la sana distancia y el flotar de las banderolas.

Supermocken, en un extenso baldío, allá por el rumbo de las torres, igualmente aglutinó a poco más de 5 mil almas, en conjunto con la candidata a la gubernatura y los candidatos a diputados.

El güerito Martínez, tímido, en su bunker de campaña. Y los otros, francamente invisibles.

Adriana Fuentes, y sus huestes del tricolor, manejan el acto de cierre de campaña con mucho hermetismo, aunque se filtró que posiblemente sea hasta el miércoles 2 de junio en la plaza de toros, Alberto Balderas.

En estas campañas atípicas, los cierres, como los mítines, van perdiendo vigencia. El grueso del electorado se entera de la concentración masiva de los aparentes simpatizantes de los candidatos, pero no los conmueven a votar.

Es un ejercicio obligado, que a los analistas nos da un punto de referencia del cual partir. Pero sólo un factor más en el desmenuce del estudio.

El miércoles 2 de junio se termina el periodo correspondiente a campañas en el proceso electoral. Serán cuatro días para la reflexión y luego la elección.

El famoso día D.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.