Andrés Manuel López Obrador, vino a Ciudad Juárez a conectar una carambola de tres bandas.

  1. Dar a conocer el avance de sus programas sociales.

  2. Ponerle las rodilleras al gobernador Javier Corral Jurado.

  3. Y a darle el espaldarazo a su gallo para las próximas elecciones del 6 de junio, Juan Carlos Loera de la Rosa.

    - Publicidad - HP1

El primer punto, fue obviamente el pretexto de su visita.

Dio a conocer el avance de los apoyos para las personas de tercera edad. Ampliación de su pensión, y la incorporación en junio de los mayores de 65.

Algo que obviamente pudo dar a conocer desde el Palacio Nacional en una de sus mañaneras.

Este fue el pretexto oficial.

El segundo punto, es una jugada de párvulos. El manual dice. «Si tienes el poder y no aprietas, no vengas a llorar.» Así que vino a hacerle torniquete al gobernador Corral.

Y por el otro lado, el multi plurinominal que hoy desgobierna, baja la cerviz y le entrega como ofrenda, el estrangulamiento de Maru Campos, una de las más fuertes competidoras para la sucesión gubernamental.

Finalmente, para que no quede duda, EL ESPALDARAZO.

Refrenda su confianza en su defensor de la cuarta transformación en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, a quien se le han venido acomodando las calabazas a su favor.

Con la Maru batallando en su juicio penal, se le despeja un tramo del camino y seguro que lo aprovechará.

Hubo resistencias contra la visita presidencial. Pequeños grupos manejados por la marca FRENA, muy gritones, pero nada importante para comentar.

La presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en Ciudad Juárez, fue de cuando mucho 3 horas.

En otro orden de ideas, la militancia morena, esta francamente llena de muina.

Figúrese usted, que bajaron a la diputada Esther Mejía, como candidata a la sindicatura, para empotrar a Daniel Murguía, priista, pero ahora Morenazo, irá en lugar de Esther Mejía, como candidato a la diputación federal en el primer distrito.

Y por otro lado, se escucha que la maestra Adriana Terrazas, también priísta, compró la candidatura plurinominal en el primer lugar, y Armando Cabada en el tercero. Ambos serán diputados.

Mientras que cuadros morenos que han trabajado por años, se quedaron sembrados entre el fango.

Finalmente, comento la presentación de los cuadros verdes. Brenda Francisca, le aventó el primer mandoble a Javier Corral. Lo calificó de «Misogino, y cobarde».

Por otro lado la el discurso de Rudy Benavides, como candidato a la alcaldía, sin mucho contenido. Y finalmente, César Díaz, como candidato a la sindicatura, entre lo más relevante de la presentación.

María Ávila, envuelta en el sigilo, me comentó que será hasta jueves Santo de cuando podría declarar algo sobre el partido Verde.

Por lo pronto la traen en salsa, con el juicio penal. También le tocó pagar 500 mil del águila, como medida precautoria.

Este juicio se pone color de hormiga.

Voy por capirotada.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.