El candidato de Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa, juntó 444 mil, 634 votos en su aspiración por la gubernatura del estado grande de Chihuahua.

Su adversaria, y ya virtual gobernadora electa, obtuvo 576 mil 176 votos.

Podría decirse que los chihuahuenses nos hemos dividido en dos grupos.

- Publicidad - HP1

Concluido el proceso electoral, la etiqueta indica que debemos buscar una conciliación social. Sin embargo, en la lucha por el poder casi no ocurre este fenómeno. Por el contrario, se recrudecen las malquerencias.

A lo más que podemos aspirar, es a no emitir expresiones denigrantes de unos contra otros.

El poder es una especie de hoja recubierta de INFLUENCIA, DOMINIO, MANDO, NEGOCIACIÓN, (y muchas cosas más. Diría Juan Gabriel); que debe cuidarse mucho pues suele desgastarse con suma facilidad.

La gobernadora se apresta a ordenar su equipo, su gabinete. A delinear sus políticas públicas. Y a enderezar su estrategia contra las acusaciones que tienen fincadas en su contra.

Loera, por su parte, anuncia que apenas pasen las exequias en su partido, hará una gira por el estado.

Dos objetivos tiene el recorrido.

  1. Agradecer a sus votantes la confianza depositada en las urnas.

  2. Conteo de activos morenos.

Me parece interesante esta jugada.

Les diré porqué.

Siempre he dicho que el político profesional debe trabajar permanentemente.

En política no hay vacaciones. Y en esta idea de hacer una gira del reencuentro, del aparente agradecimiento, percibo su intención de reorganizar los activos de su partido.

No sólo hacer un conteo.

Reorganización que mucha falta le hará para la siguiente elección, pero más que nada se tiene que construir ese partido para hacer una oposición fuerte.

Porque trabajaron a pura sensibilidad. Nada profesional. No había  partido.

En algunos casos actuando con los riñones, más que con el cerebro.

Esa estrategia de azorrillar a la adversaria, fue contraproducente. No había necesidad de tanta violencia. La victimizaron, luego la volvieron mártir. Y si no se hubiera realizado pronto la elección, la canonizan.

Ya vimos cómo operó «el vaticano» en contra de Morena.

Mientras le ponen combustible al convoy Moreno, hay que ver cómo se despliega el animal.

¿Habrá impugnación?

Esa, como diría la Nana Goya… «esa es otra historia».

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.