«Bajo el imperio del terror»

Los desafortunados eventos el pasado lunes en Cerocahui Chihuahua así lo evidencian. El brutal asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, además del guía de turistas Pedro Palma en el interior de un templo católico ponen de rodillas a todos los niveles de gobierno amén de la procuración de justicia en nuestro país ante el CO. Ha habido todo tipo de declaraciones al respecto, algunas tratando de minimizar el hecho aduciendo que así está el mundo, por lo que me remite al clásico, «Mal de muchos, consuelo de pend…tontos«. Deseo hacer énfasis que la Compañía de Jesús (jesuitas) es una poderosa e influyente orden de la iglesia católica, su fuerza radica en que son el ala científica de la iglesia, los eruditos, los estudiosos, los de más elevados fines espirituales y de servicio a los más necesitados, fundadores de grandes instituciones educativas, siempre alejados de frivolidades y actos insanos… y, si ellos determinan (como lo hicieron) que este es un estado fallido, es porque lo es. Aquí no operan los consabidos, «Se llegará hasta las últimas consecuencias«, «Se habrá de aplicar todo el peso de la ley«, «Caiga quien caiga«… esas son frases huecas, muy propias tanto del presidente de la república como de la gobernadora de nuestro estado, producto de su chabacanería, patetismo, impreparación y deseos de seguir pateando el bote. En su fantasía ellos no son culpables de nada, aquel culpa a su némesis Felipe Calderón y esta pobre a Javier Corral. A titulo personal les pregunto, ¿pueden o no pueden con el paquete? Si su respuesta fuera honesta, sería la segunda. ¿Para eso querían el poder? ¿Se dan cuenta (ambos) del daño que están haciendo? Alejaos de mi vista, este sermón ha terminado.
El agua, talón de Aquiles del industrioso y pujante Monterrey.– las escenas que vemos por televisión y los testimonios personales de familiares, nos relatan niveles peligrosos de alteración social por la falta del vital líquido. La actitud del gobernador Samuel García es de antología, «Ese es problema de CONAGUA«, es decir, lo mio es la campaña, la frivolidad, las redes sociales, el imbécil e insulso fosfo, fosfo con el que ganó. Recuerdo la frase de JLP «Soy responsable del timón, no de la tormenta«, o como dijera una canción de banda, «No es mi bronca«. No voy a decir la solución al problema, no la tengo ni es mi función, lo que si puedo asegurar es que Nuevo León se equivocó gravemente al votar por un mequetrefe, muy poco capacitado para gobernar. La ciudad es un polvorín que puede estallar en cualquier momento. Convoco a científicos u organizaciones en el tema hídrico para que aporten visos de solución, por cierto, ¿saben contar? Pues no cuenten con el gobierno federal, él está enfocado en las elecciones del próximo año y en las del 2024, no lo molestemos con impertinencias y pequeñeces, mientras el agua no escasee en Palacio Nacional, que… ruede la bola.
El peor de los mundos posibles.- ¿qué pecado estaremos pagando los neocasagrandenses? Tenemos los peores autoridades en los tres niveles de gobierno. Como presidente nacional lopes, gobernadora campos, y los tres tres puestos más importantes del municipio de risa loca: ceballos, frías y álvarez. ¿Por qué tanta desgracia? La diosa fortuna nos trata con la punta del pie, se ensaña con nosotros, ¿el día que el municipio nació nacieron los zopilotes? ¿Nos hemos alejado de Dios? ¿Cuánto durará esta insondable oscuridad? ¿Habrá para nosotros un nuevo amanecer? Ahora, ¿quién podrá defendernos? Este mensaje tiene la rara cualidad de ser del agrado de muy pocos, debido a que la emprendo con tótems sagrados de todos los partidos. Quizá sólo será apreciado por personas que se hayan alejado del pernicioso fanatismo. Hombres y mujeres libres de cadenas… ¡Chihuahua nos une! ¡Arriba Chihuahua!
Ay amigos ¿qué creen que pasó? O lo que es lo mismo, «Crónica de un encuentro desafortunado«. Yendo a la biblioteca municipal a fin de entregar mis dos libros semanales y sacar otros tantos, al acercarme a la misma me percato de la existencia de un podio, micrófono, una carpa y sillas, al llegar a la puerta, está el abyecto dr. magaña (dizque consejero) por supuesto no le dirijo ni el saludo, ya para entrar distingo la grotesca figura de ceballos (abominable presidente municipal) precisamente donde se entregan y registran los libros. Le pido a una bibliotecaria que se encuentra en el exterior, que me reciba los libros, paso por un lado de la presidente (quien ya había sido alertada por el barbero dr. magaña de mi presencia) sin dirigirle la más mínima cortesía. Les recomiendo hacer lo mismo con los políticos que no sean de su agrado, demostrémosles nuestro repudio abiertamente, se los aseguro, ¡se siente muy bien! Por cierto, se oyen con insistencia murmullos de revocación de mandato.
«Más vale amigos que dinero», una vez más se comprueba. Hace días mi amigo y mejor ser humano, Dr. Alberto Manrique Colombres, vino por su dotación de miel de abeja y se percató del calor que estaba sufriendo, le expliqué que mi ventilador estaba fuera de servicio, pero que pronto lo mandaría arreglar. Hoy 22 de junio, se presenta con el ventilador seminuevo a título de obsequio, no aceptando pago alguno por el aparato. La acción del regalo, excede por mucho el valor económico del mismo. Soy millonario en amistades y afectos, es mi deseo compartirlo con todos ustedes.
 
«Cuesta mucho más que la vida. ¿Matar a gente inocente? Te cuesta todo lo que eres»
Suzanne Collins
 
«Miles de personas han sobrevivido sin amor, ninguna sin agua»
W. H. Auden
 
«La felicidad se compone de infortunios evitados»
Jean Baptiste Alphonse Karr
Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.