El pasado miércoles 11 de julio fuimos convocados a la ciudad de México por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; los gobernadores, senadores, diputados federales, presidente municipales y diputados locales electos de todo el país.

En dicha reunión, AMLO fue claro y directo, y sin mayores ceremonias nos advirtió que como parte del movimiento esperaba de nosotros “nada de politiquerías, no hacer política en el viejo molde de la política tradicional. Ese molde se rompió, se hizo pedazos el primero de julio. La gente ya no quiere a los políticos corruptos, prepotentes, fantoches, falsos, mentirosos que no quieren al pueblo”. Al buen entendedor pocas palabras.

Pero además de la “leída de cartilla” el presidente electo nos presentó los 50 lineamientos para combatir la corrupción y aplicar una política de austeridad republicana.

- Publicidad - HP1

Por cuestiones de espacio me es imposible presentarlos todos, en lo personal considero que los 20 puntos que destaco en este artículo son los más importantes, pero todos me dejaron un muy buen sabor de boca.

Son medidas que hablan de que el cambio en México sí se dará y se dará en serio:

  1. Se modificará el artículo 108 de la Constitución para agregar que el Presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delito de violación a las libertades electorales y por delitos de corrupción.
  2. Se suspenderán por completo fueros y privilegios para funcionarios públicos.
  3. Se reformará la Ley para considerar delitos graves el tráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraudes a la Hacienda Pública, el robo de combustibles y el fraude electoral en cualquiera de sus modalidades; las penas no permitirán al inculpado la obtención de la libertad bajo fianza.
  4. El presidente de la República ganará menos de la mitad de lo que recibe el presidente Enrique Peña Nieto, sin ningún tipo de compensaciones.
  5. No se comprarán vehículos nuevos para funcionarios.
  6. No habrá más de cinco asesores por secretaría.
  7. Sólo tendrán secretarios particulares los secretarios o equivalentes.
  8. No habrá partida para gastos médicos privados.
  9. No habrá caja de ahorro especial; es decir, dejará de existir la partida conocida como “seguro de separación individualizada”.
  10. Nadie tendrá guardaespaldas, sólo los encargaos de la seguridad.
  11. Se suprimen todas las estructuras y programas duplicados, oficialías mayores, oficinas de prensa, de publicaciones, defensorías jurídicas, de compras, contraloría interna, y otras; estas funciones o programas se centralizarán en una sola unidad o coordinación dependiente de la secretaría relacionada con los asuntos en cuestión.
  12. Se reduce toda la estructura de trabajadores, empleados de confianza, en un 70 por ciento del personal y del gasto de operación.
  13. Se bajan los sueldos de los altos funcionarios públicos a la mitad, de quienes ganan más de un millón de pesos anuales; de manera progresiva, pero lo ahorrado debe significar el 50 por ciento del gasto actual; es decir, se va a ahorrar la mitad de lo que ahora se destina para el pago de los altos funcionarios públicos.
  14. Nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados, se venderá la flotilla de aviones y helicópteros, sólo quedarán los destinados a la seguridad, la protección civil y los que se ocupen para el traslado de enfermos.
  15. Se cancelarán las pensiones a los expresidentes de la República.
  16. No se utilizarán vehículos y otros bienes públicos para asuntos particulares.
  17. No podrá contratarse a familiares.
  18. Se reducirá en 50 por ciento el gasto de publicidad del gobierno.
  19. Sólo tendrán apoyo de choferes los secretarios y subsecretarios.
  20. La Residencia Oficial de Los Pinos pasará a formar parte de El Bosque de Chapultepec y se convertirá en un espacio para el arte y la cultura.

Como ven, en realidad queda poco que opinar, por sí sola cada una de estas medidas contribuye a combatir la descarada corrupción gubernamental imperante en el país y a ahorrar millones de pesos del presupuesto federal, recurso que señaló el presidente electo, serán aplicados íntegros en programas de apoyo a los que menos tienen, a los adultos mayores y a los jóvenes.

Ante todo esto, lo digo fuerte y quedito, ¡Es un honor estar con López Obrador!

BenjaminICSA
Benjamín Carrera Chávez
Catedrático e Investigador en UACJ | + posts

Doctor en Problemas Económicos por Universidad Autónoma Chapingo.
Actualmente Diputado Local por el 5to Distrito de Chihuahua, Profesor-investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ y miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT, Nivel 1.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.