En estos días mucho se discutirá sobre la necesidad de un incremento salarial en nuestra frontera, muchos dirán que no es posible, que no se justifica, que las empresas se irán despavoridas de la ciudad a otros países o estados, ¿pero será verdad? Como economista mi opinión es que dicho aumento si se justifica y que además es urgente tal incremento y dejo algunos datos para su análisis.

Para contextualizar primero debemos recordar que el 70% de la población ocupada en Juárez se inserta en el sector industrial, es decir en las maquilas y que en el 2016, el 56% de los trabajadores juarenses ganaban entre uno y tres salarios mínimos diarios.

En México, de acuerdo con el Coneval, el costo de la canasta alimentaria en enero de 2018 tenía un costo mensual de mil 490.8 pesos por persona, o lo que es lo mismo, 49.7 pesos diarios por PERSONA, solo para comer. Es obvio que no solo necesitamos alimentos para vivir, existe algo que se llama canasta básica no alimentaria, en la cual se incluyen los gastos por transporte público, cuidados de la salud, educación, cultura, recreación, vivienda, prendas de vestir, calzado, la cual tiene un costo mensual de mil 498.3 pesos por persona, es decir 49.9 pesos diarios por persona.

- Publicidad - HP1

En conjunto, ambas canastas arrojan un costo mensual de 2 mil 989.1 pesos por persona o de 99.6 pesos diarios por PERSONA. Lo que significa, si consideramos que de acuerdo con el INEGI un hogar está compuesto por cuatro integrantes, que el ingreso mínimo de una familia debería ser de 398.5 pesos al día, ó 2,989.1 a la semana ú 11,956.5 al mes. Los números no mienten, el salario debe aumentar.

Y no nos preocupemos, las maquiladoras no se van de Juárez por una simple razón, no les es rentable hacerlo. De acuerdo con datos del INEGI en noviembre de 2017, en promedio, a un obrero de la industria manufacturera en México se pagaron 2.3 dólares la hora, mientras que en los EE.UU. se le pagó 20.9 dólares la hora, es decir ¡9 veces más! En otros países, como Francia, el salario es de 17.5 dólares por hora, incluso en países ubicados a miles y miles de kilómetros de la frontera, como es el caso de Chile, les pagan más que en nuestro país, allá la hora es pagada a 3.1 dólares.

Me parece que dada esta información queda claro que no se irían a otros países, pero alguien diría, si se pueden ir a otros estados de la República Mexicana, según yo tampoco, y me explico; el promedio nacional de sueldos y salarios reales pagados a los obreros de la Industria Mexicana de Exportación (IMMEX) en noviembre de 2017 era de 6,821 pesos mensuales, en estados como Coahuila los obreros de esta industria ganan 7,840 pesos al mes, en Baja California 7,441 pesos mensuales, en Sonora 6,836 pesos, en Tamaulipas el salario mensual es de 6,028 pesos, ¿y saben de cuanto es el promedio en el estado de chihuahua? Apenas 5,577 pesos al mes! Es decir un 18% menor a lo que pagan a nivel nacional, únicamente en dos estados pagan menos que en chihuahua, en Yucatán y en Durango, estados que quedan muy lejos de la frontera con Estados Unidos lo que elevaría significativamente los costos asociados al transporte de insumos y productos terminados.

Otro aspecto a destacar es que, en promedio de los últimos 5 años, en Juárez, trabaja el 10% del total nacional de todos los obreros de la Industria manufacturera. Tan solo en nuestra ciudad, por ejemplo, laboran 50,000 personas más que en Tijuana. No en todos lados existe tal oferta de mano de obra. No obstante esto, en 2016, Juárez ocupaba el lugar 30 en el ranking en cuanto a sueldos y salarios pagados a los obreros, incluso el municipio de chihuahua ocupaba un mejor lugar al ubicarse en el lugar 25.

En conclusión, es válido, justo y urgente incrementar sustancialmente el salario de los obreros y maquiladores de nuestra frontera y no, las maquilas no se irán, no les conviene.

P.D. El próximo 1 de marzo a las 18 horas en el auditorio Jesús Macías en ICSA participare en una mesa redonda sobre salario digno y justo en ciudad Juárez. ¡Todxs invitadxs!

BenjaminICSA
Benjamín Carrera Chávez
Catedrático e Investigador en UACJ

Doctor en Problemas Económicos por Universidad Autónoma Chapingo.
Actualmente Diputado Local por el 5to Distrito de Chihuahua, Profesor-investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ y miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT, Nivel 1.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.