Un columnista de un periódico fronterizo señalaba en el 2013 que “A puñaladas iguales, llorar es cobardía” y comentaba que dicha frase se la adjudican a muchos de los “santones” del PRI, de por lo menos hace medio siglo y hacen referencia a qué cuando las cosas que tu adversario hace en tu contra y tienen toda la saña y perversidad posible, siempre tendrás oportunidad de replicar esas mismas acciones perniciosas, es tu derecho.

La paciencia y la pasividad real del presidente que se manifiesta cuando lo atacan sus oponentes, a él directamente, las respuestas venían siendo de contestación suavecita y ciertamente tolerante, incluso cuando han atacado e intentado hacer mucho daño a su hijo menor de edad y a su esposa Doña Beatriz Gutiérrez Müller.

No es lo mismo señalar con certeza documentada, y con verdad, un acto de corrupción llevado a cabo por persona alguna, pero denunciando judicialmente también el acto de corrupción para que tenga validez la denuncia pública pero con documentos probatorios y, por supuesto, no es lo mismo el señalar como un POSIBLE acto de corrupción cargado de mentiras estructuradas sin sustento alguno con el único fin de denigrar e intentar  causar daño mediático a la persona, son dos situaciones muy diferentes en donde se pudieran hacerlo justificándose con la libertad de expresión, la verdad y la mentira no tiene un ápice de coincidencia.

- Publicidad - HP1

Los PANISTAS acudieron a instancias judiciales PRESUMIENDO la configuración de un POSIBLE delito y pidiéndole a la autoridad que investigue sin ninguna prueba que acredite el hecho por el que denuncian, “yo presumo que hay delito pero tú autoridad consigue las pruebas y somételo a juicio” así actuaron los PANISTAS.

La libertad de expresión es el derecho de todo ser humano a expresar sus opiniones y comunicarlas, sin temor a represalias, censuras o sanciones. … La falta de este derecho es propia de las políticas totalitarias o dictaduras militares en las que se prohíbe la difusión de diferentes puntos de vista bajo cualquier forma, en el gobierno del presidente López Obrador este derecho a sido protegido, y promovido, desde la más alta tribuna del país, prueba irrefutable de ello está en todos los ATAQUES y CAMPAÑAS mediáticas, negras y perversas hacia su gobierno, su persona, su familia.

En un gobierno de corte DICTATORIAL jamás lo hubieran podido hacer los detractores del presidente y muchísimo menos en la forma perversa, mentirosa, ofensiva con claro intento de DAÑAR y DESTRUIR, ni siquiera con columnas de corte educado y amable como algunos claramente lo han hecho también.

Algunos de los periodistas detractores y chayoteras que atacaron a los presidentes de la república antes del 2018 fueron incluso obligados a que los retiraran de los medios a los que servían por intermediación directa del ejecutivo federal PRIANISTA, en el gobierno de López Obrador eso no tienen sobre sus cabezas, han podido decir y expresarse como se les ha dado su mejor gana de hacerlo.

La libertad de expresión con la que ejercen sus actos dañinos, sus campañas mediáticas y negras, sus ofensas hoy no tiene precedente en el México reciente de los últimos 50 años en contra de la institución presidencial, cuando EL PRESIDENTE  fue candidato, y como candidato, fueron salvajemente hostiles y perversas las campañas en su contra para evitar su llegada a la presidencia, en el 2018 y en el 2021 fracasaron.

La línea de la prudencia y tolerancia presidencial fue rebasada, amenazar al Presidente de México no es cualquier cosa, menos hacerlo con su familia y es un  claro “hasta aquí” lo que  les pusieron a los Loret y su pandilla, obviamente se les vendrá encima toda la fuerza del estado como respuesta a sus actos, mentiras, ofensas y amenazas porque con las amenazas al presidente han convertido su actuar en un asunto de Seguridad Nacional y la fuerza del estado está para proteger la integridad del presidente y su familia y esto no lo entendieron, no lo alcanzan a creer que así es y sus consecuencias las van a sufrir.

Con menos de lo que declaró Loret en amenaza hacia el ejecutivo federal en los Estados Unidos lo hubieran declarado como un atentado a la seguridad del presidente y por lo tanto un tema de seguridad nacional, en Rusia ni se diga, en la Comunidad Europea actuarían con cero tolerancia, en México el presidente López Obrador pasó de receptivo, pasivo y tolerante a una etapa participativa, activa, contundente y decidida… y con razón más que justificada.

Fue claro, no se va a dejar y va a defender con todo lo que tenga a la mano el proyecto de nación por el que votamos.

La falta de libertad de expresión, como derecho humano, es propia de las políticas totalitarias o dictaduras militares en las que se prohíbe la difusión de diferentes puntos de vista bajo cualquier forma, y eso es precisamente de lo que ha abusado Carlos Loret de Mola y su pandilla patrocinadora, no entendieron los límites y Loret menos entendió que lo han usado como el “idiota útil”.

Les importó muy poco que estaban ofendiendo, denigrando, amenazando al PRESIDENTE DE MEXICO, sin importarles nada el que están frente al presidente electo por la participación democrática de los mexicanos como ningún presidente mexicano habría logrado ser electo, les guste o no les guste.

¿Qué importancia tiene la libertad en la sociedad?.

La libertad es lo que le permite al individuo tomar sus propias decisiones pero también asumir sus consecuencias de sus actos resultantes de como use la libertad.

Libertad es la facultad o capacidad del ser humano de actuar según sus valores, criterios, razón y voluntad, sin más limitaciones que el respeto a la libertad de los demás, cosa que desde los montajes de Televisa y García Luna Carlos Loret nunca lo ha entendido, su actuar mercenario lo continuó haciendo soberbio por lo impune que ha quedado por sus acciones.

Cuando estamos frente a acciones de gobierno buscando fortalecer la autonomía, la seguridad nacional y la autosuficiencia del país, que para ello fueron electas las autoridades como resultado de su proyecto ofertado de nación, las acciones como las de Loret de Mola y sus patrocinadores (algunos nacionales y los españoles) pueden ser declaradas como actos de traición a la patria y su actuar ha sido subestimando la fortaleza política del presidente, su entereza y su investidura.

Tenemos los mecanismos de ley para actuar, incluso contra el presidente de la república, ante actos de corrupción y ninguno de ellos ha sido utilizado por los detractores del presidente por lo que en automático sus actos carecen de valor y de fuerza más que para ser utilizados en forma mediática y eso es lo que han venido haciendo, abusando de su libertad.

Quienes utilizan como idiota útil a Carlos Loret saben que pronto habrán de desecharlo por no ser útil para utilizarlo para enfrentar al presidente López Obrador, no es una actitud nueva de sus patrocinadores, es una actitud probada y repetitiva para encubrir su cobardía porque saben muy bien que están en contra de un poderoso Presidente de México soportado por todo el poder del estado que los patrocinadores de Loret conocen muy bien.

Verbalmente podemos camuflar una emoción, sin embargo, corporalmente es mucho más difícil no expresar lo que sentimos y Loret en su cara lleva su penitencia.

Me gusta que nuestro presidente haya pasado al terreno de la dignidad y la verdad, de desenmascarar la hipocresía con que se constituyen los Loret y su pandilla.

Han atentado contra la institución presidencial, habrá por ello serias consecuencias para los actores.

¿Qué es un conflicto interés?

Son aquellas situaciones en las que el juicio del individuo y la integridad de su evaluación pueden estar indebidamente influenciadas por un interés o beneficio secundario, de tipo generalmente económico o personal que afecta la aplicación de los criterios con los cuales deben ser evaluados los programas y/o proyecto.

La casa se rentó por medio de un agente inmobiliario, no fue gratuito y esto hecha por tierra el origen de la mentira de Loretito.

En términos genéricos, puede decirse que existe una situación de “conflicto de intereses” cuando el interés personal de quien ejerce una función pública colisiona con los deberes y obligaciones del cargo que desempeña”.

José Ramón López Beltrán no ejerce ninguna función pública y en base a ello construyó Loret de Mola una mentira.

Agüita de su propio chocolate.

El presidente se llama Andrés Manuel López Obrador y no tiene otro nombre y, al presidente, ni con el pétalo de una rosa le han pegado, no pueden, no tienen con qué.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.