12 días y la productividad

“La mayoría de las definiciones de emprendimiento se centran en el lanzamiento y puesta en funcionamiento de un negocio debido a los altos riesgos que implica el lanzamiento de una start-up (incipiente). Una porción significativa de los negocios tienen que cerrar debido a la falta de financiamiento, malas decisiones de negocios, crisis económica, falta de mercado, cargas de impuestos y laborales o una combinación de todas estas circunstancias”.

No es fácil ser emprendedor en este mundo tan complicado porque son muchas las variables que juegan para el éxito de la empresa en su inicio y que el emprendedor deberá sortear y el entorno no está tan dúctil para hacer el viaje placentero, como se sueña antes de crear.

- Publicidad - HP1

Hay muchas formas de coartar el camino de los emprendedores y, una de ellas, son leyes que van y benefician en sentido contrario de la búsqueda de la viabilidad y consolidación empresarial, sin que esto signifique que se deben evitar leyes laborales, sociales o fiscales para beneficio del país y de la masa de trabajadores y la sociedad, pero habrá de leyes a leyes y de iniciativas a iniciativas.

Por unanimidad, la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República, que preside el senador Napoleón Gómez Urrutia, aprobó reformas a los artículos 76 y 78 de la Ley Federal del Trabajo, a fin de ampliar el derecho de vacaciones pagadas de seis a 12 días, a partir del primer año laboral, lo que aumentará dos días laborales anuales en los siguientes cinco años, hasta llegar a 20 días de descanso obligatorio, fue aprobada por la Comisión correspondiente y pasará al pleno de la Cámara de Senadores.

El dictamen establece que, a partir del sexto año, el periodo de vacaciones aumentará dos días por cada cinco de servicios hasta alcanzar 30 días de descanso, y de ahí hasta llegar a los 32 días de descanso obligatorio por 35 años de servicio.

Fueron los Senadores Patricia Mercado Castro, de Movimiento Ciudadano; Sasil de León Villard, del PES; Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre, del PT; Bertha Alicia Caraveo Camarena y Ricardo Velázquez Meza, de Morena los que promovieron esta iniciativa de modificación a la Ley laboral vigente.

De entrada no han dado a conocer ningún estudio a profundidad para ver el impacto que eso representaría en las empresas, ¡porque de que impacta claro que impacta¡ … ¿hasta dónde y cuánto?

Hasta donde he investigado ni los mismos ponentes lo saben.

Con toda simpleza de análisis veo que a las micro y pequeñas empresas les impactará porque forzosamente tendrán que tener un “comodín” para suplir a los vacacionistas y ya ahí lleva implícito un costo adicional a su operación normal que hoy llevan, para las grandes empresas el impacto será proporcionalmente igual, necesitarán empleados extras para cubrir las vacaciones, además de capacitación y todos los directos e indirectos laborales.

Las vacaciones laborales es una recompensa ganada en ciclos de años trabajados que en algunas empresas juega también la productividad y la responsabilidad en asistencia y puntualidad en la prima vacacional adicional.

Por lo tanto las vacaciones son el resultado de todo un año laborado el merecerlas y ese espíritu de productividad no debería perderse, el paternalismo laboral destruye y afecta la productividad del trabajador y la rentabilidad de las empresas.

“Sin duda, las y los mexicanos somos gente trabajadora, pero esta característica positiva de nuestra sociedad ha sido abusada en muchos casos, al punto de que nuestro país se posiciona en el primer lugar respecto de las jornadas laborales más largas en todo el Continente Americano”, dijo el Senador Napoleón Gómez Urrutia.

Y si es verdad pero, considero que estamos en el momento preciso de hablar de productividad y los beneficios de la productividad laboral a traves del aumento de días de vacaciones.

Si volteamos la vista a la productividad de los trabajadores y que como resultado genere un beneficio en días adicionales a los de la ley actual las cosas serían de ganar ganar todos, empresario y trabajador, y tal vez y si en la misma proporción de días por año trabajado como marca la iniciativa siendo esto que el trabajador se lo gane por productividad, aparte de sus días de vacaciones de ley y hasta 6 días más por productividad y ganados cada año más los días de vacaciones adicionales por año laboral como lo marca la ley actual.- Lo que hoy marca la ley más 6 días cada año ganados por productividad pero que esos 6 días no sean más que el resultado de una gran recompensa del trabajador cada año.- Para el cómputo de los 6 días adicionales por año trabajado  al disfrutarlos el conteo comienza de cero y deberá generar el derecho el trabajador por el siguiente año laborable de esos 6 días adicionales, cada año se debe esforzar por alcanzarlos.

12 días al año, 6 por ley y 6 como resultado de su productividad y pagados, hacen si un paquete muy atractivo para el desarrollo del trabajador y su familia.

Desde hace muchos años se procuró darle al trabajador vacaciones de valor, después de mediados del siglo pasado, creo que desde la época de López Mateos, el IMSS desarrolló Centros Vacacionales para los trabajadores, Atlixco-Metepec, La Trinidad, Malintzi y Oaxtepec, hacen falta más hoy en día porque ya no se ha vuelto hacer ninguno más.

El IMSS es tripartita, trabajador-empresarios-gobierno y con Centros Vacacionales bien planeados de playa serían un negocio exitoso y social como lo son hoy.

Nada gratuito, todo como resultado del esfuerzo pero si a precios necesariamente atractivos para los trabajadores y por debajo de la media de 4  estrellas de la hotelería de playa… se quiere y se puede porque la experiencia la hay hoy en el IMSS.

Hay muchas formas de beneficiar a los trabajadores y los centros vacacionales del IMSS vendrían a darle un valor agregado, y de mucho valor, a las vacaciones de los trabajadores mexicanos, y sus familias, al brindárseles el servicio vacacional al alcance de sus posibilidades económicas en lugares de valor y servicios vacacionales como los otorgan hoy los Centros Vacacionales del IMSS, por mencionar una de tantas formas que pudieran existir de recompensar a los trabajadores.

Se debe valorar las vacaciones por la calidad en la forma de vacacionar al alcance de la mano del trabajador, los dineros por supuesto son un beneficio pero los agregados los hace beneficios con más valor.

El paternalismo es un muy mal consejero y siempre ha arrojado pésimos resultados y la prueba la tenemos en algunas empresas pequeñas y familiares ya que forma una parte de las causas de su quiebre.

Es correcto buscar mejorar las condiciones laborales pero haciendo que todos ganen, una empresa no es una vacilada ocurrente y las empresas deben ser cuidadas porque son la parte detonante de la riqueza del país todo, las privadas y las públicas generan el sustento del país.

12 días de vacaciones sin un esfuerzo y mérito de por medio es una medida que solo generará más costo operativo y menos productividad en los trabajadores.

Ahora bien, no se puede hacer un cambio de esa magnitud sin estudios profundos y consultas con los empresarios, situación que no existe y no se tomó en consideración, es una iniciativa unilateral.

Creo que aquí Morena si está equivocada rotundamente en apoyar esta medida sin estudios ni consultas y considero que debe ser desechada hasta que sea analizada con mas profundidad, el que otros países tengan menos jornadas de trabajo a la semana no quiere decir que aquí en el nuestro sea lo mas adecuado a los tiempos y a las rentabilidades de las empresas.

 A mi juicio, lo hizo la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado y por lo tanto la decisión en la Iglesia fue tomada por Lutero.

En estos tiempos de severa crisis económica lo que menos se debe hacer son cargas a las empresas porque son los pequeños y medianos los que sufren el día a día para sacar adelante los negocios.

Busquemos el como SI aligerar la carga tributaria y laboral a las empresas, pero alejarnos de complicarles la existencia.

Estoy seguro que será rechazada en el pleno del Senado.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

InHouse