Watergate: el escándalo del derrocamiento del presidente desencadenado por un trozo de cinta

El 18 de junio de 1974 The Washington Post publicó su primer artículo sobre el tema escrito por Alfred E Lewis, el reportero que cubría a la policía. Pero su lista de colaboradores incluía los nombres de Bob Woodward y Carl Bernstein.

Washington, DC. (VOA) – Todo comenzó hace 50 años, cuando un vigilante nocturno notó un trozo de cinta en una puerta del edificio donde se ubicaba la sede del Comité Nacional Demócrata en Washington el 17 de junio de 1972.

Al llamar a la policía, desencadenó el escándalo Watergate que derrocaría la presidencia de Richard Nixon, el único líder estadounidense que ha renunciado.

- Publicidad - HP1

Resultó que la cinta fue colocada durante un allanamiento por parte de cinco hombres a quienes funcionarios vinculados a la Casa Blanca les habían encomendado colocar micrófonos y tomar fotografías de documentos para encontrar información comprometedora sobre los oponentes de Nixon.

Cinta en una puerta

Frank Wills, un guardia de seguridad de 24 años, estaba haciendo rondas en el complejo de edificios Watergate cuando notó la cinta en una puerta que impedía que se cerrara.

Al principio no se preocupó, se lo quitó y siguió trabajando.

Pero cuando regresó, también lo había hecho la cinta, lo que lo llevó a sospechar que se había producido un robo. Wills, quien se interpreta a sí mismo durante unos segundos al comienzo de la película «Todos los hombres del presidente» que narra la saga, llamó de inmediato a la policía.

«Encontré cinta en la puerta. Llame a la policía para que haga una inspección», escribió en el registro de un oficial de seguridad del edificio, que ha sido conservado por los Archivos Nacionales de EEUU.

Los agentes de policía llegaron al lugar en «un minuto, un minuto y medio», dijo uno de ellos, John Barrett, a ABC News en 2017.

Él y su compañero Paul Leeper estaban vestidos de civil, e incluso estaban un poco desaliñados.

Eso funcionó a su favor, ya que Alfred Baldwin, el hombre que se suponía que debía vigilar durante el robo, no pareció notarlos de inmediato. Es posible que su atención se haya centrado en la película «El ataque de los títeres», que se estaba mostrando en la televisión.

«Estaba pegado al televisor», y cuando advirtió a los demás, «ya era demasiado tarde y tuvieron que correr y esconderse como ratas», dijo Barrett.

‘Sal con las manos en alto’

Una vez dentro de la oficina, los dos oficiales encontraron cinta en varias puertas y se dieron cuenta de que algo raro estaba pasando.

«Nuestra adrenalina está bombeada», dijo Leeper a ABC.

Encontraron oficinas saqueadas y sospecharon que los perpetradores aún estaban presentes, y comenzaron a buscarlos habitación por habitación.

De repente, Barrett vio un brazo. «Me asustó muchísimo», dijo.

«Grito algo como, ‘Sal con las manos en alto o te vuelo la cabeza'».

“Diez manos se levantaron y salieron, y ahí fue donde ocurrió el arresto”, dijo Barrett.

Al otro lado de la calle, Baldwin tenía su oído pegado a un walkie-talkie. «En un susurro muy suave, escuché una voz: nos tienen», dijo.

No es un ‘robo típico’

Las 10 manos pertenecían a James McCord, Virgilio González, Frank Sturgis, Eugenio Martínez y Bernard Barker.

La policía pronto se dio cuenta de que este «no era un robo normal y típico», dijo Barrett.

Los ladrones no solo vestían traje y corbata, sino que tenían dispositivos de escucha, bolígrafos de gas lacrimógeno, numerosos rollos de película, herramientas de cerrajería y miles de dólares en billetes de 100 dólares, dijo.

El 18 de junio, The Washington Post publicó su primer artículo sobre el tema. Estaba escrito por Alfred E Lewis, el reportero que cubría a la policía. Pero su lista de colaboradores al final también incluía los nombres de Bob Woodward y Carl Bernstein.

Los dos jóvenes reporteros asumieron el caso, investigando los detalles del caso que acabó con la presidencia de Richard Nixon dos años más tarde y ganando el prestigioso premio Pulitzer por su trabajo.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.