Presenta EE.UU. plan migratorio «intermedio» para los indocumentados

Publicidad - LB3 -

La legisladora María Elvira Salazar anunció que su proyecto entró a la Cámara Baja y espera que inicien negociaciones en su propio partido y con los demócratas para darle viabilidad a su propuesta de reforma de la Ley de Inmigración y «cerrar la frontera» a los flujos de inmigrantes irregulares.

Washington, DC. (VOA) – La congresista María Elvira Salazar, republicana por Florida, introdujo hoy en la Casa de Representantes una propuesta de ley para “sacar de las sombras” a millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

“Lo importante de este programa es que le da la oportunidad a la gente que ahora está en la oscuridad de salir y vivir en dignidad (…) esta es la primera vez que no es el todo o el nada que siempre han prometido, es algo intermedio» dijo la congresista Salazar durante teleconferencia de prensa.

- Publicidad - HP1

El plan, llamado ‘‘Dignity for Immigrants while Guarding our Nation to Ignite and Deliver the American Dream Act’’, o ‘‘DIGNIDAD’’ contemplaría que los indocumentados que puedan demostrar que tienen al menos cinco años de vivir y trabajar en EE. UU. y que han pagado impuestos calificarían para entrar en el programa, que ofrecería la oportunidad de pagar una multa durante 10 años, de 1.000 dólares por cada año para mantener el permiso de trabajo y de residencia legal en el país.

La legisladora de origen cubano dijo que su plan tiene un enfoque integral y de largo alcance que reforzaría la protección de la frontera sur, pondría fin a la inmigración irregular, castigaría a los que infrinjan el paso y ofrece una oportunidad de largo tiempo para que los trabajadores indocumentados en Estados Unidos vivan con “dignidad”.

Durante ese tiempo -contempla el plan Salazar- el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) podría verificar los antecedentes de los solicitantes y, pasada esa década, los inmigrantes que han superado esa fase de tiempo podrían calificar para aplicar al programa “Redención”, que abriría camino a la ciudadanía.

La propuesta también contemplaría la obligatoriedad para todos los pequeños, medianos y grandes empresas de utilizar el sistema E-Verify para evitar las contrataciones de trabajadores indocumentados, lo que supondría multas para los que incumplan la medida.

Cuando el presidente Joe Biden asumió el mando el enero de 2021 presentó un plan de reforma de inmigratoria que ofertaba «un manejo responsable de las fronteras», mantener la reunificación familiar, «fortalecer la economía», y mejorar las condiciones de los países centroamericanos de donde llegan los flujos irregulares, entre estas personas que buscan asilo. Sin embargo, continúa encallada en el Congreso, donde aún no ha sido discutida.

En 2013, los senadores Robert Menéndez y Marco Rubio encabezaron un grupo bipartidista de ocho legisladores que patrocinaron una Reforma de Inmigración que contemplaba también los mismos componentes del plan de Salazar, tanto en las multas como los tiempos para que el DHS hiciera el cateo de antecedentes de los solicitantes, pero sobre todo de reforzar primero la frontera sur con más recursos y tecnología. Pasó el voto del Senado, pero no la de la Casa de Representantes.

LOGO ADN Negro
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse