Aumenta el interés por la compra de búnkeres en EE.UU.

Una empresa estadounidense fabrica refugios contra desastres y su propietario admite que en los últimos días ha recibido numerosas llamadas de clientes interesados en habilitar un búnker en sus casas ante el temor de una guerra nuclear.


Washington, DC. (VOA) – 

Las mesas de negociaciones con el Kremlin y los numerosos intensos de Occidente de buscar a través de la diplomacia una solución al conflicto no solo no han dado sus frutos, sino que además ha encendido las alarmas de una guerra nuclear.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, ya avisó de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial y amenazó diciendo que, si se da ese caso, la guerra sería nuclear. “Podría ser nuclear y devastadora”, dijo.

- Publicidad - HP1

Eso ha despertado el interés de mucha gente a prepararse ante un eventual ataque. En el sur de la Florida, Jorge Villa ideó US Bunkers, una empresa de construcción de búnkeres, y asegura a la Voz de América que en los últimos días, coincidiendo con la invasión a Ucrania, han aumentado las llamadas a su oficina de personas interesadas en construir un refugio capaz de soportar un ataque nuclear.

“El producto de los búnkeres es algo que la gente prefiere no tener que usarlos, pero quiere tenerlos por seguridad. Es como el seguro de vida, que muchos lo tienen pero que no quisieran usarlo”, explicó Villa a la VOA.

Según él, a la gente que ya ha adquirido estos productos les da “mucha tranquilidad” contar con una construcción de este tipo para protegerse en caso de guerra nuclear.

“El temor es total, no solamente en Estados Unidos. También lo he notado en Sudamérica, donde la preocupación de la gente parece incluso mayor. Muchos lamentan que después de haber salido de una pandemia, ahora entramos en el pánico de una posible guerra”, dice. “Nadie nunca esperaba llegar a este punto”.

Estos búnkeres diseñados por Villa, que se pueden adquirir en cualquier parte del mundo, tienen la peculiaridad de que no se construyen bajo tierra, sino en la superficie.

“Lo hice así porque en lugares como Florida es casi imposible construir hacia abajo por el agua. Así que lo hice de manera que se pudiera construir y colocar, por ejemplo, en el jardín de una casa”, explicó Villa, quien es graduado de ingeniería.

A partir de 25.000 dólares se pude adquirir un búnker. De ahí, el precio aumenta dependiendo del espacio, las características y el diseño del interior de las unidades.

“Las unidades están construidas con concreto y hierro, con un espesor de unas 8 y 12 pulgadas. Están selladas, son monolíticas y cuentan con una instalación eléctrica”, detalla sobre su construcción que, a simple viste, parece una nave espacial.

Villa, oriundo de Colombia, empezó a construir los búnkeres después del huracán Andrew, en 1992, considerado uno de los ciclones tropicales más destructivos que impactó Estados Unidos en el siglo XX. Su saldo fue de 65 muertos, pero una arrasó con numerosas viviendas dejó daños superiores a los 27 millones de dólares de la época.

“Después del huracán Andrew, al ver la calidad de desastre y destrucción con un huracán de categoría 5, la idea fue formar unas unidades resistentes a todo tipo de desastres naturales, terrorismo, ataques de guerra. Cualquier tipo de destrucción pudiera llegar a causarse”, comentó.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse