Movil - LB1 -
    Publicidad - LB1 -
    junio 13, 2024 | 0:50

    Inspecciona Biden atestado cruce entre EEUU y México

    Publicado el

    Publicidad - LB2 -

    El presidente se reunió con oficiales migratorios para hablar de migración, así como del aumento del tráfico de fentanilo y otros opiáceos sintéticos, que están disparando el número de sobredosis en Estados Unidos.

    - Publicidad - HP1

    El Paso, Texas (AP) – El presidente Joe Biden inspeccionó un concurrido puerto de entrada a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México el domingo, su primer viaje a la región después de dos años en el cargo, mientras los republicanos lo acosan por ser blando en la seguridad fronteriza mientras el número de migrantes que cruzan se dispara.

    Biden asistió en El Paso a una demostración de cómo los agentes fronterizos registran los vehículos en busca de drogas, dinero y otros objetos de contrabando. En una señal de las profundas tensiones políticas sobre la inmigración, el gobernador republicano Greg Abbott entregó a Biden una carta a su llegada en la que decía que el “caos” en la frontera era el “resultado directo” de la incapacidad del presidente para hacer cumplir las leyes federales.

    Biden tenía previsto pasar unas horas en la ciudad, actualmente el mayor corredor de cruces ilegales, en gran parte por nicaragüenses que huyen de la represión, el crimen y la pobreza en su país. Se encuentran entre los inmigrantes de cuatro países que ahora están sujetos a una rápida expulsión en virtud de las nuevas normas promulgadas por el gobierno de Biden la semana pasada, que suscitaron fuertes críticas de los defensores de la inmigración.

    El presidente se reunió con oficiales migratorios para hablar de migración, así como del aumento del tráfico de fentanilo y otros opiáceos sintéticos, que están disparando el número de sobredosis en Estados Unidos.

    Biden tenía previsto visitar el Centro de Servicios para Migrantes del condado de El Paso y reunirse con organizaciones sin ánimo de lucro y grupos religiosos que apoyan a los migrantes que llegan a EE.UU. No estaba claro si Biden hablaría con algún migrante.

    El anuncio de Biden sobre la seguridad fronteriza y su visita a la frontera tienen como objetivo, en parte, acallar el ruido político y amortiguar el impacto de las próximas investigaciones sobre inmigración prometidas por los republicanos de la Cámara de Representantes. Pero cualquier solución duradera requerirá la actuación del Congreso, fuertemente dividido, donde en los últimos años han fracasado múltiples intentos de promulgar cambios radicales.

    Desde El Paso, Biden debía continuar hacia el sur hasta Ciudad de México, donde él y los líderes de México y Canadá se reunirán el lunes y el martes en una cumbre de líderes norteamericanos. La inmigración figura entre los puntos del orden del día. El reto al que se enfrenta Estados Unidos en su frontera sur requiere la cooperación entre varios países, una señal de que la diplomacia será tan importante como las políticas internas de Estados Unidos.

    En El Paso, donde los migrantes se congregan en las paradas de autobús y en los parques antes de seguir viaje, los agentes de la patrulla fronteriza han reforzado la seguridad antes de la visita de Biden.

    “Creo que están intentando enviar el mensaje de que van a comprobar de forma más consistente el estatus documental de la gente, y que si no has sido procesado van a ir a buscarte”, dijo Rubén García, del grupo de ayuda Annunciation House en El Paso.

    Los inmigrantes y solicitantes de asilo que huyen de la violencia y la persecución se han dado cuenta cada vez más de que la protección en Estados Unidos está disponible principalmente para quienes tienen dinero o la habilidad de encontrar a alguien que responda por ellos económicamente.

    José Natera, un migrante venezolano en El Paso que espera solicitar asilo en Canadá, dijo que no tiene perspectivas de encontrar un patrocinador estadounidense y que ahora es reacio a solicitar asilo en Estados Unidos porque teme que lo envíen a México.

    México “es un país terrible donde hay crimen, corrupción, cárteles e incluso la policía te persigue”, dijo. “Dicen que la gente que piensa en entrar ilegalmente no tiene posibilidades, pero al mismo tiempo yo no tengo padrino. … Vine a este país a trabajar. No vine a jugar”.

    El número de inmigrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México ha aumentado drásticamente durante los dos primeros años de Biden en el cargo. Hubo más de 2,38 millones de paradas durante el año que terminó el 30 de septiembre, la primera vez que la cifra superó los 2 millones. La administración ha luchado para reprimir los cruces, reacia a tomar medidas de línea dura que se asemejarían a las de la administración Trump.

    Los cambios de política anunciados la semana pasada son la mayor medida adoptada hasta ahora por Biden para contener los cruces fronterizos ilegales y rechazarán a decenas de miles de migrantes que llegan a la frontera. Al mismo tiempo, 30.000 migrantes al mes procedentes de Cuba, Nicaragua, Haití y Venezuela tendrán la oportunidad de llegar a Estados Unidos legalmente siempre que viajen en avión, consigan un patrocinador y superen controles de antecedentes.

    EE.UU. también rechazará a los inmigrantes que no soliciten asilo primero en un país por el que hayan pasado de camino a EE.UU. Se pedirá a los inmigrantes que rellenen un formulario en una aplicación de teléfono para que puedan ir a un puerto de entrada en una fecha y hora preestablecidas.

    El Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo a los periodistas a bordo del Air Force One que la administración está tratando de “incentivar una manera segura y ordenada y cortar las organizaciones de contrabando”, diciendo que las políticas no son “una prohibición en absoluto”, sino un intento de proteger a los migrantes del trauma que el contrabando puede crear.

    Los cambios fueron bien recibidos por algunos, en particular por los líderes de las ciudades donde se han concentrado los migrantes. Pero Biden fue criticado por grupos de defensa de los inmigrantes, que le acusaron de tomar medidas calcadas de las del anterior presidente. Funcionarios de la administración refutaron esa caracterización.

    A pesar de todos sus viajes internacionales a lo largo de sus 50 años de servicio público, Biden no ha pasado mucho tiempo en la frontera entre Estados Unidos y México.

    La única visita que la Casa Blanca pudo señalar fue el paso de Biden por la frontera mientras hacía campaña para la presidencia en 2008. Envió a la vicepresidenta Kamala Harris a El Paso en 2021, pero fue criticada por obviar en gran medida la acción, ya que El Paso no era el centro de cruces que es ahora.

    El presidente Barack Obama hizo un viaje en 2011 a El Paso, donde recorrió las operaciones fronterizas y el puente internacional Paso Del Norte, pero luego fue criticado por no volver mientras decenas de miles de menores no acompañados cruzaban a Estados Unidos desde México.

    Trump, que hizo del endurecimiento de la inmigración un tema emblemático, viajó a la frontera varias veces. Durante una de sus visitas, se agolpó en una pequeña estación fronteriza para inspeccionar el dinero en efectivo y las drogas confiscadas por los agentes. Durante un viaje a McAllen, Texas, entonces centro de una crisis creciente, hizo una de sus afirmaciones más repetidas: que México pagaría la construcción de un muro fronterizo.

    Los contribuyentes estadounidenses acabaron pagando la factura después de que los líderes mexicanos rechazaran rotundamente la idea.

    Con información Associated Press (Morgan Lee y Josh Boak)

    LOGO ADN Negro

    ¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
    Envíanos un correo.

    ¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
    No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

    Síguenos en nuestras redes sociales.

    Publicidad - LB3 -

    HOY EN ADN TV

    - Publicidad - (MR1)

    Historias Recientes

    ¿Beneficio o presión social? Cómo afecta la inmigración a la economía de EEUU

    La inmigración impacta la economía de EEUU. Expertos debaten sus consecuencias en el mercado laboral y los gobiernos locales. #Economía #Inmigración

    Inflación en EEUU cedió en mayo, indicio de que aumentos de precios podrían ser algo pasajero

    La inflación en EE. UU. cedió en mayo, ¿podría la Reserva Federal reducir su tasa de interés referencial? Descubre más en nuestra nota. #Inflación #ReservaFederal
    - Publicidad - (MR2)

    LAS PLUMAS DE ADN

    - Publicidad - (MR3)

    Más como esto