“…Estúpido!, te dije que no te exhibieras!, lo único que hiciste fue mover el avispero en nuestra contra!, ahora ya se reactivaron los expedientes que con tanto trabajo habíamos logrado que se mantuvieran en el olvido, desde Enrique para abajo están furiosos contigo, le habías prometido a Luis que después que te sacó visa de residente, no sin gran esfuerzo con Jared, te mantendrías encerrado en el rancho de Nuevo México, cercano a Santa Fe, y que de ahí no te moverías sin nuestra autorización!…”, bufa colérico el importante político en vías de retiro, apenas pocos meses antes todavía factótum de las grandes decisiones nacionales, como líder de la bancada priísta en el Senado, pero sobre todo como consejero personal de los últimos cuatro Presidentes de su mismo partido.

“…Discúlpame Emilio, no volverá a suceder…”, alcanza a balbucir con gran nerviosismo y temor el ahora prófugo exgobernador, que alcanzó notoriedad internacional cuando se le descubrió que intentaba crear un banco para lavar todo el dinero sustraído ilegalmente del erario público, y que incluso el manejo de la tesorería estatal de decenas de miles de millones, se canalizaba de manera exclusiva a través de las ventanillas de esa hasta entonces pequeña Caja de Ahorro, de forma que con los elevados excedentes de la intermediación financiera que de manera rutinaria se le regateaban al gobierno del estado, se procedía a adquirir para el nuevo sátrapa multitud de propiedades, entre ellas ranchos, huertas nogaleras, hoteles, oficinas y residencias de lujo, a lo largo y ancho de la geografía estatal.

“…Todo fue un montaje de Corral, está obsesionado con destruir mi buen nombre y mejor gobierno, como medio para ser candidato a la grande en el 2024, aunque para ello también tenga que perseguirlos a ustedes, ya lo conoces…”, agrega meloso el repudiado personaje, tratando infructuoso de recuperar el buen ánimo de su protector, aunque en su fuero interno no deje de cuestionar la voracidad de su padrino político, a quien nunca le fueron suficientes los cientos de millones de pesos que religiosamente le eran enviados semana a semana en voluminosa maleta, transportada con celo, por el Secretario particular del yucateco, siempre cómodamente transportado en el avión oficial del gobierno de Chihuahua.

- Publicidad - HP1

“…Ni que decir…”, piensa con amargura, “…de todos los apoyos, viajes y negocios que les brindé a toda esta bola de oportunistas, empezando por Emilio, quien en su voracidad acaparó todo el negocio de distribución de medicinas de todos los estados con gobiernos priistas, a través de su hijo, el de Chihuahua fue sin duda el que mejores utilidades le reportó, si lo sabré yo…”

“…De Videgaray todavía recuerdo su sorpresiva invitación a comer a Les Moustaches, donde ya me esperaba acompañado de su antiguo jefe y maestro, Pedro Aspe, para que le diera la exclusiva de la contratación de la deuda estatal, vía un Fideicomiso Maestro, que diferiría todas las amortizaciones hacia las siguientes administraciones, naturalmente con una jugosa comisión por intermediación financiera, esquema novedoso que desde luego sería aprobado prontamente por la SHCP a su cargo, faltaba más…”

“…Y a Enrique, ¿ya se le olvidó el nidito de amor que le regalé a su novia en Cancún, en una de las zonas más exclusivas?…”, “….y qué decir de la insistencia de Aurelio para que apresurara los permisos de fracking en la zona de Ojinaga, para beneficiar a sus socios texanos?…”

Ladrón que roba a ladrón…

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos | + posts

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.