Presunción:Vanidad que muestra una persona que presume y alardea de sí misma y de sus propias cualidades.”

Alguien miente o están ocultando situaciones irregulares en el asunto de los “Guaruras” y su reglamentación, control, salario, prestaciones, etc., porque nadie en su sano juicio con más de dos dedos de frente se traga el cuento de que el salario de esos profesionales es de alrededor de 9,000 pesos mensuales.

Así lo dan a conocer las autoridades y lo proponen elevarlos de rango en nómina para ganar alrededor de $35,000 pesos mensuales, que para este escribidor, suena lógico y justo.

- Publicidad - HP1

La propuesta levantó ámpula en la clase empresarial que le es muy importante contar con un séquito de guaruras, y como no iba a ser si están acostumbrados a mantener un costo bajo por su seguridad. Mientras mas barato, mucho mejor…

Haber levantado su voz inconforme por esa reclasificación dentro del tabulador nominal del estado, pone en total evidencia a un empresariado estatal que “quiere, necesita y merece” que lo cuiden aun cuando sus “guarros” arriesguen la vida por migajas…

Sí como no, algo no me checa.  El colmo de los colmos sería que el estado pague los “guaruras” de los empresarios con el cuento ese de que representan la estabilidad, la seguridad y viabilidad del estado. Ese es un cuento chino.

Sería muy delicado descubrir que existen “guarros” pagados para los empresarios con los dineros de los contribuyentes Chihuahuenses, por lo que se hace necesario aclarar, verificar y comprobar que no es así, y si lo es, tendremos que denunciar con montos, nombres y apellidos…

Recordemos que con el cuento chino de la “inseguridad” el gobierno de Reyes Baeza y reforzado por Cesar Duarte en su momento rayaron en la esplendidez al argumentar que era obligación del estado otorgarles seguridad a los empresarios y los llenaron de “guaruras” a su servicio pagados por los contribuyentes de Chihuahua.

El tamaño del carrusel de “guaruras” es el tamaño del miedo o nivel de soberbia y presunción de quien luce desproporcionadamente su “seguridad”, el tamaño de su complejo de inseguridad.

Recordemos a César Duarte. Una caravana interminable de “guaruras” acompañados por ambulancia al frente y atrás de la caravana de, al menos, entre 10 y 15 vehículos más los de los “súbditos” encabezados por Enrique Serrano y su séquito de guarros. La presunción y el complejo en su máxima expresión.

Sin duda, todo un espectáculo carnavalesco verlo circular por la ciudad, digno ejemplo de la petulancia y el complejo; no era miedo, era presunción, ninguno hizo nada que fuera meritorio de ese ejercito de protección y la prueba es su actualidad, no traen ni al que les abra la puerta del baño y les levante la tapa, era pura vanidad, faramalla con cargo al erario…

Lo mismo pasa con Armando Cabada quien trae un séquito de guaruras discrecionalmente pulverizado en los actos públicos de más de 10 “guarros” y que fueron señalados por el periodista de Televisa cuando se dio su agresión recordatoria y maternal…”traía mas de 10 guaruras”, dijo en su oportunidad…

Son muchos, ¿Cuál es el miedo…?¿Serán muchas las que debe…?

“Del tamaño de tu escolta es el tamaño de tu miedo, de tu presunción, o de las que debes.”

Vuelve a circular en redes sociales un video donde señalan a Armando Cabada su probable participación en actos abominables de violación y muerte a jovencitas en los años de violencia y desapariciones.

Viene al caso, no por frenar avances políticos, si no porque desde esos tiempos debió haber dado, claras y contundentes, explicaciones.

Sin embargo, no fue así y los señalamientos continúan vigentes hasta el día de hoy, sin que hayan sido aclaradas convincentemente.

Hoy es presidente municipal y está más que obligado a ello. La decencia y la honorabilidad, si la hay, se lo exigen.

De otra forma, el presidente Cabada, estará ante una campaña donde ahora si se le van a ir con todo quienes se asocian en las mafias de Juárez.

Ya sabe, esos que tanto aman la ciudad que la endeudaron, están conspirando con Morena, y con inteligencia… El que tenga oídos que oiga, el que tenga ojos que vea y si hay cerebro, que la piense.

Que peladita, señor presidente Cabada, la quiere al irse contra los “morosos” del predial, dejándoles caer todo el peso de las notificaciones para aumentar el importe de los pagos; pero INCOHERENTE al tolerar a los vehículos PAFOS para que circulen sin placas, sin pagos de impuestos y contribuyendo al incremento de la inseguridad ciudadana.

¡QUÉ PADRE señor Cabada! O sea, para usted unos son hijos de Dios y otros son hijos de su tiznada madre… No pos si tiene usted un sentido clarísimo de lo que es la aplicación con equidad de la ley.

Debería darle vergüenza el intentar justificar la ayuda a un despacho de cobranza, y no es que estemos a favor de la ilegalidad como lo ha demostrado usted que si la tolera y tal vez la promueva. ¿Con que cara señor presidente Cabada, con que cara…?

¿Ya pagaron sus cuates? ¿Ya pagaron sus socios? ¿Ya pagaron los grandes que siempre están sin pagar? ¿Ya les cobro a sus enemigos, o se le caen los calzones…? ¿Por qué con todo el ejército de cobradores a los ciudadanos?

¿Qué no se da cuenta, Sr. Alcalde, que AFECTA el patrimonio de los ciudadanos en mora de predial?¿Porqué a unos sí y a otros no los quiere “afectar”?

Hay muchos pendientes señor presidente Cabada. Muchas cosas por aclarar, muchas cosas que poner en su exacta dimensión. Su administración independiente tiene muchos pendientes… “Los pendientes del presidente Armando Cabada”.

Desgraciadamente no hay candidato en otros partidos más que los mismos de siempre que merecen ser castigados y enviados al ostracismo político y presupuestal, porque más que merecido lo tienen.

Por último, Sr. Alcalde, ¿Nos podría informar cuanto ha pagado en presupuesto adicional al contrato por publicidad a EL DIARIO DE JUÁREZ?

“Para que haya corrupción debe haber corruptor, es un binomio inseparable…” El chayote tiene espinas y dejan huella. – Don Q.Chillito.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.