Esa frase la machacó una y otra vez Víctor Trujillo en su carácter de Brozo (el payaso tenebroso), por cierto, ese adjetivo proviene de broza que es literalmente hierba mala, despojo o deshechos de las plantas, ante su invitado el senador Ricardo Monreal. Lo gracioso es que hablaban ya de otra cosa y Brozo repetía esa provocación incansablemente, aunque Monreal lo sabe perfectamente, las palabras del anfitrión le calaron en… el alma (en caso de que los políticos curtidos la tengan). Mucho se habla de que Morena en el 2024 se dividirá en cuatro, el 1ro de ellos con el clon de Lupus Obrador la anti científica Claudia Sheinbaum (porque así lo quiere el inmaculado), el 2do será Marcelo Ebrard quien al verse despreciado por Lupus quizá encabece al PRI y ocasionalmente a la oposición, 3ra el Changoleón Noroña por el PT o bien de indigente (perdón independiente) y finalmente la 4ta opción el despreciado pero peligroso Ricardo Monreal por MC (Movimiento Ciudadano). Lo tildé de peligroso porque es el único de los cuatro que se atrevería a enarbolar un discurso totalmente descalificatorio y agresivo contra Lupus entusiasmando al pópulo. En lo particular, votaré y trabajaré en favor de aquel que prometa deshacer los malvados entuertos de Lupus (el bulto) Obrador, ¡ni más, ni menos!

¿Yo no nací para amar, nadie nació para mi? Nuevamente recurro al agudo ingenio de Víctor Trujillo (Brozo) quien profirió esa jocosa pregunta en el siguiente contexto. Relata que el INE le tiene prohibido a Lupus el que haga consultas a su clientela con miras a despertar la simpatía o lástima, vaya usted a saber. Entonces esas lastimeras preguntas, letra de conocida canción de Juan Gabriel serían proferidas por el multicitado Lupus el bulto, «¿yo no nací para amar, nadie nació para mi…?» Tenemos pues que la crítica mordaz de Brozo es lo que más lastima a los políticos porque los hace ver ridículos y eso les hiere en lo más profundo de su ser, si se les llama: rateros, asesinos, corruptos, estúpidos o locos no hay problema están acostumbrados, pero ridiculizarlos… «Eso calienta«. Larga vida a Brozo, el payaso tenebroso.

México, el país de los excesos.- hace unos cuantos días llegó a mi modesto negocio un proveedor, después de comprarle su mercancía me compartió una historia bastante macabra de su paso por la política (estatal), me narra que debido a su trabajo en gastronomía tuvo una cercanía diaria con un ex gobernador de Chihuahua (priista) y que su jefe inmediato superior le dijo al entrar, «Aquí se viene a robar, si no eres bueno para eso no nos sirves, hay una larga fila de gente dispuesta a ocupar tu lugar«, esa confesión espontánea me puso los cabellos de punta y me pregunto, ¿es que las personas honestas no tenemos cabida en la administración pública? Evidentemente no. El jueves pasado me invitó el periodista local Dinazar Echavarría a una charla de Economía y política en su medio de comunicación El Tren del Noroeste TV, a quien por cierto vaticino un gran futuro. En una pregunta acerca precisamente de la honradez le comenté, «Siempre me he caracterizado por ser honesto, tirándole a pendejo y no me arrepiento«. Así las cosas, he ahí el por qué no embono en la administración pública. Pregunta final, ¿tiene algún futuro un país con estas inclinaciones al robo?

- Publicidad - HP1

¡Eso está pelada! Una vez más he de disculparme por ayudar a ganar la presidencia municipal a la peor fórmula posible. Hoy estuvimos en el DIF municipal porque el ortopedista envió ahí a mi esposa para unas sesiones de terapia de rehabilitación, procedimiento muy sencillo que al enterarnos en que consiste mejor lo realizaremos en casa y con medidas de higiene más estrictas. El lenguaje del personal que las haría nos pareció inapropiado y a mi hasta cómico, según la joven, «Eso está pelada«. ¿A ustedes les inspiraría confianza una persona así? A nosotros no. Repito, me arrepiento de haber luchado con todos mis recursos para que personas tan chafas dirijan el municipio. Pero es gente del PT, no debería extrañarme.

Un capital político digno de ser aprovechado.- me refiero al del Capitán Luis Carlos Arrieta Lavenant quien compitió por la gubernatura de Chihuahua sin el apoyo del partido hoy extinto que lo postuló (PES), como se dice coloquialmente lo mandaron a la guerra sin fusil. Me enorgullece ser amigo de un hombre que rechazó millones de pesos que le ofrecieron diferentes partidos (punteros) por declinar a su favor, en lugar de eso, él mismo sufragó todos los gastos de campaña de su bolsillo, ganando incluso en el municipio de Coyame y en lugares lejanos del estado con gente del medio rural que se identificó con él mucho más que con el partido. Entiendo que es considerado en Morena para algún importante cargo. Toda la buena vibra amigo Luis Carlos, ojalá que se avispen en el partido mencionado y te den una posición donde puedas ayudar al sector agrícola el cual es tu vocación ¡mucha suerte!

¡Potros de Casas Grandes, subcampeones nacionales de clubes! Este gran logro fue en el hermoso deporte del básquetbol. Hubiera preferido mencionarlos como campeonísimos, pero por esta ocasión habremos de resignarnos con un meritorio subcampeonato. Gracias amigo Lic. Miguel Lugo por conjuntar a tan formidable equipo, gracias a los jugadores que dejaron el alma en cada juego y finalmente gracias a la afición por su decidido apoyo.

«Debemos amar, no caer en el amor, porque todo lo que cae, se rompe»
– Taylor Swift

«Si tu ex te dice: “nunca encontrarás a alguien como yo”, dile: ¡esa es la idea!»

– Autor desconocido

«La salud de muchos hubiera sido mejor si sus riquezas hubieran sido menores»

– Benjamin Franklin

Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.