No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague. Así dice esta frase de origen popular, que en su expresión encierra sabiduría en su interpretación. Analizando su contenido en cuanto a la contienda electoral que tendremos los mexicanos el próximo uno de julio, cae como anillo al dedo profundizar en el perfil de los candidatos que pretenden gobernar nuestra ciudad. Pues tenemos el derecho de participar en el gobierno y el acceso en condiciones de igualdad, a las funciones públicas, destacando que será el sufragio libre y secreto de la voluntad del pueblo el que juzgue por los hechos.

Tres de ellos conocidos ya en la función pública como presidentes municipales, contenderán para llegar de nuevo a ocupar el puesto más honorable de la comunidad juarense. Por lo que el tema es delicado y muy importante para considerar si son personas honestas, leales, cabales, íntegras, con solvencia moral y económica, así como su lugar en la sociedad juarense que tiene todo el derecho de aprobar o reprobar el resultado de la gestión de cada uno de ellos. Otra más que es mujer, pero con experiencia política, al haber ocupado puestos de elección popular, pretende convencer a los electores bajo las siglas del partido más desprestigiado en esta elección.

El día de inicio de las campañas políticas ya se cumplió. Por lo que cada candidato tiene la misma oportunidad para dar a conocer su plan de trabajo, la posibilidad de lograrlo, el alcance de su popularidad y aceptación entre la gente. La mejor oportunidad para escuchar de nuevo lo que proponen, así como para justificar su actuación frente a la administración municipal a su cargo. En esta elección se espera que arda el ambiente por el empoderamiento que ha logrado la guerra sucia, bajo la complacencia de la legislación electoral.

- Publicidad - HP1

De todos los candidatos que participan en la contienda, son tres los que están mejor posicionados para ganar la elección. Ramón Galindo Noriega “Por México al Frente”; Javier González Mocken por “Juntos Haremos Historia” y Héctor Armando Cabada Alvídrez “Independiente”. La candidata Adriana Terrazas Porras por “Todos por México”, tiene menos posibilidad de logarlo. Todos gozan de popularidad y son conocidos en el ambiente juarense. La diferencia es que Javier González Mocken va con el apoyo del partido MORENA, dejando atrás su militancia y larga trayectoria política en el PRI. Cabada va por la reelección.

Volviendo al refrán, muy bien podemos analizar lo que los candidatos han cumplido durante su camino en la política. Este refrán nos enseña en pocas palabras lo que hemos aprendido en base a los hechos y la experiencia de su actuación, el resultado de sus gestiones, y su carácter. Otra vez nos necesitan y es el momento de cobrar la deuda o expedir el recibo. Los veremos de nuevo visitando las colonias, besando a las ancianitas, llevando música y fiesta durante el tiempo que dura la campaña. Nos dirán todo lo que nuestros oídos quieren escuchar.

Es el momento de poner en la balanza lo que sabemos de ellos, lo que hicieron por Juárez, la manera en que atendieron los problemas. Lo que lograron para el bienestar social y la justicia. El tiempo que sacrificaron más allá del tiempo, para trabajar a favor de los más necesitados. Su sencillez, su humildad, su amor al prójimo, su modo de vida, sus adicciones, su familia, sus actividades y su capacidad para entender sus obligaciones que están plasmadas en las leyes respectivas de su encargo.

Más allá de la apariencia y de la imagen que han diseñado para la publicidad de cada uno; ésta vez está por encima de todo lo que digan, la experiencia vivida por los juarenses cuando prometieron cumplir y hacer cumplir la Constitución. Tenemos el momento preciso para premiar a quien mostró con su trabajo la pasión de servir. Para abrir la puerta de la casa y dejarlo pasar. Para confiarle a nuestras hijas e hijos. Es el momento de analizar si el tiempo lo utilizaron correctamente por el plazo concedido.

El dicho popular encaja perfectamente en este momento: No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague. Esta vez el pueblo unido y con responsabilidad deberá elegir al mejor de todos porque ya le pusimos calificación, digan lo que digan. Ya sabemos si es cumplido y si tiene palabra de honor. Si es digno de nuestra confianza para dejarle en sus manos nuestro mejor tesoro: las llaves de la ciudad, para que las utilice en salud, educación y justicia. Cerrando las heridas abiertas por la injusticia y la corrupción.

Molinar Apodaca
Héctor Molinar Apodaca
Abogado | [email protected] | + posts

Abogado especialista en Gestión de Conflictos y Mediación.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.