«Que esta amistad no la separe más que la muerte» dicen al unísono 4 adolescentes en un apartado lugar mientras se infringen una herida en la palma de la mano con un filoso cuchillo para sangrar y juntar sus palmas en un simbólico ritual eterno de amistad.

La amistad, es una relación entre iguales que requiere de esfuerzos que para conseguirla hay que cultivarla y mantenerla sin esperar nada a cambio.

Un buen amigo está contigo en las buenas y en las malas, trata de saber todo de ti, te quiere tal cual eres, comparte contigo las alegrías y sufrimientos y te apoya cuando lo necesitas. Tener un amigo es contar con un tesoro, es destinarle tiempo para saber de su vida, conocer sus sueños y aspiraciones en pocas palabras no hay amistad sin compromiso.

- Publicidad - HP1

La amistad en su mayoría es dulce porque incluye sonrisas y a veces dolor y llanto. La amistad es compañía permanente en el corazón, en los rezos, en las distancias y en la cercanía. Al amigo se le llama para contarle una buena nueva, y está cerca cuando la desgracia nos ronda.

Por eso hay un dicho que dice: “Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano”.

Que denotan estas palabras? denotan entendimiento mutuo, afecto, respeto, comprensión, empatía. Pudiéramos decir que es aquel que no está sólo cuando las cosas van bien, sino también en momentos de dificultad.

En pocas palabras un verdadero amigo es aquel que se adhiere más estrechamente que un hermano, es constante en su lealtad y amistad, acude en ayuda de su compañero angustiado y lo aconseja con fidelidad. Algo muy distintos a aquellos ricos que ofrecen dádivas y gracias a eso tienen muchos «amigos» o pudiéramos decir, seguidores que solo están interesados en los beneficios egoístas que se derivan de la «amistad»

Es increíble saber que para una amistad se tarda tiempo para construirse y que en unos segundos se puede derrumbar con mucha facilidad. Pero, qué cualidades debemos cultivar para que una amistad perdure? Según Robert Rowney, psiquiatra y director de la unidad de trastornos del humor en la Clínica Cleveland, hay ciertos hábitos que distinguen a los verdaderos amigos de aquellos que no los son, 4 cualidades muy importantes que distinguen una amistad verdadera de un simple conocido.

NOS MOTIVAN A ACEPTAR MÁS COSAS DE NUESTRA PERSONA. Los seres humanos tenemos tendencia a ser muy autocríticos y eso puede llevarnos a no tener con nosotros mismos pensamientos constructivos. un verdadero amigo nos anima cuando estamos siendo demasiado negativos y declara que “las personas se sienten mejor cuando están rodeados de personas cercanas, que les brinden apoyo y ánimo cuando lo necesiten”.

NOS DICEN CUANDO NO TENEMOS RAZÓN. Tienen la confianza suficiente de tener claro que quieren lo mejor para nosotros y por tanto de hacernos saber cuándo realmente estamos cometiendo un error. Ninguno de nosotros somos perfectos y nuestros amigos son capaces de ser conscientes de nuestras equivocaciones, y compartirlas con nosotros para aprender. “Son capaces de indicar tanto lo que hacemos bien como lo que hacemos más, y son capaces de darnos el apoyo que necesitamos en ambos casos”.

Ojo. Aquí LA SUTILEZA también delata a una persona que de verdad es especial en tu vida y tiene un papel importante en tu día a día. “Si es un amigo reciente o no tan cercano, no se va a atrever a decir algo que pueda molestarte; en cambio un amigo verdadero, alguien en quien realmente confías, sabrá cómo decirte lo que necesitas escuchar. Es muy importante tener amigos que sean claros y directos”.

PUEDES CONTAR CON SU AYUDA Y APOYO. Una de las increíbles características que tu mejor amigo estará encantado de compartir contigo es su eterna preocupación y atención hacia tu persona. “Un verdadero amigo está presente al considerar tus necesidades como propias” Si quieres comprobar si uno de tus amigos comparte el regalo de la atención fíjate si él/ella usa o pone en silencio su teléfono celular cuando están juntos. Un estudio realizado en Reino Unido en el 2012 sostiene que la presencia de un celular puede distraernos cuando estamos con alguien. Tu mejor amigo no permitirá eso ante tu persona.

TE ESCUCHA CON EL CORAZÓN. Es un clásico hábito hablar con las personas y que la mayoría no pueda evitar cambiar el tema para hablar de ellos mismos. Esteras de acuerdo conmigo en que las conversaciones con nuestros verdaderos amigos no son monólogos ni soliloquios. Cuando somos capaces de mantener un diálogo abierto con una persona tenemos más posibilidades de fortalecer la relación “Las personas que son buenas para escuchar validan los sentimientos de las otras personas. Les demuestran que lo que están diciendo tiene sentido y vale la pena”.

Como hemos dicho, toda amistad descansa en una asociación; pero tal vez haya que distinguir entre la amistad en general y la amistad por parentesco, no menos que la de camaradería. En cuanto a las amistades entre conciudadanos, entre miembros de la misma comunidad, entre compañeros de viaje y todas los demás semejantes, tienen un carácter asociativo más formal que aquéllas, porque existen como en virtud de un contrato; entre ellas se podría considerar la amistad entre hospedador y huésped.

Finalizamos esta descripción de la amistad como una virtud, o un acompañamiento de la virtud y además, como algo extremadamente necesario para la vida.

Eduardo Quezada Compañ
Eduardo Quezada Compañ

Estratega Digital.

Lic. en Derecho, estratega digital y asesor en comunicación política. Orgulloso juarense de corazón.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.