De comentarista de noticias a político. Como comentarista, principalmente de la nota roja de la ciudad, el rating de su noticiero y de su empresa, siempre ha estado sustentado por el morbo de la gente por la nota roja, el contenido periodístico, de investigación y de campo ha sido siempre muy pobre, pero en la nota roja ha sido su contenido de éxito, incluso cuando no hay nota roja fresca se repiten las notas pasadas.

Siempre llevando contenido para alimentar el interés de la gente por asesinatos y criminalidad. Definitivamente construyó el noticiero de mayor penetración y rating de la ciudad. La empresa televisora con mayor crecimiento y visión empresarial en la localidad, explotó el “petróleo rojo” de Juárez y le funcionó, obvio junto con su padre y hermanos.

Como politico de reciente desempeño ha sido muy cuestionado, ha sido muy aferrado a situaciones y personas que le han hecho mucho daño a su imagen y popularidad, no escucha y su soberbia lo delata como un hombre demasiado temperamental y además irracionalmente descontrolado en el encono que incluso lo ha puesto en situaciones delicadas por no saber controlar sus impulsos.

- Publicidad - HP1

David Gamboa en su columna del 27/05/2016 daba claridad en el perfil de Armando Cabada y decía:

“Su trayectoria profesional se funda como presentador de noticias. Fama que también compite con un sinnúmero de hechos oscuros de los cuales no hay respuestas, ni para bien, ni para mal, no hay. Cero. Nada.”

“Ese pasado poco claro, pocas veces abordado por medios tradicionales; lleno de acusaciones y su actitud de atacar sin cuartel a Murguía; hacen pensar a mas de uno, en una estrategia por dominar con una ofensiva premeditada, antes de ser objeto a los cuestionamientos difíciles que están cobrando vida en redes sociales.”

“Cosecha de Mujeres: Safari en el Desierto Mexicano” (2005) de la periodista Diana Washington es producto de su extensa cobertura sobre estos hechos. En sus páginas la autora aborda el tema en un intento por “explicar por que las autoridades mexicanas no dan resultados reales y los motivos por los que explicaciones sobre asesinatos seriales, tráfico de órganos, videos snuff, ritos satánicos o bandas callejeras no se sostienen.” “La autora establece dicha conexión…” ¹

“Huesos en el Desierto” (2002) escrito por Sergio González Rodríguez aborda la misma temática en un análisis de manera profesional y apolítica.

En ambos libros es mencionado entre sus listas el apellido Cabada.

Esto fue publicado hace más de 2 años y por supuesto jamás hubo respuesta o aclaración por el buen nombre del politico que iniciaba, hasta hoy siguen vigentes los cuestionamientos y lo más relevante, sin respuesta.

Sin embargo, fue electo presidente municipal con una votación increíble motivada más por el deseo de cambio, el aburrimiento hacia lo mismo, el enfrentamiento de los intereses políticos y las traiciones partidistas, más por una mala jugada del Duartismo que por el arrastre del comunicador de televisión.

Hasta hace unos meses Héctor Armando Cabada Alvidrez era un Tsunami electoral, parecía invencible, actuaba como el GRAN INVENCIBLE de la película se le veía por la libre para la reelección.

Pero los vientos comenzaron a cambiar y a mermar ese Tsunami que lo identificaba, comenzó aparecer en el firmamento la oportunidad de una real competencia por la Alcaldía de Juárez sin que esto signifique que está perdido. No, Armando Cabada ha comprado su popularidad y sabe utilizar las estructuras que antes le pertenecían al PRI como las periferias, los pobres y el voto duro del partido.

Armando Cabada conoce los procesos, los sistemas, las personas, los liderazgos por lo que la competencia será probablemente no tan amplia y con probabilidades mínimas, pero probabilidades, de que pudiera perder.

Armando Cabada y su grupo buscaran diputaciones y por supuesto la reelección, están trabajando como si fueran un grupo político, a tal grado que hubo quienes lo calificaron como el PIJ (Partido Independiente de Juarez) porque así se están conduciendo.

La desventura para Armando Cabada fue la caída de Miguel Ángel Mancera como candidato de la coalición del PAN-PRD y la no calificación como independiente a la presidencia de la República de El Bronco de Nuevo León con quienes se le identificaba totalmente al señor Cabada como línea de grupo político.

Armando Cabada llegó a la presidencia municipal con el 48% del voto de los Juarenses y eso le representaba un capital político incuestionable, llegaba a la presidencia con toda la fuerza necesaria para poder lucirse en su administración y sobre todo aquietar las fuerzas políticas que lo rechazaban, fuerzas políticas tradicionales dentro del partido y de la sociedad, de nada le sirvió.

A sido error tras error politico, ha sido sordo a los ciudadanos, esta siendo cómplice de a ilegalidad, esta anteponiendo el posible voto a un deber y responsabilidad como ese asunto de autos ilegales que golpea a los ciudadanos que le dieron la confianza con su voto.

¿Puede ganar Armando Cabada? Si, si puede llegar a ganar pero sería tan cerrada la diferencia que cualquier resbalón lo puede hacer irse a su casa a descansar y dar por concluido su proyecto político.

Ha sostenido pillos en su administración, ha perdido la confianza al voto en la clase media y alta, la empresarial, los liderazgos sociales.

De ser un Tsunami como en su momento lo calificaron, se ha convertido en olitas de alberca de niños y eso representa más que todo un proyecto político muy mal desarrollado.

Armando Cabada pudo haber sido toda la diferencia para los ciudadanos, pero resultó ser más de lo mismo con diferente etiqueta. Una verdadera lástima realmente.

Todos sus pecados se le perdonaron con un 48% de la votación en las elecciones pasadas, pero hoy, hoy se sacarán los cadáveres del baúl y los agravios.

Realmente es una lástima… pero hay gente a las que les caen las hojas del cielo.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.