Hoy queremos hablar un poco sobre el historiador francés Fernand Braudel y de su opus magnum El mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II (La Mediterranée et le mode mediterraneén al’ époque di Philippe II), en cuya obra nuestro autor expone su metodología para la construcción del pensamiento histórico; el cual parte de la crítica hacia la observación de las imágenes o símbolos, ya que toda imagen es creación de su tiempo. La complejidad en estas estampas y observaciones es la identificación de los quiebres de los procesos.

Braudel nos ha explicado cómo es que la coyuntura se da en dos momentos, el primero es cuando aparece el hecho histórico; cundo un momento en la línea del tiempo se rompe es una coyuntura y teóricamente tiene relación con otra coyuntura, por ejemplo 1810-2010, estas dos coyunturas lanzan cuestionamientos. Las fechas son importantes en la historia para entender el proceso (coyuntura), y lo que le llama la atención al historiador es eso, pues allí está la larga y corta duración. Ahora bien, la larga duración generalmente es el marco teórico en la investigación de un tema, también se debe tener en cuenta que la coyuntura puede ser una persona.

En el estudio o análisis histórico, el proceso se construye con coyunturas ¿por qué? Esa es la pregunta básica del historiador, la coyuntura puede ser una conexión o un cambio de suceso que llama la atención del investigador. Que por cierto, el historiador se mueve en lo irreal, la idea nunca será real, porque hablamos de hacer construcciones imaginarias; sucesos y hechos que reconstruimos a partir de lo que quedó. Jamás se sabrá con exactitud que aconteció en el pasado, es allí donde lo complejo es lo que hace que la historia sea científica. La ruptura en este caso, por ejemplo 1821 con el abrazo de Acatempan donde termina la Nueva España y comienza México.

- Publicidad - HP1

La larga duración es un marco teórico que nos permite analizar cierta temporalidad, por eso es que en las clases de historia siempre nos hacían memorizar fechas, pero esto va más allá, el establecer fechas de inicio y fin, es para fijar con claridad las coyunturas. Una vez que están identificadas y los sucesos claros, entonces se procede al análisis del conjunto para entender el hecho histórico; tal vez en lo que hemos fallado en las clases de historia es el enseñarles a los alumnos cómo analizar el hecho. Desafortunadamente los planes educativos dedican poco tiempo a la historia y las humanidades, por lo que hacemos lo que podemos.

Otro elemento que Braudel nos enseñó cómo usar mejor en el estudio de la historia, es el de la Cultura; que es una concepción teórica, que a su vez es una idea del producto cultural. Esto ha sucedido en todas las civilizaciones, porque son una autoconstrucción en el tiempo. Aunque la civilización y la cultura son conceptos diferentes en historia, están estrechamente relacionados y nos han enseñado a que las cosas no se repiten, pasa de forma similar.

Marduk Silva
Marduk Silva

Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Profesor en Preparatoria Lobos de la Universidad de Durango Campus Juárez y en la Escuela Preparatoria Luis Urias.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.