¿De qué sirve el crecimiento económico sino va acompañado de desarrollo? Pues bien, uno de los principales retos de los países, además de crecer es buscar garantizar el bienestar de la población y uno de los mecanismos para lograrlo es previendo de seguridad social a toda su población.

Si bien, contar con seguridad social no es un todo a la hora de hablar de bienestar si representa un apoyo óptimo para que los mexicanos vivan mejor.

Pero, ¿qué es la seguridad social? Atención médica, protección del ingreso en caso de un accidente o por embarazo, así como pensión para la vejez, son los elementos clave que conforman un sistema de seguridad social. En México, y otros países, el acceso a la seguridad social está sujeto a un trabajo formal y estamos lejos de que todas las personas accedan a él.

- Publicidad - HP1

Por su parte, la OIT define a la seguridad social como la protección que una sociedad proporciona a las personas y a los hogares. Esto les asegura asistencia médica y tener un ingreso en caso de vejez, desempleo, enfermedad, invalidez y accidentes del trabajo, también en la maternidad o pérdida del sostén de familia.image

Actualmente, México cuenta con varios sistemas de seguridad social, de los cuales destacan dos instituciones públicas: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). El IMSS es para las personas que trabajan en una empresa privada, o para quienes determine el Ejecutivo Federal. El ISSSTE es para quienes laboran en los Poderes de la Unión: Ejecutivo, Legislativo, Judicial e institutos autónomos a nivel federal y para la Ciudad de México.

En nuestro país, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), es el organismo en cargado de monitorear el acceso a satisfactores básicos, uno de ellos es la seguridad social. De acuerdo con la evaluación de pobreza, desde 2008 y hasta 2018, el acceso a seguridad social es la carencia (de seis evaluadas) que afecta a un mayor porcentaje de la población. En 2018, el 57% de la población en el país carece de seguridad social, esto equivale a poco más de 71 millones de mexicanos. En 10 años, de 2008 a 2018, el porcentaje se redujo 8 puntos, es decir, hace una década 65% de los mexicanos no podía acceder a ese derecho.

A pesar de que, la seguridad social es un derecho humano y en México está protegido por los artículos 1º y 123 de la Constitución, más de la mitad de los mexicanos no tienen derecho a ella.

Una de las principales promesas del gobierno actual, es justamente esto, lograr que un mayor porcentaje de mexicanos acceda a seguridad social básica, esto a pesar de no contar con un empleo formal. La actual administración ha ofrecido incrementar el acceso a la salud, implementar seguros de desempleo, apoyos a personas que no estudian ni trabajan, así como incrementar el acceso a pensiones y el monto de las mismas. Pero, ¿cómo se va a lograr con un país que apenas crece al 0.1%, un país cada vez más longevo y menos productivo? Quizá hay quien piense estas son buenas intenciones, sin embargo, quizá solo sean eso y el futuro sea poco alentador.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista | + posts

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.