Don Q. lamenta la muerte de dos amigos en los atentados terroristas contra mexicanos en Wal-Mart de El Paso, Tx. muertes por demás inconcebibles, impensables, dolorosas, ofensivas por la forma en cómo afectaron hogares y familias por su engreída y maldita manera de pensar de un sector de la población blanca de los Estados Unidos, y de ver y actuar, ante los incrementos poblacionales no blancos en los Estados Unidos, la inercia poblacional de ese país ante la fortaleza generacional de unos grupos étnicos y la debilidad para procrear de otros.

Pero que son estos desgraciados que piensan y actúan hoy en contra de los mexicanos, estos terroristas domésticos de los Estados Unidos engranados en todo el país y las estructuras del poder gringo, veamos una descripción clara de lo que son según Wikipedia:

La supremacía blanca o supremacismo blanco es una creencia supremacista racista que sostiene que las personas blancas son superiores en muchos aspectos a las personas de otras etnias, y que, por lo tanto, las personas blancas deben dominar por sobre todas las etnias. La supremacía blanca tiene sus raíces en el racismo científico, y con frecuencia se basa en argumentos pseudocientíficos. Como la mayoría de los movimientos similares, como el neo nazismo, los supremacistas blancos típicamente se oponen a los miembros de otras razas, así como a los judíos.

- Publicidad - HP1

El término también se usa normalmente para describir una ideología política que perpetúa y mantiene el dominio social, político, histórico o institucional de los blancos (como lo demuestran las estructuras sociopolíticas históricas y contemporáneas, como el comercio atlántico de esclavos, las leyes Jim Crow en los Estados Unidos y el apartheid en Sudáfrica), diferentes formas de supremacismo blanco presentan diferentes concepciones de quiénes son considerados blancos, y diferentes grupos de supremacistas blancos identifican a varios grupos raciales y culturales como su enemigo principal.

En el uso académico, particularmente en el uso que se basa en la teoría crítica de la raza, el término «supremacía blanca» también puede referirse a un sistema político o socioeconómico en el que las personas blancas disfrutan de una ventaja estructural (privilegio) sobre otros grupos étnicos, tanto a nivel colectivo como individual.

La supremacía blanca fue dominante en los Estados Unidos tanto antes como después de la Guerra civil estadounidense, y persistió durante décadas después de la Era de la Reconstrucción, en la época anterior a la guerra en el Sur de dicho país, esto incluía la esclavitud de gran parte de la población afroamericana, con cuatro millones de ellos a quienes se les negó la libertad.

El estallido de la Guerra Civil vio el deseo de defender la supremacía blanca siendo citada como una causa para la secesión del estado y la formación de los Estados Confederados de América.

En un editorial sobre nativos americanos en 1890, el autor L. Frank Baum escribió: «Los blancos, por ley de conquista, por justicia de civilización, son dueños del continente americano, y la mejor seguridad de los asentamientos fronterizos estará garantizada por la aniquilación total de los pocos indios restantes».

Después de mediados de la década de 1960, la supremacía blanca siguió siendo una ideología importante de la extrema derecha estadounidense. Howard Winant escribe que «En la extrema derecha, la piedra angular de la identidad blanca es la creencia en una diferencia racial ineluctable e inalterable entre blancos y no blancos» y​ según Kathleen Belew, historiadora de la raza y el racismo en los Estados Unidos, la militancia blanca cambió después de la guerra de Vietnam de apoyar el orden racial existente a una posición más radical, autodenominada como «poder blanco» o «nacionalismo blanco», comprometida a derrocar al gobierno de los Estados Unidos y establecer una patria blanca,​ los grupos de supremacistas blancos como el Ku Klux Klan, las organizaciones neonazis, el movimiento de identidad cristiana y los skinheads racistas conforman dos tercios de los grupos principales de movimientos violentos de derechas en los Estados Unidos.

Podemos encontrar justificaciones “blandas” en los hechos buscando la causa en las familias y la disolución de ellas en la sociedad de los Estados Unidos, le podemos encontrar la suave al culpar el internet y las redes sociales pero solo será, lo que nos lleve a ello, la ceguera de la verdadera causa estructurada que existe en los acontecimientos sucesivos de ataques de terroristas domésticos en los Estados Unidos en contra de grupos étnicos perfectamente identificados y dirigidos.

¿Usted cree, estimado lector, que las palabras del Canciller Mexicano sobre la actuación del gobierno de México en referencia a que participara en las investigaciones es fortuita o de oropel periodístico?

Por supuesto que no, porque sabe perfectamente el gobierno de México que los ataques son dirigidos a la población Hispana de preferencia MEXICANOS y la prueba contundente de la seguridad en lo aquí escrito está en los muertos de Wal-Mart de El Paso.

El presidente Donald Trump tiene mucho que explicarle a su propio pueblo porque ha señalado a los mexicanos como los causantes del apocalipsis étnico y poblacional en su país, ha sembrado el odio hacia los mexicanos que por supuesto lo han aprovechado los devotos de la Supremacía Blanca en todas sus expresiones y formas al día de hoy, la prueba es el estúpido e imbécil del asesino de Wal-Mart de El Paso donde le quitó la vida a Hispanos (Mexicanos) entre ellos a un amigo y a una excelente ex colaboradora de mi paso por la iniciativa privada que lastimó severamente vidas, familias, hijos y familiares a quienes les impuso un nubarrón de resentimientos y dolor encontrados.

Mientras los Estados Unidos no vean la realidad de su gravísimo problema las cosas no van a cambiar y el objetivo y agresiones contra los mexicanos se intensificará porque no son hechos aislados, son actos terroristas domésticos con un objetivo bien definido.

Enterrar la cabeza como los avestruces lo único que logrará es que ante tanta violencia en contra de mexicanos estos podrán tener respuesta pronto y dentro de su propio país.

Lo que llaman “invasión mexicana” a Texas no es otra cosa que el resultado de años y años de requerir mano de obra barata y que con el tiempo se reprodujo logrando ciudadanos norteamericanos nacidos de padres mexicanos y la fórmula de la reproducción generacional se aplicó y hoy la población con ascendencia mexicana tiene un peso y una presencia étnica importante en todos los territorios del sur de los Estados Unidos.

Y además, que no se les olvide, que esos territorios eran nuestros hasta que nos los arrebataron.

Hoy los políticos de la derecha de los Estados Unidos tienen un grave problema de cultura y educación en su gente y, es los que muchos ciudadanos norteamericanos de buena leche y crianza son quienes deberán afrontar este problema, un problema enraizado en la cultura y la historia anglosajona de los norteamericanos, ahí está el problema, en su historia.

 

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.