• Siempre si pago Maru el plebiscito • La bolita hospitalaria • La denuncia como parte de la estrategia anti crimen •

Sin duda alguna que la decisión del presidente Cabada en dar por concluidas las intenciones de sobre endeudar a la ciudad ha sido la mejor, y la más política que ha tomado en todas sus administraciones, se le venía encima el “caballo” para demostrar que el “Juárez Iluminado” era un atraco a la ciudad, como se hizo con Chihuahua.

De no haberlo hecho, el presidente Cabada, hubiera de enfrentar el descrédito total porque lo mejor de las objeciones estaban por venir en su oportunidad. De haber llegado hasta el plebiscito, su carrera política hubiera, ahí mismo, sido enterrada.

- Publicidad - HP1

Aun respira el presidente Cabada, vio al Chamuco y no quiso correr los riesgos.

Debemos sacar la lección de Chihuahua donde el Panismo se consideraba absoluto en poder de la ciudad, ha quedado demostrado que no son capaces ni de mover ciudadanos para una causa vital para su futuro político, queda demostrado, en Chihuahua, que el ciudadano les jugó con el score y pudiéramos entender que hasta manifestaron rechazo a la administración Panista…

¿Será así para el 2021….?

Don Q. Chillito piensa que si César Duarte no entra a la cárcel ese será el panorama que le espera al Panismo de todo Chihuahua, por lo pronto la carrera política hacia la gubernatura, de la duartista Maru Campos, está seriamente comprometida, está prácticamente en vías de ser nulificada; un “caballo” llamado Alfredo Lozoya le paso por encima y no pudo decir ni pío.

El mismo panorama era el que le esperaba a Armando Cabada por lo que ha puesto “patitas para que te quiero” sobre el Plebiscito, sabia decisión.

•••

Caray, era tanta la prisa de María Eugenia Campos por llevar el plebiscito adelante y era tanta su seguridad de que saldría a flote que ella fue la que costeo todo el plebiscito, algo así como nueve millones de pesos… y eso que no hay dinero en el Municipio de Chihuahua que tuvo que ir a patear y golpear las puertas de Palacio Nacional… no cabe duda, es una mentirosa.

¿Cómo podemos confiar en un político como Maru que es agarrada con los dedos en la puerta por mentirosa para que nos represente en la gubernatura del estado?

¿Cómo podemos confiar en una discípula de César Duarte disfrazada de Panista?

¿Cómo podemos tenerle confianza si ante un señalamiento como el del Alcalde de Parral Alfredo Lozoya se haya quedado muda?

No cabe duda alguna, se sobre estimó demasiado Maru Campos y le costó al erario de Chihuahua su capricho, su terquedad descarada en “meterle la mano al cajón” y eso que no hay dinero, pero para meter mano si hay.

Esto es lo que movió a Armando Cabada a meterle freno a su proyecto, dicen los dichos que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”

Por lo pronto Maru Campos gastó lo que nunca debió haber gastado y perdió, está en la lona para la Gubernatura de Chihuahua.

•••

Debería darnos vergüenza ser tan complacientes con las autoridades estatales y federales en el asunto de los hospitales sin terminar de esta ciudad, es una vergüenza y un monumento a la irresponsabilidad y a la estupidez de las administraciones pasadas y, de una vez, de las actuales la desidia y la indecisión.

Son obras sin terminar que ya comienzan a caerse a pedazos por el tiempo y la muy mala calidad de los trabajos y de los materiales utilizados.

A los ojos de todos está ya el deterioro de esos hospitales ubicados en la Ave. Vicente Guerrero en los terrenos del ex hipódromo de Ciudad Juárez.

Más adelante de estas obras inconclusas, está otra obra, el estacionamiento del Centro de Convenciones. Un amplio solar para que se asoleen las lagartijas que ha costado otros tantos de cientos de millones de pesos.

El colmo seria que la otra obra intermedia a los dos complejos se quede también inconclusa. Al paso que van pareciera que van a tardar más tiempo en terminarla, si es que la terminan.

Como no hay responsabilidades para nadie todo queda en lamentos y pareciera que en buenas intenciones, pero hasta ahí.

Hasta hoy solo han servido de parapeto para un concierto de pericos visitantes y repetidores de las buenas nuevas que posiblemente lleguen.

Esas obras ya son ofensivas para todos los Juarenses…

¿Y los de la iniciativa privada? Bien gracias… Me los saluda en su sepulcral silencio cómplice. Algo deberán de esconder que ni pío dicen… Y el algo si lo hay y pega a la administración Corralista.

•••

En los Estados Unidos la denuncia es un coadyuvante de las policías y los organismos de seguridad nacional que medianamente han tenido éxito para poder, tal vez, prevenir, actuar o capturar a delincuentes y delitos en proceso.

La campaña emprendida por las autoridades de El Paso y de Ciudad Juárez: “SE BUSCA”, va encaminada a eso, a que los ciudadanos mexicanos aprendamos a DENUNCIAR actividades ilícitas, cosa que no tenemos por costumbre de hacerlo para bien.

Siempre he sostenido en esta columna, cuando tocó estos temas, que en Juárez tenemos más de 1.5 millones de ojos vigilantes que podemos darnos cuenta perfectamente bien de cuando, y en donde, los criminales estarían actuando, donde actúan, donde se esconden, donde comen, donde duermen, sus familias, etc.

Si tuviéramos como cultura la denuncia, los crímenes y los criminales se verían muy limitados en su actuar, o al menos serían las policías más efectivas de lo que hasta hoy son, pero también, denunciar a los criminales con los cuates como que no es muy buena idea.

Antes de una campaña como esta que han iniciado los interesados deberían preocuparse de a quién y a donde se puede denunciar.

Pero bueno, es necesario siempre empezar por algo. La DENUNCIA es el camino, somos muchos ojos mirando lo que pasa alrededor.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.