• Tláloc y Juárez.

La castración, en los animales domésticos o en los seres humanos, es la técnica quirúrgica destinada a retirar los órganos sexuales, los testículos de un macho o los ovarios en las hembras. Esto causa la esterilización, con lo que se impide la reproducción; también se reduce drásticamente, en consecuencia, la producción de las hormonas generadas básicamente en dichos órganos, como la testosterona o los estrógenos.

Castración es la extirpación o daño irreversible de las glándulas sexuales, es decir de los testículos en el varón (orquiotomía) o de los ovarios en la mujer (ovariotomía). La castración determina la pérdida de la capacidad reproductiva y la interrupción del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, y una notable disminución del estímulo sexual.

- Publicidad - HP1

Nadie que haya sufrido en su entorno cercano, o muy cercano, el acto de violación de menores y más con sadismo y asesinato podría entender el dolor que produce y el daño irreversible de la víctima a quien se viola, un daño para toda su vida, o ese daño profundo al familiar que pierde a un ser querido por violación, violación sádica y asesinato.

Tan doloroso es la violación para quien la sufre como para sus familiares, ya sea de menores o de mujeres y hombres, es un acto de prepotencia y abuso de la fuerza y la superioridad sobre la debilidad y la imposibilidad de defensa, la inocencia.

En el Congreso del Estado se ha desechado la posibilidad de castrar a los violadores y también de darles prisión de por vida con el falaz argumento de que los violadores tienen derecho a reinsertarse en la sociedad, y lo sustento en la probada sabiduría popular: “perro que come huevo, aunque le quemen el hocico”.

Yo no sé de dónde les sale a los diputados locales el “humanismo” hacia los victimarios, o las consideraciones de lesa humanidad hacía unos malditos inadaptados, asesinos y destructores de sueños.

Es increíble que sean precisamente ellos, los diputados, los principales defensores de esa calaña de seres humanos que destruyen familias y futuros por sus desviaciones y perversiones, por sus actos dolosos en contra de seres inofensivos e indefensos, utilizando la ventaja, la fuerza y la superioridad.

¿Acaso se pueden ver en el supuesto y deciden no correr riesgos los diputados?

Es por ello que las cosas no caminan como debieran caminar en la sociedad mientras sigan existiendo cómplices indirectos con poder de atrocidades como es la violación.

Solo se pedía la castración química de violadores de menores de 11 años y la prisión de por vida, solo se pedía retribuirles a esos peques violados algo de lo que les arrebataron en su dignidad y su vida.

Yo soy de la idea de que esos violadores sufran no solo la violación sino la flagelación de su pene, el daño que hacen no merece menos.

Cada vez son más decepcionantes los diputados locales de Chihuahua, son totalmente inadaptados al puesto y muy lejanos a su deber social al que se deben y necesariamente dependientes de las órdenes de quienes los mandan.

Lo más triste es que nadie, fuera de esta columna, hará ni comentará nada al respecto, como sociedad no tenemos los formatos y los instrumentos para hacerlo y quienes los tienen les tiemblan las corvas o se ven en el supuesto que prefieren desecharlo.

Solo los que en CARNE PROPIA han sufrido de cerca una violación tendrá la capacidad de entender lo que se debe de hacer para evitarlo pero el sentido responsable de la prevención no existe en la mente de los diputados de Chihuahua.

Los estragos de las lluvias de los días pasados en esta ciudad carente de infraestructura pluvial son más que evidentes y a la vista de todos, los encharcamientos, los hundimientos y la acumulación vergonzosa de basura en los canales, calles y colonias.

Cada día la degradación de la infraestructura de la ciudad y las calles es más que evidente por más PARCHES con bolas que se le pongan que llegando las lluvias se engrandecen haciendo las calles intransitables y de alto riesgo para nuestros patrimonios.

Las lluvias son necesarias para todo el ecosistema más no muy bien recibidas para la ciudad y sus autoridades porque evidencia toda su incapacidad exhibiendo el deterioro natural sin que se le de mantenimiento adecuado, oportuno y necesario a la infraestructura urbana.

Si Armando Cabada prestara atención al estado de la calle por donde transita a su casa en Campos Elíseos se dará cuenta que sus parches son convertidos en bolas en el pavimento, parches por aquí y por allá hacen de esa arteria una calle de lujo en una ciudad de cuarta, y por ahí pasa todos los días y ni se inmuta, imaginen el resto de la ciudad, no es más que el resultado del mutis y desdén que hace cuando transita por la ciudad.

Ver barrer una avenida es un claro indicativo de la nula inversión en equipo de limpieza, ver a 20 o 30 personas entre jardineros, barredores, supervisiones y gerentes de las cuadrillas es más que claro que van a cubrir un pequeño tramo del sector que van a limpiar, ¿Qué sería si utilizaran maquinaria y equipo?.

No quisiera pensar que el gran dios Tláloc castiga a Juárez, más bien quisiera pensar que bendice a Juárez y quienes castigan a la ciudad son los administradores incompetentes de la ciudad.

¿Necesitaremos de la verborrea para formar nuestro criterio sobre lo que realmente están haciendo los Independientes del Ayuntamiento?

Los hechos son contundentes y a la vista de todos, ese es el verdadero trabajo del Alcalde Armando Cabada, ahí está y es inocultable, lo exhibe a plenitud.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.