Después del debate pudimos constatar la guerra sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador. Pese a que los otros cuatro aspirantes a la presidencia de la república, hicieron todo lo posible por desacreditarlo ante la opinión pública, no lo lograron. La gente que apoya a AMLO sigue firme y creo que en el debate logró no solo continuar en la preferencia nacional, sino que seguramente habrá de sumar más mexicanos.

Innecesario resulta mencionar las mentiras que dijeron Anaya, Meade, el Bronco y Margarita, pues se han publicado en fuentes serias del periodismo como lo es la revista de prestigio nacional “PROCESO”, así como las instituciones que se dedican a investigar si lo que dijeron fue cierto o falso. También se puede consultar en la Iniciativa de Periodismo Colaborativo Verificado 2108. Si verdaderamente tienes interés por el bienestar nacional, entonces no te dejes llevar por las publicaciones falsas, o periodistas de dudosa reputación por razones obvias. Investiga, lee, infórmate bien y vota en serio o con responsabilidad.

Es notable el interés que tiene el lado oscuro del poder incrustado en los Pinos, para darle continuidad al sistema corrupto. La mafia que denuncia AMLO existe y también utiliza a los partidos políticos aliados contra MORENA. Políticos como Diego Fernández de Cevallos, que es un sujeto perverso, cuyo éxito en la abogacía no ha sido por méritos en argumentación jurídica o ética profesional, sino por el tráfico de influencias que ha utilizado para enriquecerse, amigo de Salinas de Gortari, se manifiesta a favor de Ricardo Anaya con la frase de que es “un joven inteligente y brillante.

- Publicidad - HP1

No menos mafioso lo es también Ricardo Anaya, a quien actualmente lo están investigando en España por lavado de dinero. Independientemente de que los panistas cercanos al candidato lo saben y lo han dicho en corto y bajo el agua. Desde luego que participar en los medios, nos privilegia para saber cosas que la gente en común no sabe. Y nos enteramos directamente por ex funcionarios que han sido senadores, diputados y hasta gobernadores.

Después del debate me quedó claro el cinismo de Margarita, sobre todo cuando dijo con absoluta seguridad, que su marido Felipe Calderón logró reducir la criminalidad en Ciudad Juárez. No me quise quedar con las ganas de expresar mi repudio por todo lo que significan ambos. También pretende implementar la violencia y el terror mediante la guerra que ya sufrimos con nuestras familias.

La realidad después de debate, es que me puse a investigar más sobre todo lo que le achacan al Peje. Para saber si realmente está loco, o tiene antecedentes que pongan en peligro la estabilidad nacional, y gracias a ello concluí en que no tenemos bienestar desde hace más de treinta años. Que estamos frente a un estado de emergencia todos los días y que vivimos de milagro. Las noticias nacionales evidencian la inseguridad, la desestabilidad económica, la corrupción, la desigualdad social, la drogadicción, los feminicidios y la muerte de inocentes, como el bestial crimen de los tres estudiantes de cine en Guadalajara.

Toda la nación estamos en duelo eterno por tanta matanza, que ni en la guerra ocurre como en nuestro país. Así fue como después del debate, analicé lo de la amnistía y también mintió Anaya. Resulta que en el Salvador y en Colombia dio excelente resultado. La amnistía no es pactar con los criminales para perdonarlos, sino que es un medio legal o figura jurídica que permite mediar en el conflicto para restablecer la calma, conciliar a los contrarios y fomentar la concordia social. En México ya lo hizo Salinas con el Comandante Marcos.

Después del debate, me di cuenta de que el Bronco es un ignorante del derecho y sobre todo de los derechos humanos del que México forma parte internacionalmente. Cortar o mochar las manos es salvaje, brutal e incita a la violencia, que es precisamente lo que ya no queremos. Según este ignorante tiene trabajando a abogados para presentar una iniciativa de ley ante el Congreso. Los abogados que se prestan a esto no merecen serlo, ya que nuestro deber ético es fomentar la justicia humanitaria y la cultura de la legalidad y la paz.

Después del debate sigo investigando y entre más busco más me convenzo de la enorme guerra sucia contra AMLO de sus adversarios. Ojalá y todos los que sabemos leer y escribir, así como todos los que queremos lo mejor para nuestros descendientes, investiguemos y reaccionemos para iniciar un movimiento nacional de verdadera transformación por la dignidad de los mexicanos.

Molinar Apodaca
Héctor Molinar Apodaca
Abogado | [email protected] | + posts

Abogado especialista en Gestión de Conflictos y Mediación.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.