¿Por qué tenemos tendencias psicópatas y también cierto rango de crueldad? Quizás es parte de nuestra antropología o instinto de supervivencia.

¿Por qué hay gente cruel? ¿Qué pasa por su cabeza? ¿Qué satisfacción les genera?

  • “Sin la piedad, la justicia degenera en crueldad, y la piedad sin justicia es debilidad” – Pietro Metastasio
  • “La brutalidad contra un animal es crueldad hacia la humanidad, lo único que cambia es la víctima” – Alphonse de Lamartine
  • “Las armas más crueles resultan humanitarias si consiguen provocar una rápida victoria” – Adolf Hitler

Desde el maltrato animal hasta el genocidio del holocausto son ejemplos básicos que cada ser humano debe diferenciar para no perjudicar al prójimo. Vivencias de sobrevivientes a los hornos de Auschwitz y videos en redes sociales sobre prenderle fuego a un perro son muestras de un comportamiento humano errático, inconforme o fuera de los códigos cívico o morales; lo digo así porque la crueldad en cierta forma es necesaria en ciertos círculos como los medios de comunicación, política y el sarcasmo.

- Publicidad - HP1

La crueldad en el ser humano es producto de una serie de eventos erráticos que modifican el concepto de los lineamientos morales e incluso ideológicos (el nazismo) para solventar una carencia o la ausencia de características que generen estabilidad. Por ejemplo, volviendo a la peor memoria histórica de la humanidad: el holocausto, vemos testimonios de experimentos genéticos mortales como incrustar pintura en los ojos, hacer lámparas con piel humana, jabón con la grasa judíos o incluso amputaciones sin anestesia para estudiar el dolor en el ser humano. Desde un concepto moral es inhumano realizar dichas prácticas pero desde la perspectiva de los “ejecutores” es un acto de justicia, ideología y ciencia con fines positivos para la civilización.

La crueldad es una emoción aplicada para corromper, generar inestabilidad en la persona y perjudicar desde lo psicológico a lo físico con el objetivo de solventar una necesidad por parte del actuador.

La inquisición, el Ku Klux Klan, el Malleus maleficarum, ese indignante manual diseñado por el clero para aniquilar a las mujeres libre pensadoras (brujas) son ejemplos de lo que la crueldad es capaz de hacer cuando se apoya con creces, la ignorancia permite la germinación de la maldad, el racismo permite la manifestación de la crueldad en las masas produciendo genocidios, terrorismo y sectas.

¿Cómo se produce la maldad? En un inicio hay ansiedad y carencia, seguida de una sensación de abandono o despojo, sucedida por molestia o agresividad, después de la acumulación de esa agresividad nace el odio (hacia algo concreto) y si se alimenta y se manifiesta física o públicamente, nace la crueldad como una ideología, como un concepto que pone en el mapa a quien la ejerce. Las personas que han usado la crueldad en contra de la vida (desde los mataderos hasta los genocidas) muestran un patrón: buscan ser reconocidos con sinónimos de temor o miedo, haciéndoles sentirse un poco mejor de lo miserables que se sienten así mismos y digo esto con fundamento de causa ya que una persona que ama su persona y su cuerpo, no perjudica, transmite amor y una persona que odia o es cruel, transmite eso a los demás por lo que recibe lo mismo. Ningún cruel ha salido victoriosos de la justicia pública mejor conocido como “linchamiento” (un ejemplo: Muamar el Gadafi).

¿Qué nos viene a la mente cuando vemos un acto de crueldad? Bueno, según el contexto, porque un vegano dirá que homicidio es hacer tocino a un cerdito, un carnívoro dirá que es normal comer carne animal, para los de personalidad flemática crueldad seria decirle a una fea, fea o para la sociedad protectora de animales, crueldad sería enjaular a un leopardo.

Yo pregunto: ¿Quieres conocer los límites de la bondad? Intenta sacar del agua a un escorpión para evitar que muera ahogado, en esa situación conocerás los límites del agradecimiento y de la crueldad; sin embargo los escorpiones no tienen el concepto de crueldad, es más, no tienen ni concepto de su propia existencia; así que no podemos decir que un escorpión es cruel.

Maquiavelo dice que la crueldad es necesaria para callar a los conspiradores y desarmar a los enemigos, es cierto pues todo ser humano huye del miedo, el miedo paraliza y la crueldad es la acumulación de los miedos de una manera sugestiva así que la crueldad genera miedo, el miedo paraliza; pero si se acumula el miedo también se acumula el odio y el resentimiento genera odio y el odio genera crueldad ¡vaya ironía!

Todos podemos ser crueles en proporción, desde llenar de aire envolturas de dulces este halloween (muahahaha) hasta esconder el juguete favorito de tu sobrino. Hablando con madurez podemos decir que todos somos crueles, aunque quizás no nos damos cuenta de nuestros actos.

Sería interesante que supiéramos identificar como aplicamos la crueldad nosotros, empezando con analizar lo que decimos y la manera en que lo dijimos y como lo interpreta la persona ¡ojo! no quiero decir que con esto, los sensibles y emotivos serán los afectados de por vida (esos con todo se sienten mal). Analiza las siguientes preguntas:

¿Disfrutas metiendo en problemas a otros?

¿Opinas o dices cosas sin analizar el efecto de tus palabras?

¿Te causa satisfacción los problemas de otros?

¿Eres poco o nada empático?

Si contestaste al menos una asertivamente, entonces tienes tendencias de crueldad… descuida todos somos crueles y psicópatas todo depende el contexto en que lo mires.

Con mis mejores deseos:

¡Shalom!

Felipe Carrasco Profile
Carlos Felipe Carrazco Vega
+ posts

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.