No nos robaron medio país, fue aportación voluntaria

Cada sexenio hay vocablos, modos, costumbres y expresiones diferentes, el actual es particularmente prolífico (fecundo) en ellas. Este as bajo la manga, surgió a raíz de un video donde aparece Pío López Obrador (el nuevo hermano incómodo) recibiendo evidentes sobornos en gruesos fajos de billetes, ni tardo ni perezoso el presidente mencionó, no hay nada ilegal, fueron aportaciones voluntarias de los militantes de Morena para el sostenimiento del movimiento del que incluso yo he vivido. Que románticos tiempos aquellos donde ante grabaciones en video de ese tipo se rompían las vestiduras declarando que era la prueba contundente de la corrupción galopante que ahogaba el país, hubo de llegar este inmaculado (sin mácula, mancha) personaje para que se cambiara la relatoría de los hechos, son… «Las mieles del poder». Se desborda la imaginación popular y se dice que los españoles no saquearon la Gran Tenochtitlán, sino que fueron aportaciones voluntarias de los aztecas a los invasores ibéricos. En ese orden de ideas, el connotado Escritor Francisco Martín Moreno se precipitó al escribir su libro «México Mutilado» donde juzga que los EUA nos tzingaron medio territorio merced a una desigual e injusta guerra, si se hubiera documentado correctamente con la 4T, quizá hubiera llegado a la conclusión que México aportó por su voluntad medio país en aras de una buena vecindad ¡gulp!

1599189140541blob«La gracia para los amigos y la ley para los enemigos».- la poco igualitaria sentencia se le atribuye a Benito Juárez, tengo mis dudas debido a que el personaje no era hombre de lealtades y de amigos, para algunos eruditos de la historia de nuestro país, debió de haber indultado al Archiduque Maximiliano de Habsburgo y trágico Emperador de México y haberlo enviado de regreso a su Austria natal quien vino engañado a nuestro país, pero que sin embargo lo amó más que muchos mexicanos y a fin de cuentas era más liberal que el mismo Juárez. Perdón, me perdí en la historia la cual me apasiona, volvamos a lo nuestro, la frase inicial cobra vigencia en la actualidad con la buena suerte que corren algunos pillastres como Emilio Lozoya Austin, Carlos Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Manuel Bartlett, René Bejarano y John Ackerman entre muchos otros, a diferencia de Rosario Robles sobre quien se ceba el implacable brazo de la ley con toda su fuerza. No me asumiré como su defensor, sólo que me parece desproporcionado y algo cómico su castigo, se habla de darle 32 años de prisión ¡ah caray! Otro personaje hecho talco por este gobierno es el Abogado Juan Collado Mocelo quien al parecer es el epítome de todo lo malo del país, la figura más paradigmática de la corrupción y mala praxis de la abogacía, casi, casi un enemigo público.

La Economía rebotará, pero permanecerá muerta.- en el ilusorio informe presidencial del 1ro de septiembre, acto que me recordó el Teatro Fantástico de Enrique Alonso «Cachirulo», se dieron a conocer una sarta de datos falsos que tratan de hacer creer que nuestra Economía nacional está sana, que tuvimos un pequeño bache por la pandemia del Covid-19 pero que todo está bajo control y que ahora vamos en ruta ascendente, que incluso muchos países se admiran de nuestra destreza en el manejo de la crisis (que habríamos de patentar nuestro accionar) lo cual es una soberana mentira y provoca risa. Si se tendrá un pequeño rebote lo cual es natural, sin embargo, nuestros procesos productivos están heridos de muerte. Como una situación hipotética la cual desafortunadamente no se me ocurrió a mi y no tengo por qué adjudicármela, se ejemplifica de la siguiente manera: «Hagamos de cuenta que suben a una vaca muerta a un avión militar para grandes tonelajes, a una elevada altura arrojan al animal al vacío, al llegar al suelo rebotará… pero permanecerá muerta». ¡Así la Economía, así nuestra suerte como nación!

- Publicidad - HP1

¿Es el Covid-19 el buñuelesco Ángel Exterminador? El distanciamiento social que se hizo necesario por el Covid-19 me trajo a la memoria el perturbante argumento de la película de Luis Buñuel, «El ángel exterminador» donde debido a una especie de histeria colectiva, después de una fiesta de gente rica, inexplicablemente nadie quería retirarse a sus casas, era como si una fuerza maligna los obligara a permanecer en ese lugar, hasta que el hecho fue conocido por el público y ante la irrupción de periodistas y medios de comunicación se pudo romper el cerco mental que los tenía cautivos, el hecho nunca se aclaró, es decir jamás se supieron a cabalidad las causas del enigmático suceso. La película es de los años 50’s y es parte del buen cine mexicano que si había. Me comenta mi dilecta amiga Luz Alicia Vázquez, que Luis Buñuel fue compañero de bachillerato de Federico García Lorca y de Salvador Dalí, ellos tres fueron la esencia del surrealismo español de esa época (con razón). De pasada vea la película, lo impactará y hará reflexionar.

«El poder no corrompe. El miedo corrompe, tal vez el miedo a perder el poder»
– John Steinbeck

«Aléjese de los palacios el que quiera ser justo. La virtud y el poder no se hermanan bien»
– Lucano

«Los pobres se envanecen de sus gastos; los ricos, de sus economías»
– Abel Bonnard

Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse