Una paradoja implica hechos aparentemente contradictorios, por ejemplo, el caso de México, México es un país con muchas paradojas, la desigualdad entre entidades federativas, el nivel de ingreso, bienestar y desarrollo de los estados del norte y el sur y, mientras hay economías que decrecen hay otras con un PIB superior al 5%.

Después de una serie de crisis macroeconómicas a mediados de la década de 1990, México emprendió reformas audaces, desde la liberalización de sus políticas económicas hasta la inversión en educación. Pero, si bien estos esfuerzos trajeron algunos beneficios, no lograron impulsar una productividad significativa y un crecimiento económico. El principal reto de la productividad mexicana es su desigualdad.

A pesar de las políticas existentes, México no ha crecido con la misma rapidez que otros países de la región, de hecho, ha sufrido una disminución de la productividad. Dada la solidez de las políticas vigentes, no es fácil comprender por qué el aumento de la productividad ha sido tan débil. Parte de la explicación podría ser que las empresas mexicanas han tardado en atraer tecnologías, Sin embargo, es poco probable que esa sea la única razón, ya que México claramente ha sido un destino interesante para los inversionistas extranjeros desde la década de 1990.

- Publicidad - HP1

imageUna explicación complementaria podría ser que las distorsiones y las imperfecciones del mercado han dado lugar a una mala asignación de los recursos entre las empresas del país. Existe un fenómeno en virtud del cual las distorsiones del mercado permiten que empresas menos productivas capten cuotas del mercado a expensas de empresas más eficientes. Además, hay cada vez más indicios de que esa asignación deficiente es de hecho un factor importante en torno al cual giran los problemas de productividad de México.

México tiene desigualdades que provocan la baja productividad, la corrupción y la formalidad son fenómenos que han dado lugar a la desigualdad de la riqueza entre los estados mexicanos, puesto que los inversionistas ven a unas entidades más atractivas que otras para desarrollar empresas. Dicha concentración económica no sólo se traduce en una distribución de la riqueza ineficiente, sino que, se da un uno poco productivo del capital y la tecnología. Por ejemplo, las empresas informales son generalmente menos productivas pueden vender más bienes, contratar más gente y atraer más capital que si fueran formales.

México requiere, lograr la productividad a partir de reducir la informalidad sino mejorar la distribución de los recursos y la riqueza a lo largo de México.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista | + posts

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.