Salvemos a la familia, cuidemos a nuestros hijos y evitemos que caigan en las garras de las drogas y de la corrupción.

FAMILIA. El núcleo familiar conformado por los padres e hijos, es sumamente importante para fortalecer la moral y las buenas costumbres de toda la familia. Permite que la familia se pueda desarrollar con una buena educación y de esa manera puedan salir avantes en cualquiera que sea su profesión. Pero cuando ese núcleo se divide es cuando la familia queda al garete y es cuando el pulpo llamado delincuencia organizada, se hace presente para obtener sus objetivos.

EDUCACIÓN. No necesariamente se tiene que tener poder económico para lograr salir adelante. Existen familias muy humildes cuyos hijos han logrado superar con creces los sufrimientos pasados. Pero también la pobreza provoca que los hijos e hijas busquen salir adelante a como dé lugar, sin importar como lo hagan. Lamentablemente en la actualidad los grupos delincuenciales son los primeros que logran cooptar a estos jóvenes que ni trabajan ni estudian.

- Publicidad - HP1

CLIENTES. Los hombres son atrapados por la delincuencia organizada para que les sirvan de sicarios y las mujeres para que se dediquen a la venta de las drogas que ellos controlan. Actualmente la droga de más venta y que más envenena a la juventud es el llamado “cristal”. Una droga sintética que originalmente era producida por un compuesto medicinal llamado metanfetamina de cristal y que actualmente fue sustituida por veneno para ratas, ácido muriático, ácido nítrico y una serie de sustancias altamente tóxicas que finalmente provocan la muerte a quienes la consumen.

AUTORIDADES. En nuestra ciudad la venta de este veneno llamado “cristal” día con día crece desproporcionadamente y hasta la fecha ninguna autoridad puede controlar o disminuir su venta, principalmente por la corrupción que impera en este negocio del narcotráfico. A los delincuentes lo único que les preocupa es obtener ganancias millonarias, la pérdida de vidas humanas para ellos es solamente algo sin valor, algo que se tiene que pagar para lograr enriquecerse.

CORRUPCIÓN. Como se explica usted que todo el sector oriente norte y sur, se encuentra invadido de puntos de venta de cristal principalmente y sea además la zona en donde ocurren más homicidios de mujeres y de hombres y que pese a ello, la autoridad preventiva principalmente no tenga detectado estos puntos de venta, pero sobre todo que no actúe sobre ellos pues operan sin ningún problema y esto desde luego no es porque los delincuentes sean muy astutos sino porque compran a las autoridades policiacas.

TRISTEZA. En nuestra ciudad principalmente, aunque es en todo el Estado, de manera continua se está desapareciendo y asesinando a hombres y mujeres jóvenes, algunas de ellas apenas adolescentes. Los motivos de que ellos o ellas pierdan la vida pueden ser múltiples, por ejemplo consumir drogas altamente adictivas como es la heroína, la piedra o el cristal, pero también debido a que como se trata de jóvenes que ni estudian ni trabajan, piden crédito para consumir drogas y al no poder pagar los asesinan sin miramiento alguno, dejando su huella para atemorizar a su clientela.

DROGAS. Las drogas más peligrosas son principalmente el cristal, la heroína y la piedra ya que son sumamente adictivas, por lo cual quienes las consumen se vuelven adictos y buscan por todos los medios conseguirlas e incluso llegan a pedirlas fiadas. Luego los delincuentes cuando ya les deben 300 o más cantidad de dinero empiezan a presionar para que les paguen y si no lo hacen deben pagar con su vida. Para estos asesinos no existe clemencia alguna y quienes los surten les exigen el cobro a como dé lugar o de lo contrario ellos pagan con su vida, por lo cual sin contemplación alguna asesinan a quienes consumen este tipo de drogas.

CONSUMO. Pero el problema más grave en el consumo de las drogas es la falta de atención familiar hacia estos jóvenes y jovencitas consumidoras. Los padres y madres de familia tienen que trabajar y no pueden estar al pendiente de lo que hacen sus hijos y peor en esta época de pandemia en donde los hijos se quedan solos en sus casas y el control familiar no existe. Se trata de un círculo vicioso en donde quien finalmente paga los platos rotos son los hijos de las familias que tienen la necesidad de trabajar para sobrevivir dejando a la familia al garete.

AMISTADES. Actualmente en este tipo de núcleo familiar nadie sabe qué hacen sus hijos cuando los padres trabajan y mucho menos conocen que tipo de amistades tienen. El problema de las familias separadas solamente deja a sus hijos sin protección y defensa alguna. Existen becas y otro tipo de ayuda para los jóvenes que lamentablemente dejan mucho que desear, sobre todo en este tiempo en que prácticamente quienes acudían a clases en cualquier nivel, no lo están haciendo y aunque la publicidad oficial dice muchas cosas, la verdad es que un porcentaje realmente bajo son quienes están tomando en serio las clases que se les imparten a través de los medios televisivos.

COLONIAS. En nuestra ciudad a pesar de que hay muchos policías recorriendo las colonias, en aquellas en que de manera continua ocurren levantones y asesinatos, rara vez se les ve o se les encuentra. Un joven que vive en Riveras del Bravo, nos comentaba que anteriormente sí se veían muchas patrullas recorriendo las calles pero de un tiempo acá ni siquiera acuden a dar un recorrido. Según dice es porque los policías tienen miedo ya que en varias ocasiones los han hecho correr. Eso de que tienen miedo los policías no se puede creer pero sí de que tienen algún arreglo con los delincuentes para no molestarlos en sus colonias.

INCREIBLE. Definitivamente el arreglo puede ser real, pues como es posible que todos los habitantes de estas colonias conozcan los puntos de venta de droga y los policías lo ignoren. Saben quienes se dedican a la venta de estupefacientes y en donde viven o quien distribuye la droga. Desde luego nadie habla ni comenta nada, mucho menos a los policías porque los desaparecen si llegan a decir algo. La falta de actuación drástica permite que en estas colonias del oriente norte y sur se encuentren inundadas de puntos de venta de drogas altamente peligrosas.

GUARDIA. Pese a que existe un buen número de elementos de la Guardia Nacional en nuestra ciudad, poco se ha sabido de ellos o por lo menos no están dedicados al combate del narcotráfico o ya les llegaron al precio. El Presidente de la República confía mucho en estos cuerpos policiacos, pero realmente ¿Qué han hecho en nuestra ciudad? Acaso cuidar los puentes internacionales y eso por que su comandante es el esposo de la actual administradora de la Aduana, pero de ahí en adelante nada y saben perfectamente de la gran drogadicción juvenil que existe en las colonias del oriente y poniente de nuestra ciudad.

INTELIGENCIA. Se dice que la Guardia Nacional tiene grupos de inteligencia, pero no lo han de ser tanto, ya que aquí siguen cayendo como moscas a diario hombres y mujeres ejecutados en sus viviendas o en la vía pública. Quienes tienen mucho trabajo de investigación son los elementos de la Fiscalía Estatal quienes pese a sus carencias ponen todo su empeño en sacar adelante las investigaciones de los homicidios que a diario ocurren en nuestra ciudad. Honor a quien Honor merece.

PADRES. Los padres y madres de familia, estén unidos o separados, por ningún motivo deben dejar que sus hijos, sobre todo los niños y adolescentes, se desaparezcan de sus hogares y no sepan en donde se encuentran. Debe tenerse sumo cuidado con las amistades que tienen, porque pueden ser una mala influencia para sus hijos e hijas. Deben poner un alto a quienes lleguen tarde o se queden fuera de sus casas, eso no puede ocurrir, pero sobre todo debe existir mucha confianza para que los hijos les transmiten a sus padres las dudas y preocupaciones que les incomodan, de otra manera está usted padre o madre de familia creando a un futuro delincuente o en su caso condenando a muerte a sus hijos e hijas.

ADN Pluma Invitada 2020
Arturo Ramírez Chávez

Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.